El cumpleaños de Neco

Recién en noviembre asistí al cumpleaños de Manuel José Quijada Mayz (Neco) mi hermano (No Manuel Quijada el candidato presidencial) es el abogado Manuel quien cumplió 50 años, medio cupón como dicen, bien llevados, por cierto. Fui desde Maturín hasta Sabana de Catuaro en el Estado Sucre a 140 kilómetros. En otros tiempos realizar este recorrido era rutinario, hoy es casi extraordinario, implica planificar una serie de cosas que van desde decidir cuál es la ruta más segura y hasta el horario, por cuestiones de seguridad, pues la troncal 10, así llamada, que va desde Maturín a Carúpano al transitarla da la sensación que estás en un territorio en guerra; militares, policía y Guardia Nacional están apostado cada cierta distancia en la carretera para custodiar a personas y bienes; ya que a toda hora acurren atracos por bandas criminales que generan angustias en los usuarios de esta transitada vía. También pasa en otras carreteras del país.

Pero más allá de esto lo importante es resaltar aquí, que Neco fue agasajado, y de qué manera por toda su familia; detalle que actualmente cobra un valor extraordinario, pues ante los embates de una voraz crisis, las relaciones familiares se configuran como un referente moral que da refugio para enfrentar las adversidades y hacer momentos vivibles como esta fiesta de cumpleaños, es en la familia como institución social, donde se generan las fuerzas necesarias para sobrellevar las vicisitudes y generar lazos fuertes de solidaridad y compromiso entre sus integrantes.

Todo estuvo dispuesto al detalle, no faltó absolutamente nada y sobró todo, desde la buena música, buena comida, la torta de cumpleaños, la decoración, el brindis en fin todo fue bien concebido y planificado y lo que no estaba planificado se dio por sí solo, así funcionan las cosas cuando se hacen desde el amor. Se entiende que todos los días en Venezuela se dan fiestas como la de Neco y eso se valora como la oportunidad de compartir, de entender que hay otra forma de mirar la realidad que son más las personas de bien, que son más las familias que celebran la vida con entusiasmo y determinación, con la esperanza de que el bien prevalecerá sobre el mal. Son más las familias como la de Neco que fortalecidas en moral dicen no a la violencia y no a la corrupción, que con el trabajo digno se volverá a celebrar las cosas que en cualquier sociedad sana es común sin hacer mayores esfuerzos.

Dio tiempo hasta para conversar amenamente con Manuel, sabes que en ocasiones abordar al agasajado en su fiesta es un poco complicado, por la misma naturaleza de la celebración. Pero Neco como buen abogado conversador, así es siempre, que en su oratoria establece una mezcla de anécdotas con un ameno estilo filosófico y buen humor. Me contó de la experiencia de un conocido suyo que presenció las palabras del poeta Andrés Eloy Blanco que haciendo gala de su personalidad polifacética y espontaneidad humorística; en la oportunidad de unos reconocimientos que hacían en el congreso a políticos de la época; en su derecho de palabra. Expresó: "En la antigüedad se colgaban a los ladrones en una cruz, hoy se cuelgan cruces en los cuellos de los ladrones" hasta ahí y que llegó el acto solemne.

La fiesta estuvo buena y la conversación también; larga vida a Neco y orgulloso de la estirpe de Andrés Eloy Blanco.

 

fcoquijada72@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 419 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a272941.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO