Docencia amena

Francisco de Miranda en tres momentos históricos de vital importancia

Este 28 de marzo se cumple el 274to aniversario del natalicio del Precursor de la Independencia de Hispanoamérica Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez Espinoza en Caracas, Capitanía General de Venezuela, recordándosele como una de las figuras de gran impacto en el proceso separatista de la España imperial.

Ante significativa fecha y en la cual en este 2024 las instituciones educativas no prestan servicios por estar de asueto de acuerdo al calendario escolar por la sencilla razón de respetarse la Semana Mayor hemos preparado el siguiente material que como miembro de la Sociedad Bolivariana de Venezuela y del Comité Permanente de Formación para la Soberanía Nacional (antigua Instrucción Pre Militar) alcanzando su 44to aniversario ese mismo día nos permite hacer llegar a todo público, especialmente, los amantes de la patria bienhechora a un Francisco de Miranda visto en tres momentos.

Ayer

Miranda, hijo del comerciante y capitán de milicias español Sebastián de Miranda Ravelo, de origen canario y Francisca Antonia Rodríguez de Espinoza, venezolana con ascendencia igual canaria pero de tradiciones hebreo judías es el hijo primogénito de 10 hermanos. La unión de ambos padres se produjo en la Catedral de Caracas en 1749, un año antes del nacimiento del prócer caraqueño a quien se le considerará el "primer venezolano universal".

Estudia en la Universidad Central de Venezuela pese a no formar parte de una sociedad donde los blancos peninsulares y blancos criollos adquirían los mayores privilegios creándose así discriminaciones entre senos familiares.

Con el tiempo el papá de Miranda hará fortuna y llegará a ser propietario de varios inmuebles. Para esa época la discriminación hacia los canarios sin títulos de nobleza o blancos de orilla recién llegados formaban cierto número de grupos de acuerdo a sus costumbres, trato y nivel. De allí la razón Miranda deba ausentarse a partir de 1771 de su tierra natal dado que los mantuanos no reconocieran en su padre a un hidalgo español y, por ende, menos la de un hijo portando uniforme militar.

Estando en tierras extranjeras, es en Madrid donde Miranda adquiere sus primeras impresiones ausente de Venezuela y en la cual comienza a forjar una personalidad que lo harán característico de todo ser intelectual gracias a su biblioteca personal. Empezó a tener numerosos libros en una época prohibidos por la Inquisición. Entre esas primeras lecturas se lleva su tiempo cultivando las matemáticas, arte militar, historia, religión, filosofía y literatura. También mejoró en idiomas como italiano, francés e inglés; además de griego y latín.

Al servicio de la corona de España, siendo capitán, participa en la acción de Melilla frente a los moros desde el 9 de diciembre de 1774 al 19 de marzo de 1775.

El 8 de mayo de 1781 triunfa en la batalla de Pensacola, territorio de la Florida española frente a las tropas estadounidenses. Miranda allí fue ascendido a teniente coronel tratándose de un oficial comprometido al planificar la batalla y estudiar el terreno.

Luego del fracaso de invadir Jamaica por fuerzas españolas y la Inquisición persiguiéndole en tierras norteamericanas Miranda realiza un estudio personalizado sobre sus defensas militares en el que demuestra un conocimiento amplio sobre el desarrollo del conflicto estadounidense y sus circunstancias.

En 1787 conoce a la zarina rusa Catalina II, La Grande, a quien le parece muy interesante los proyectos de liberación en Hispanoamérica. Obtiene de ella un salvoconducto con lo cual puede transitar libremente en Europa.

Para 1791 formó parte activa de la Revolución Francesa y combate en las batallas de Argonne, Wargemoulin, Amberes, Lieja, Tongres, Paliemberg y Valmy. Logró el título de Mariscal de Francia. Su nombre quedó grabado en el Arco Triunfal de París como uno de los héroes al defender ese país del avance del ejército prusiano.

En 1806 gracias al apoyo de ingleses y estadounidense Miranda inicia la arriesgada expedición de liberar Venezuela, inspirado en los procesos de independencia de Estados Unidos y la Revolución Francesa a bordo de las goletas Leander, Bacchus y Bee. Trae consigo una bandera y un proyecto pero frente a Ocumare de la Costa la defensa española toma dos de los navíos hasta escoltarlos a Puerto Cabello. Miranda huye a Trinidad y Tobago y se reagrupa hasta llegar el 3 de agosto a la Vela de Coro con el pabellón nacional.

Tras los movimientos del 19 de abril de 1810 recibe la visita de los venezolanos Luis López Méndez, Andrés Bello y Simón Bolívar quienes le invitan sumarse a la causa de independencia. El 5 de Julio de 1811 es uno de los firmantes del Acta de Independencia siendo diputado por El Baúl, provincia de Caracas. Asume con el grado de Generalísimmo el ejército republicano en 1812. Participa en las primeras refriegas entre republicanos y fieles a la corona de España en las cercanías de Valencia, en un sitio conocido hoy como El Morro. Miranda acude en auxilio del Marqués del Toro y tiene bajo su mando a jóvenes de la talla de Francisco Salias, Simón Bolívar y Antonio José de Sucre. Sin embargo la falta de organización y disciplina en las filas republicanas lo llevarán a capitular ante las fuerzas realistas.

Hoy

Gracias a esos ideales y valores en aras de la libertad de los pueblos oprimidos del continente americano mediante el proyecto Colombeia, Miranda es uno de los próceres de habla hispana más influyentes y necesarios a tomar en cuenta en las cátedras de estudios sobre historia, con mayor énfasis, de Venezuela. No solo plazas, avenidas, calles e institutos llevan su nombre y apellido en las principales ciudades y pueblos del país. Además de un estado, varios municipios y parroquias en la Venezuela Bolivariana Miranda se convirtió en uno de los satélites de comunicaciones cuya función es fotografiar con alta resolución el territorio nacional para efectos de custodia y asimismo para la utilización de sus propiedades y beneficios agrícolas. También Miranda es una de las grandes misiones sociales creadas por el propio Comandante Supremo Hugo Chávez: la milicia. Por si fuera poco, todo lo que concierne a nuestro espacio territorial marítimo lleva por nombre Francisco de Miranda. El conjunto de islas o islotes conocidos como dependencias federales agrupadas en los archipiélagos de Aves, Los Roques y la Orchila ciertamente con modesta población y presencia militar desde su creación en 2011 indica que Venezuela no limita al norte con el Mar Caribe sino con aguas internacionales.

Siempre

Cuando hoy nos toca hablar de Francisco de Miranda frente a jóvenes de Media General o público universitario su pensamiento cobra indescriptible vigencia. Difícil resumir su epopeya en unos pocos minutos. La vida segmentada de aquel hombre puede distinguirse en cada patriota que mantiene el sueño de traer la libertad plena y la seguridad absoluta a tierra firme. Miranda supo valorar la importancia de contar con patria una vez se llega a este mundo. El caraqueño no escatimó esfuerzo alguno por defender todo suelo heredado por aquellos nacidos bajo la opresión de naciones esclavizadoras, hambreadoras y explotadoras de los recursos propios.

Su ideal político perdura en naciones libres e independientes en América. Hablamos de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Panamá, naciones libertadas bajo la espada de Bolívar quien continuara ese pensamiento junto a otros próceres de la talla de San Martín (Argentina) y O´Higgins (Chile) la impronta tarea de romper las cadenas de opresión del yugo español.

Al pararse frente a alguno de los monumentos mirandinos el compromiso se hace ineludible. Se tiene que tener vergüenza por defender los designios de la patria. Los intentos vividos actualmente por desmembrar territorialmente, moralmete y poblacionalmene a Venezuela por parte de sectores políticos criollos al servicio de sus intereses personales y a favor de las transnacionales nos lleva a una profunda reflexión de los valores de identidad nacional, respeto a los símbolos patrios y el reconocimiento de cada uno de los esfuerzos independentistas realizados por hombres y mujeres que derramaron hasta su sangre para otorgarnos la libertad y actuar ante el mundo de manera independiente y soberana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1662 veces.



Brígido Daniel Torrealba


Visite el perfil de Brígido Daniel Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Cultura y tradiciones