Julián Conrado también quiere vivir y vencer

Es un ser humano, cantautor y revolucionario, con una suma de años de lucha sobre su hoy adolorido cuerpo. Es de esos que cuando el imperio arreciaba sus acciones criminales contra la guerrilla salvadoreña, montaba una acción en Colombia para que los soldados gringos se vinieran por estos lares.

     Julián Conrado, revolucionario sin grado de comandante, también quiere vivir, luchar y vencer. A pesar que los medios del sistema público en nuestro país no le dan cabida a sus deseos de seguir vivir viviendo. Por supuesto, los grandes medios privados tampoco le permiten decir ¡Viviremos y Venceremos!

     A través de Aporrea nos enteramos que Conrado, por medio de un humilde soldado venezolano, logró escribirle al mundo un mensaje, dentro del cual queremos destacar el siguiente fragmento: “… el Comandante Chávez sabe perfectamente que ninguna razón de Estado puede estar jamás por encima de los derechos inherentes a la persona humana y los principios revolucionario; sabe además el camarada Chávez, que esa decisión no tendría otro significado que el de la tortura y la muerte; y el Che lo dijo muy claro: “la cualidad más linda de un revolucionario es sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo”.

     De todas maneras quiero que sepan, que sea lo que sea, ni me rendiré  ni traicionaré; definitivamente el corazón no me deja otra opción: donde esté y como esté seguiré siendo fiel a la hermosa causa de la paz con justicia y con amor. Bueno… es que ya lo dijo mi hermano Alí Primera: “No solo de vida vive el hombre”.”

     Sabemos que el camarada Julián Conrado está muy delicado de salud. Sufre de la próstata. Hacemos esta referencia porque días atrás, el camarada Chávez pidió a los tribunales venezolanos que fuesen condescendientes con algunos de los delincuentes vinculados a la política que hoy cumplen sus condenas, y que sufren quebrantos de salud. Uno de ellos precisamente con problemas en la próstata.  Válido y humanitario el gesto del Presidente.

     En el caso del camarada Conrado, Chávez no tendría que pedir la compasión de los jueces, sino simplemente ordenar que liberen al cantautor revolucionario. Salvo que la próstata de un señor que ordenó disparar contra el pueblo tenga más valor que la próstata de quien lucha por salvar al pueblo de quienes disparan contra él.

     El camarada Julián Conrado quiere seguir vivir viviendo, y venciendo, sólo que depende del gobierno bolivariano de Venezuela, este gobierno del poder popular, si lo entrega al gobierno de la oligarquía santanderista, presidido por Santos en Colombia, quien lo espera del otro lado de la frontera para incluirlo en su lista de víctimas, o cumple on su papel de revoluionario internaconala: le binda cobijo y le permite seguir vivir viviendo en libertad.

La solidaridad internacional, practicada desde los tiempos de Bolívar en nuestr patria, nos obliga a una decisión.

No soy amigo de cerrar mis artículos con consignas, pero en esta oportunidad me permito dos:

¡Viva Chávez!

¡Abajo el culto a la personalidad! 

psalima36@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2603 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a127532.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO