Las pastas también presentan fechas vencidas

Denuncian que Clap de Catia La Mar vende pasta con los logos de la ayuda humanitaria

Denuncian aue cajas del Clap de Catia la Mar trae pastas de la ayuda humanitaria

Denuncian aue cajas del Clap de Catia la Mar trae pastas de la ayuda humanitaria

Credito: Agencias

Una vecina del sector Negro Primero, en la Prolongación Soublette de la parroquia Catia La Mar, uno de los espacios más poblados del estado Vargas, compró su caja de alimentos que venden los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). El costo de la caja, un programa bandera que lleva a cabo el gobierno de Nicolás Maduro, fue de 4.000 bolívares, un precio subsidiado para los productos vendidos: harina de maíz, leche, granos, aceite, arroz y pasta, mayoritariamente importados de Turquía y México.

Sin embargo, en esta entrega, algo llamó la atención de los vecinos. "La pasta larga no era de las marcas que siempre vienen, sino que el empaque decía Usaid, y yo vi eso y me sonó a gringo, lo que es extraño, porque los gringos son los que nos tienen el bloqueo de los alimentos. Pensé que era un error y se lo dije a mi jefe de calle, pero ella me dijo que eso no significaba nada. Pero mi hija, ella estudia bachillerato, me dijo que eso era un sello de comida que mandan para ayudar. Entonces no entiendo por qué la venden, así nos la vendan bien barato", explica la mujer, que pide no identificarse, porque la pueden sacar del censo de venta de comida, mientras enseña el empaque de pasta larga.

En efecto, el empaque de la vecina, simpatizante del oficialismo, muestra claramente la identificación de la Usaid, las siglas en inglés para la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo, despacho que da apoyo al World Food Programme (WFP), el programa de la Organización de las Naciones Unidas que distribuye alimentos para apoyar el desarrollo en países pobres, refugiados de larga duración y personas desplazadas.

No For Sale (No para la venta) puede ser leído en los empaques de la pasta larga vendida a través de los Clap en el oeste del estado Vargas. Foto: Nadezka Noriega

"Eso debe ser un error. Esta comida no debería ser vendida en los Clap. En todo caso, hay personas en barrios más arriba, en San Rafael de Cocuy, que están pasando un cable. Seguro esos le agradecen que le regalen esta pasta. Por cosas como esta es que después nos descosen, pero yo quiero hacerlo público para que no siga pasando. Alguien vivo se está aprovechando de esta crisis", argumenta la mujer.

El hecho es que en la venta de las últimas cajas de alimentos por parte del gobierno nacional a familias de diversos sectores populares de la parroquia Catia La Mar, como de la Prolongación Soublette, Ezequiel Zamora y La Roraima, entre otros, la pasta larga viene empaquetada en bolsas que clasifican al alimento como una ayuda, que además no debe ser vendida, relacionada directamente con el World Food Programme (WFP).

Una ayuda de Turquía

A pesar de estar plenamente identificadas con programas de ayuda humanitaria, las pastas vendidas en la caja Clap provienen de Turquía. Así lo asegura el propio envoltorio, que advierte que la empresa que fabrica la pasta es OBA Makarnacılık San. ve Tic. A.Ş., una de las empresas productora de alimentos derivados del trigo más grande de Turquía y cuya marca es una de las de mayor importación en los almacenes que la empresa Salva Foods, encargada de la recepción y embalaje de alimentos para las cajas Clap, que funciona en los almacenes del Puerto de La Guaira.

Productos de la empresa turca OBA Makarnacılık San. ve Tic. A.Ş, son comunes en las cajas Clap. Lo que sorprende es el sello que la denomina como una ayuda. Foto: Nadezka Noriega

La empresa Oba es aliada estratégica de la WFP, que busca alianza con diversos sectores para garantizar el financiamiento y donaciones, ya sea en dinero o en productos.

De hecho, en la página www.obamakarna.com.tr se informa que Oba desarrolla Programas de Responsabilidad Social, entre los apoyos destacan Make A Wish Foundation y con la WFP.

Lo que no está claro es si esa comida que llega de Turquía lo hace como una donación del gobierno de Erdogan en apoyo de Nicolás Maduro o si forma parte de algún contingente de ayuda humanitaria.

"Pasta, granos y arroz es lo que más llega a la bodega. Nosotros no sabemos de dónde viene esa comida o si es ayuda humanitaria o no. Lo que sí es que todo viene de afuera. Si es ayuda o hay que pagar, nosotros desconocemos", asevera un empleado de Salva Foods, que no puede identificarse por las estrictas normas de confidencialidad que maneja la empresa con los trabajadores que contrata para el puerto guaireño.

Pasta vencida hace cinco años

Otro detalle que pudieron constatar los vecinos de Catia La Mar, que adquirieron cajas durante las dos últimas semanas, es que la pasta, además de formar parte de un programa de apoyo, estaba vencida. Así se pudo constatar al observar la fecha de vencimiento impresa en cada empaque.

Pasta vencida desde 2014 y con logos de la Usaid han sido vendidas en las cajas del Clap. Foto: Nadezka Noriega

"Me vendieron seis empaques de pasta vencida. Como si fuéramos animales. Cómo que no importara nuestra realidad y nuestra necesidad. Uno compra esta caja por necesidad, para rendir la plata y garantizar la comida, pero no para recibir algo que ya no sirve. Vencido desde hace casi cinco años. Entonces uno reclama a los jefes de calle y dicen que uno es un grosero o un malagradecido y te quieren sacar del censo por quejarse, pero estas irregularidades se tienen que saber, porque si no, no se van a solucionar", agrega una vecina de la entrada del sector Marapa – Marina, zona donde fueron vendidas las cajas con los empaques de pasta con estas características.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 16491 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/n344865.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO