Para analistas norteamericanos Chávez ya ganó

Analistas consideran que EEUU debe aprender a "vivir" con Chávez y entender América Latina

Estados Unidos debe ocuparse de los problemas de América Latina y sobre todo aprender a "vivir" con Hugo Chávez si pretende contrarrestar la influencia del mandatario venezolano en la región, estimaron analistas.

Los expertos en Estados Unidos recomiendan a Washington que fortalezca sus relaciones con los países latinoamericanos como forma de compensar el protagonismo del mandatario venezolano. "Estados Unidos necesita enfrentar los problemas subyacentes de desigualdad y pobreza que alimentan el atractivo de Chávez. Restaurar el liderazgo estadounidense requerirá un cambio significativo en la forma en que Estados Unidos expresa su visión de la región andina y de América Latina en su conjunto", señaló un reciente informe del privado Consejo de Relaciones Exteriores de Washington, titulado "Viviendo con Hugo".

"Luego de la elección presidencial de diciembre de 2006, el gobierno de Bush debe ofrecer sostener conversaciones (...) con funcionarios venezolanos en una variedad de asuntos bilaterales específicos, como seguridad fronteriza, energía, drogas y salud pública. Este gesto (...) ayudaría a demostrar a la región que Estados Unidos intenta trabajar de manera pragmática con Caracas, pese a la retórica de Chávez", añadió.

Así Estados Unidos "gana en cualquier caso: sea que Chávez acepte o rechace la apertura de Washington hacia la paz'", concluye el estudio.

Para Michael Shifter, vicepresidente del centro de estudios Diálogo Interamericano, "Estados Unidos está actuando mejor con Chávez últimamente".

"Una relación de enfrentamiento no ha funcionado. Una retórica dura es entrar en el juego de Chávez. Lo que Estados Unidos debería hacer es tener un mayor compromiso con América Latina y con los aliados naturales. Por lo tanto, los TLC con Perú y Colombia son obvias oportunidades para responder a Chávez", dijo Shifter a la AFP.

Por su parte, el Consejo de Asuntos Hemisféricos también pide un cambio en la política estadounidense hacia Venezuela, al criticar las posturas de la Casa Blanca.

En un informe divulgado el jueves, este centro de análisis indicó que los comentarios contra el gobierno venezolano por parte de la administración Bush, "cuya política latinoamericana puede compararse sólo con Irak por su irrelevancia y la ausencia de todo profesionalismo, tampoco ayudan mucho".

En un año marcado por fuertes declaraciones de Chávez en la Asamblea General de la ONU en septiembre, cuando llamó a Bush "diablo", "tirano" y "mentiroso", y por la campaña de Estados Unidos para evitar que Caracas asumiera un lugar no permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, muchos dudan de las posibilidades de que se produzca un cambio después del domingo.

El ex subsecretario de Estado para las Américas, Peter DeShazo, director del programa para las Américas del Centro para Estudios Internacionales y Estratégicos, dijo a periodistas que no ve nada que venga de Caracas "que indique un deseo de extender una rama de olivo" a Estados Unidos.

Asimismo, "es extremadamente difícil" la cooperación entre Washington y Caracas "en un ambiente en el que el presidente de Estados Unidos y Estados Unidos mismo son denunciados diariamente como el origen de todos los males, y las acusaciones de que trata de subvertir a Venezuela aparecen todos los días", consideró.

Los últimos comentarios y anuncios de uno y otro lado, tampoco auguran cambios.

En rueda de prensa el jueves, Chávez volvió a referirse al mandatario estadounidense.

Bush "se cree el amo del mundo y no es amo ni en su casa. Fíjense el tremendo nocaut que le han dado. El debería renunciar", señaló al referirse a las recientes elecciones legislativas en Estados Unidos en la que se impuso la oposición demócrata.

Del otro lado, la última decisión de Washington con respecto al país caribeño fue el nombramiento el lunes de Norman Bailey como jefe de una "misión" de inteligencia para Cuba y Venezuela.

Existen solo dos cargos similares en la estructura de la inteligencia estadounidense, destinados uno a Irán y el otro a Corea del Norte, dos de los países que la administración Bush incluyó en su "eje del mal".

AFP



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4898 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n87335.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO