Entrevista a Thony Navas, Directivo de Sirtra Salud Dtto Capital

“Es inaudito que un presidente obrero permita a un patrono de la salud ser a la vez “representante sindical” de los trabajadores”

El Presidente de Sirtrasalud Dtto. Capital Thony Navas

El Presidente de Sirtrasalud Dtto. Capital Thony Navas

Credito: Archivos

Caracas, 1 de junio de 2013.- En la actual etapa de la revolución, que con la desaparición física de su principal líder, el comandante Hugo Chávez; los resultados electorales del 14 de abril; el acercamiento entre el “gran empresariado” y el alto gobierno; el audio “montaje” de Mario Silva y otros acontecimientos recientes no menos importantes, conforman un cuadro político que adquiere cada vez más una inusitada complejidad que, inevitablemente, necesita para conjurar los peligros, acechanzas y amenazas de sectores de la reacción fascista, ser analizado y desentrañado por el pueblo trabajador en su condición de auténtico protagonista del proceso de cambios revolucionarios. De allí la intención de esta entrevista.

Estamos con Thony Navas Nieves, militante revolucionario con décadas de activismo político, directivo sindical de Sirtra Salud Dtto Capital, ahora, productor y conductor del programa radial TRIPALIUM, MEMORIAS DE LA CLASE, que se transmite los jueves a las 4 pm por la emisora AL SON DEL 23, 94.7 FM . Con el cual conversaremos sobre los temas arriba mencionados, y adicionalmente, sobre el rol de los trabajadores en esta controvertida etapa del proceso y acerca de la discusión de La Normativa Laboral del Sector Salud

Aporrea. Org: Para iniciar con una pregunta obligada. Como observas la actual coyuntura de la Revolución Bolivariana?

TN: En efecto, tal como se desprende de esos acontecimientos mencionados por ustedes antes de la formulación de la pregunta, la Revolución Bolivariana esta atravesando una etapa compleja y llena de incertidumbres. La pérdida física y prematura de un liderazgo insustituible como el de Chávez, con una conexión dialéctica tan grande con el pueblo venezolano, de quien además gozaba de su absoluta confianza, no es poca cosa.

Es un hecho humano y político terrible, que para ser consecuentes con su legado tenemos el deber de superar. Estamos convencidos que la vía para superar ese duro golpe en lo político, la planteó con mucha agudeza y sabiduría el propio presidente Chávez en aquella alocución del 8 de diciembre pasado, cuando propuso al pueblo el nombre de Nicolás Maduro como su posible sucesor, bajo el método de GOBERNAR CON EL PUEBLO, dejando claro así la aplicación en lo sucesivo del principio de DIRECCIÓN COLECTIVA para la conducción revolucionaria en la nueva etapa que se abría, principio este resumido en la consigna: TODOS SOMOS CHAVEZ. Esto último debemos siempre tenerlo muy presente.

En cuanto al resultado electoral del 14 de abril, debemos decir que en eventos anteriores a la elección presidencial del 7 de octubre y para esa misma fecha, ya se venían produciendo evidentes descensos en la votación popular por la opción revolucionaria, lo cual es fácilmente demostrable con una revisión histórica electoral a partir del 2007. Incluso, eso llevó al presidente Chávez a realizar algunas reflexiones públicas en un gabinete ministerial que fueron recogidas en el folleto GOLPE DE TIMÓN. Ahora bien, los resultados del 14 de abril, sin caer en fatalismos pero con mucha sinceridad y sin adornar las cosas, hay que reconocerlos como uno verdadero traspiés. Eso sí, teniendo muy claro, sin dudas de ningún tipo, que efectivamente ganó la alternativa revolucionaria.

APORREA.ORG: ¿Cuáles, según tu opinión, fueron las razones de este “traspiés”?

TN: Creemos que son varias las razones, las podemos dividir en dos grandes ordenes : primero, las de carácter coyuntural como: el desabastecimiento, el acaparamiento y la especulación de los alimentos, la crisis y sabotaje al servicio eléctrico nacional; la inconsulta e inoportuna devaluación del Bolívar que afecto el poder adquisitivo de los que vivimos de nuestro trabajo; la torpe y frívola campaña electoral que impidió darle concordancia al programa revolucionario con el inmenso dolor dejado por la muerte del Camarada Chávez y los grandes sentimientos de amor manifestados por el pueblo en sus exequias. La segunda, que podríamos definir como las razones Estructurales y Acumuladas, entre las cuales podemos mencionar: la Imposibilidad de la dirección revolucionaria de impulsar las transformaciones del aparato estadal y por consiguiente una lucha genuina y consecuente contra la corrupción, el burocratismo y otras lacras características de la vieja cultura institucional burguesa. En este aspecto, uno de los errores fundamentales de la dirección revolucionaria, que a nuestro juicio genera tremendas distorsiones es la pretensión de hacer ver que el estado venezolano, estructuralmente reaccionario, corrompido y excluyente, sea el eje central de la construcción socialista y no el poder constituyente; la no activación del sujeto constituyente para encarar la diversas problemáticas políticas, sociales, económicas, etc., que se presentan en la transición al socialismo, frenando así su voluntad de cambio, estableciéndose mas bien con este una relación a partir de viejas y perversas formulas clientelares, tutelares y cupulares que desfiguran y merman el principio de la participación protagónica; la presencia de un partido “Socialista” policlasista cuyo papel ha sido fundamentalmente el de un apéndice del viejo estado burgués (al que hemos debido transformar), más que el de una auténtica dirección revolucionaria o vanguardia del pueblo, tan es así, que los cuadros de dirección del partido son los mismos gerentes del Estado, con toda su perspectiva discrecional, jerárquica y prepotente por lo cual es imposible que el partido pueda ejercer junto al pueblo trabajador una función contralora o transformadora del viejo estado y de la sociedad. Al contrario, ese sus militantes terminan siendo ”transformados” por la inercia de la cultura estadal y partidaria (que son prácticamente lo mismo), en vulgares funcionarios subordinados y alienados a visiones meramente pragmáticas, instrumentales y utilitarias matándoles su potencial de agentes críticos, creativos y subversivos.

APORREA.ORG. ¿Qué te pareció el encuentro del gobierno con los empresarios?

TN: Con respecto a hechos como el encuentro entre los empresarios (particularmente del grupo Polar) y el alto gobierno. No cuestionamos que se realicen los mismos, sino sus resultados. Porque es verdaderamente ridículo y ambiguo denunciar públicamente como acaparadores, saboteadores y desestabilizadores a estos empresarios, como en efecto lo son, para luego en el marco de dicho encuentro, terminar aumentando el precio de la carne, el pollo, la leche y sus derivados, en un 20 por ciento. Así como también exonerar indiscriminadamente a todos los productores del sector primario del área alimenticia del pago de impuesto sobre la renta, e incluso, reducir los controles del estado en el sistema de distribución de alimentos del país y en la entrega de divisas.

Además, se percibió como una fanfarronada cuando previo a este encuentro el Presidente Maduro expreso públicamente que LE DIRIA CUATRO VERDADES a Lorenzo Mendoza, y al final, este terminó exhortando al gobierno a que los dejaran “producir en paz”, retándolos también a que les entregaran las empresas del Estado para hacerlas “verdaderamente productivas y rentables”. Después de las medidas tomadas tras los encuentros con los empresarios y de algunas declaraciones como las del ministro Merentes, quedó en el ambiente que la política mantenida hasta hace poco por el gobierno del Presidente Chávez hacia estos grupos empresariales, era rígida y equivocada por las altas dosis de “ intervencionismo estadal” con sus “perjuicios revolucionarios” de “excesivos controles” y mecanismos “coercitivos”, los cuales evitaban una mayor productividad por parte de los “pobres empresarios”. Ojalá dichas medidas no sean el presagio de un viraje a la derecha.

APORREA.ORG Pero entonces, en tu opinión ¿cuál ha sido la respuesta de la dirección revolucionaria para encarar estas circunstancias?

TN: Nos preocupa mucho que a pesar de este complejo cuadro político, la dirección revolucionaria no haya convocado desde el principio a las bases populares a un debate franco y profundo ni del resultado electoral, ni del tema alimentario, ni de tantas acechanzas y debilidades que confronta el proceso revolucionario, que no se pueden seguir ocultando. La dirección revolucionaria ha intentado responder reactivamente y con cierto grado de efectismo a través del llamado GOBIERNO DE CALLE, que cómo nos gustaría que fuera más bien LA CALLE AL GOBIERNO, lo cual no es un simple juego de palabras sino una aspiración constituyente.

Apenas en estos días fue que convocaron a reuniones con los partidos aliados. Con lo cual se visualiza, o bien, una falta de reflejo político hacia el Pueblo y los aliados o creer que “se la están comiendo”. Ya han advertido la gravedad de la situación, intelectuales revolucionarios como Vladimir Acosta; Luis Brito García, Maríadela Linares, Javier Biardeau y la plataforma PATRIA SOCIALISTA, pero al parecer toman solo de estos lo que les conviene, sin pararle a lo sustantivo de sus planteamientos, cuando no los desestiman totalmente.

En la dirección revolucionaria prefieren hacer “balances chucutos” y unilaterales sobre temas como el descenso del resultado electoral, por ejemplo, cuando se afirma de manera ramplona que fueron producto de “la tristeza del pueblo”, explicación que constituye una verdadera ofensa a la inteligencia del mismo y de la militancia revolucionaria. Evadiendo así el debate de fondo y sus responsabilidades.
Por otro lado hacer estas críticas y discutirlas abiertamente, no significa en modo alguno que nos “autoflagelemos”, sino reivindicar la responsabilidad y condición ética que debe caracterizar a un verdadero dirigente revolucionario al reconocer fallas o una grave situación, a menos que se pretenda cultivar aquel infame proverbio adeco el cual reza: “los trapos sucios se lavan en casa”, asumiendo así cínicamente complicidades y perversiones. Esto es, hacer política al viejo estilo demócrata burgués de guardar silencio y las apariencias sin decir las verdades, “echando la basura debajo de la alfombra” mientras “la procesión va por dentro”. Estilo éste en el fondo rechazado por el pueblo, por su gran carga pragmática e hipócrita, señales indiscutibles de decadencia. Otra cosa es que el pueblo trabajador no necesita de figuras paternalistas ni de “protectores” ni de “salvadores”, su relación con Chávez siempre fue a partir de una dialéctica permanente y de un mutuo reconocimiento entre un pueblo PROTAGONISTA y su líder indiscutible. Además en este terreno hay que tener presente aquella vieja consigna que reza: LA EMANCIPACION DE LOS TRABAJADORES SERÁ OBRA DE ELLOS MISMOS.

APORREA.ORG: ¿Qué nos dices de la situación de la Clase Trabajadora en este contexto?

TN: Tendríamos que estar locos para no reconocer los avances indiscutibles en las condiciones de vida y en derechos que ha obtenido la clase trabajadora a lo largo de la revolución Bolivariana; de la gran diferencia existente entre los trabajadores venezolanos y los trabajadores de otras partes del planeta, como por ejemplo de Grecia, España, Portugal, Italia y otros países del sur de Europa, de Asia, de África al igual que de los Estados Unidos, a quienes el capitalismo ha convertido en parias, pulverizándoles y mercantilizándoles sus derechos, condenándoles a una vida miserable.
Ahora bien, las legítimas aspiraciones a mejores condiciones de existencias que mantienen las trabajadoras y los trabajadores venezolanos mediante sus luchas y reclamos no pueden encontrar impedimento o freno en su comparación con la situación paupérrima de otros pueblos del mundo, por que las mismas se explican por la dinámica histórica política propia. Así como también, por los cambios revolucionarios que todavía no se han efectuado, junto a los peligros de una regresión y restauración burguesa; por la gran deuda social acumulada en siglos de sojuzgamiento y opresión; y sobre todo por las grandes expectativas generadas por la revolución bolivariana, particularmente en el pueblo trabajador, por ver realizado su verdadero protagonismo en el proceso. No puede haber ningún argumento auténticamente revolucionario que pretenda contener estas expresiones de lucha de clases que vivimos a lo interno de la revolución. Los trabajadores y trabajadoras venezolanos, independientemente de la dispersión, atomización y mediatización en las que se encuentran sus organizaciones sindicales y de otros tipos, tienen una resistencia natural ante el capital y sus otras expresiones como la burocracia. Esto los convierte en un factor consecuentemente anticapitalista, como ninguna otra clase en el escenario nacional y mundial

APORREA: ORG: ¿Cómo ves a las centrales sindicales existentes?

TN: Es una paradoja que en una revolución que presume de Socialista, no exista una significativa y determinante presencia de los trabajadores COMO CLASE en la conducción política del proceso o en un partido como el PSUV, que a todas luces es una maquinaria electoral POLICLASISTA. Tanto es así, que el mismo Presidente Maduro, más que un cuadro obrero ha sido siempre un militante revolucionario en el seno de los trabajadores, como lo fue también en el ámbito estudiantil, lo cual no es una descalificación sino un hecho objetivo a juzgar por lo que el mismo relata. Maduro por ejemplo no es Lula, pero aunque así fuera, su sola presencia en la Presidencia de la Republica no garantiza el carácter de clase trabajadora, ni de sus intereses, ni de su cosmovisión proletaria en la conducción revolucionaria. Y ahí voy con lo que me preguntas. Por semejantes premisas y antecedentes es que se explica la existencia de las actuales Centrales Sindicales, mas como necesidades del Estado, del partido y de grupúsculos que como una sentida necesidad de la unidad y de la organización de la clase en medio de un proceso revolucionario. De allí es que podemos entender porque ni la Central Bolivariana y Socialista de Trabajadores y ni la Fuerza Bolivariana de Trabajadores, fueron capaces de advertir al gobierno sobre las desastrosas consecuencias políticas y electorales, de tomar una odiosa medida como la devaluación del Bolívar, evidenciando también con esto una absoluta ausencia de reflejo de clase, a parte de una desvergonzada subordinación y entrega ciega de los intereses de los trabajadores a las elucubraciones económicas de los “tecnócratas revolucionarios”.

Por otro lado, observamos la actuación resentida y torpe de algunos sectores de la UNETE, quienes al ser provocados, discriminados y sometidos al “aislamiento” político por parte de la burocracia oficial al servicio de la FBT y de la CBST caen en su juego perdiendo así las perspectivas clasistas y genuinamente revolucionarias, al establecer unas peligrosas alianzas “tácticas“ y de acciones con “dirigentes” de la inefable CTV y de la derecha golpista, enemigos estratégicos de los trabajadores , del pueblo y de la revolución..

Esta demás decir que ninguna de estas Centrales se encuentran legitimadas ni aglutinan a la mayoría de los trabajadores venezolanos, lo cual ha generado entre sus afiliados, las federaciones y los sindicatos de base que las conforman, la natural incertidumbre, Tenemos que destacar también, que todas estas Centrales aun juntas no reúnen mas afiliados que quienes no militan en ellas. Razones por las cuales debemos responsablemente buscarles una salida a este grave problema, para cohesionar a los trabajadores venezolanos en base a sus intereses y relanzar sus expresiones organizativas. Por eso vemos con simpatía el impulso de una Constituyente laboral y sindical

APORREA.ORG: ¿Y el sector salud?

TN: Lo hemos dicho en otras ocasiones, incluso en una entrevista por Aporrea.org de fecha 26-9-2011 publicada bajo el titulo “Entrevista a Thony Navas: EL VIEJO MODELO DE SALUD ESTÁ INFECTADO POR EL CARÁCTER CAPITALISTA DE UN ESTADO QUE TAMPOCO NOS DECIDIMOS A COMBATIR” (http://www.aporrea.org/trabajadores/n189372.htmll) . En el sector salud la revolución ha avanzado en cuanto a una mayor oferta en la atención médica y en una mayor inversión del Estado, lo que tampoco significa que estos recursos hayan sido utilizados correctamente. Lo hemos señalado varias veces, no se pude pensar que con solo construir hospitales, ambulatorios y demás infraestructuras, dotarlos con equipo y medicamentos se va a resolver la problemática en salud, eso seria tanto como pretender que los problemas de delincuencia e inseguridad se van a resolver solo con más policías y mas cárceles, sin pararle a un asunto central: EL MODELO. Ahora bien, en lo que se refiere a la implantación del Sistema Público de Salud todavía este adolece de debilidades en su concepción y organización, entre ellas que prevalece en el estado una cultura y una perspectiva cuya principal premisa sigue siendo LA ENFERMEDAD, es decir el curativismo, en consecuencia se apuesta por inercia al modelo mercantilista. En este contexto institucional y político prefigurar un nuevo modelo que apunte a erradicar expresiones del capitalismo, dándole preponderancia al bienestar y a la vida, es prácticamente imposible si no asumimos ese debate de fondo. Sabemos también que además de la incomprensión teórica y de la imperante cultura de la enfermedad, existen grandes intereses económicos y corruptelas que se oponen a la desmercantilización y a un salto verdaderamente revolucionario en la Salud. La nueva ministra Isabel Iturria debe estar conciente de esta realidad.

APORREA.ORG: ¿Qué nos puedes decir sobre la normativa laboral del sector salud que actualmente se discute?

TN: Lo primero que queremos aclarar es que no nos oponemos a la discusión de ningún contrato colectivo, pues estamos conciente que es el mecanismo por excelencia para que los trabajadores y sus familias obtengan los beneficios socioeconómicos a los que aspiran. En el caso particular de la Normativa Laboral del Sector Salud, hemos señalado responsablemente un conjunto de irregularidades presentes en su discusión. Por eso afirmamos categóricamente que la misma esta plagada de vicios e ilegalidades, en estas denuncias nos han acompañado varios sindicatos de base que hacen vida a nivel nacional, algunos pertenecientes a la UNETE. Las razones que fundamentan nuestras denuncias son: A) Que a la directiva de la federación FENASIRTRASALUD se le mantiene un proceso abierto y SIN DECIDIR en el Consejo Nacional Electoral producto de una REPOSICION ordenada por la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, por lo cual dicha directiva No posee la Boleta de Certificación de su Legitimidad, expedida solo por el CNE; B) La condición de Patrón que tiene el presidente de la directiva de FENASIRTRASALUD, quien es a la vez jefe de la División Nacional de Bioanálisis del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, lo cual es un hecho publico y notorio, violando así descaradamente el articulo 366 de la LOTTT, consagrado como PRINCIPIO DE PUREZA ;C) La condición de ilegitimidad que también confrontan varios gremios de la Salud que fueron convocados a la Normativa Laboral por el Ministerio del Trabajo.

Todos estos vicios e ilegalidades han contado con la complicidad de diversos organismos oficiales pero fundamentalmente con la parcialidad, inequidad, alcahuetería y arbitrariedad del Ministerio del ”poder popular” para el Trabajo y Seguridad Social, el cual también permite que la directiva de FENASIRTRASALUD, aun teniendo en entredicho su propia legitimidad, se de el tupe de excluir a sindicatos de base legitimados de la discusión de la Normativa Laboral, e incluso, utilice al Ministerio del Trabajo para que le ponga obstáculos a aquellos sindicatos de base que quieren ejercer el derecho de adherirse. La actuación del Min Trabajo ha sido tan burda e irresponsable que ha generado una cantidad de perversiones y distorsiones legales e institucionales, cuyos efectos y consecuencias las veremos a corto plazo.

APORREA.ORG: ¡Pero lo que estas señalando es verdaderamente grave !

TN: Claro que lo es. Tan grave como que el día 30 de Abril, en el acto con los trabajadores realizado en el Teatro Junín, previo a la Conmemoración del 1ero de mayo, día del Trabajador. El presidente Maduro apareció públicamente en plena cadena nacional, no solo flanqueado si no abrazado con el “PRESIDENTE PATRON” de FENASIRTRASALUD, en una señal inequívoca de respaldo y de apoyo a este desde el poder que ostenta, avalando así la desnaturalización y la desfiguración de los principios de clase que le dan sentido al movimiento sindical. Con esta pésima señal se asume cínicamente que el cumplimiento de las leyes es para los ciudadanos corrientes y no para los ”favoritos”, cosa que el pueblo chavista y en particular los trabajadores repudian. Este bochornoso y prepotente gesto debería avergonzar a todo aquel que se considere revolucionario, es inaudito que un presidente obrero permita que un patrono de la salud sea a la vez “representante sindical “de los trabajadores. Estamos seguros que una discusión contractual con tantas irregularidades, parcialidades e inequidades, jamás la hubiera permitido el presidente Chávez, tal como efectivamente no la consintió. Tal vez lo que aquí expresamos le importe muy poco a la burocracia, lo cual deja claro que su indiferencia es proporcional a su decadencia.

Para finalizar, como SIRTRA SALUD DTTO CAPITAL queremos dejar sentado que nuestras denuncias y actuaciones jamás las hemos realizado con la pretensión mezquina de encabezar o hegemonizar una Convención Colectiva, pues entendemos que estas son únicamente propiedad de los trabajadores, mas bien las asumimos como parte de las luchas que impulsan los trabajadores por adecentar sus organizaciones e instaurar una nuevo Modelo Sindical que destierre la vieja cultura Cetevista, luche a fondo contra el capitalismo y sea cónsono con las aspiraciones revolucionarias del pueblo venezolano.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10179 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas