Intervención de Policabimas: ¿Peor el remedio que la enfermedad?

Las causas que justifican la intervención de este cuerpo policial fundado a mediados de los 90 del siglo pasado sobran, pero su aplicación en la práctica solo esta lesionando la Paz y Seguridad del pueblo de Cabimas, hoy víctima del incremento de las actividades delictivas agravada por la ausencia de los oficiales de seguridad ciudadana de Policabimas, muy a pesar del esfuerzo de los demás componentes que operan en los cuadrantes de seguridad.

Quien suscribe, tiene razones que justifican la “limpieza necesaria” de este cuerpo de seguridad que incluso he señalado, “hay delincuentes con chapa y rolo”, me consta el ajusticiamiento de muchos jóvenes, la “siembra” de drogas y la vinculación de “algunos” funcionarios con bandas ligadas al narcotráfico, robo de vehículos y sicariato entre otros.

Pero la conciencia que tengo de la existencia de “antisociales uniformados” me obliga a pensar y actuar con la razón para reconocer que así como hay funcionarios corrompidos, también los hay dignos, con vocación de servicio y eficientes.

En Febrero de 2011 unos funcionarios de este cuerpo de seguridad “me fabricaron” una causa judicial por una denuncia que se podía resolver policialmente ya que no habían pruebas y quien me acusaba se contradijo en tres declaraciones dadas en menos de una hora; fui torturado, enviado al reten policial de Cabimas y posteriormente presentado ante un tribunal por el Ministerio Publico.

Un funcionario sugirió “sembrarme” drogas y otro banalizo su idea porque según él: “este está muerto”.

Privado de libertad sin pruebas tuve que esperar un año para que comenzara el juicio y luego cuatro meses que duro el mismo para demostrar mi inocencia. Con una sentencia absolutoria en mis manos, venia con muchas ganas de demandar a todo el mundo; policía, fiscalía, medios de comunicación, a todo aquel que pensó, hablo y actuó en mi contra.

Pero la dinámica, la realidad y la vida me tenían otras tareas muy distintas que me superan en tiempo y espacio; estoy dedicado a mi pueblo en cuerpo, alma y espíritu porque eso forma parte de un pacto que hice con Dios y actualmente, creo que así como es necesaria la intervención del Policabimas, quienes la están realizando están perjudicando al pueblo porque como dije anteriormente; hay delincuentes con chapa y rolo pero no son todos.

Además, este cuerpo de seguridad es una dependencia del Gobierno Municipal que debe planificar y ejecutar el presupuesto para sus funciones administrativas y operativas, su comando está subordinado a la máxima autoridad local representada por el Alcalde.

Frente a esta situación es importante mencionar que, la reducción del ingreso del municipio por algunas medidas nacionales bien justificadas y que trataremos en otra oportunidad, también ha impactado a Policabimas.

Los interventores se han configurado en algo así como “la santa inquisición” porque actuando como todopoderosos paralizaron las actividades del comando, lo insubordinaron al Alcalde y sus sospechas de corrupción van mas allá del ámbito que les corresponde con el agravante del incremento de las actividades delictivas en todos los sectores.

Se convirtieron en un remedio peor que la enfermedad…







Esta nota ha sido leída aproximadamente 2141 veces.



Edwin Martinez Espinoza

Secretario General PPT Cabimas, Zulia.

 edwinmartinezespinoza@gmail.com      @edwinviene

Visite el perfil de Edwin Martinez Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: