Nicolás, cuidado con lo que digas o hagas…las hordas acechan

Vienen las hordas, cuidado, van arrasando con lo que encuentran a su paso, mejor si son servicios que atienden las necesidades del pueblo como la salud (CDI) o alimentación (MERCAL). Sedes del partido del pueblo (PSUV) que derrotó a la derecha en las urnas, recibieron lo que las hordas consideraron era su “merecido” y su conducta piromaníaca hizo que las llamas las arrasaran.

Pero lo más lamentable de todo es que las hordas también suman, hasta ahora, la pérdida de 7 vidas de personas que fueron ajusticiadas por el delito de haber cumplido el juramento que hicieran a Chávez de votar por Nicolás Maduro el 14 A.

El jefe de las hordas se ha encargado de alentarlas y tal como en la experiencia golpista del 2002, apelando a las mentiras, al engaño y a la manipulación han alentado el fascismo que bien sabe que está anidado en ellas.

Estas son las mismas hordas que en el 2002 asediaron la Embajada de Cuba, su jefe dirigió personalmente en aquellos días dicho asedio; las mismas que por poco lincharon a Ramón Rodríguez Chacín y a Tareck Williams Saab.

Son esas mismas hordas que apelando al fascismo alimentado por un odio secular a los pobres se niegan a aceptar hoy que un obrero, como Nicolás Maduro, derrotó en elecciones limpias y transparentes a su jefe que después de dos años de campaña por la Presidencia recibe la segunda derrota consecutiva del pueblo pobre y humilde, que después de Chávez se niega a que la derecha lo gobierne.

Esas hordas forman parte de una minoría absoluta de quienes electoralmente se opusieron en las urnas a la candidatura de Nicolás Maduro el 14 A, y hoy al igual que ayer desaprueban que Capriles irresponsablemente aliente la confrontación y la violencia en las calles. La conforman catires de rasgos caucásicos, gente “pensante”, chicos y chicas de “bien”, residentes de urbanizaciones clase media y clase media alta de las ciudades y en fin enemigos históricos de un “castro comunismo” que desde el 1998 llegó con Chávez y hoy amenaza con quedarse con Nicolás Maduro y con el apoyo irrestricto del pueblo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2209 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad