El Socialismo y el equilibrio, en el desarrollo de nuevas tecnologías

Por miles de años la naturaleza en perfecto equilibro ha generado la biomasa que existen en la tierra, no obstante le ha sido difícil al hombre entender que él forma parte del ecosistema. Por diferenciación y por el afán de dudar en la creación como un acto divino, se corre el riesgo de provocar un holocausto, que va a ser difícil de lamentarse, como se hace en el mundo sensible, al menos que exista posibilidades de continuar la acción devastadora en otros lugares del sistema solar.

En la actualidad los seres humanos representan el uno por ciento del total de la biomasa de la tierra, sin embargo las consecuencias de sus acciones sobre la naturaleza es desproporcionada, de tal forma que muchos países desarrollados se han transformado en deudores ecológicos de Latinoamérica y de África. En muchos caso su influencia a superados los limites de bordes, prevaleciendo el descontrol, de tal manera que la diferencia entre lo que se considera como naturaleza y lo artificial, no esta todo claro. Incluso, los entornos naturales sin afectar de manera perceptible, unos están disminuyendo progresivamente y otros en ellos se presentan fenómenos cada vez con mayor efecto devastador. Estos defectos se han magnificados en los últimos años, que es menester que la construcción del nuevo Socialismo del Siglo XXI desarrolle acciones para que al menos Latinoamérica y África, se convierta en una zona de equilibrio.

A pesar que muchos países han invertidos esfuerzos e inmensos recursos para el desarrollo tecnológico, los resultados son muy cuestionables, ya que se ha generados enormes deudas ecológicas que son difíciles de calcular y difícil de cobrar, por el poder que esgrimen los países desarrollados y la falta de voluntad de aceptarla. Se puede afirmar que se ha originado un desequilibrio ecológico, mediante el desarrollo de tecnología para crear necesidades y para corregir desviaciones mediante las ejecuciones de proyectos tácticos, sin pensar en las consecuencias.

Son numerosos los proyectos desarrollados con la ingeniería genética, aunque es una tecnología reciente a nivel mundial. En Latinoamérica y África, están en niveles de aplicaciones. Se hace necesario desarrollar políticas de desarrollo de la ingeniería genética, con nuevos conceptos que permita el desarrollo de nuevas tecnologías en equilibro. Hay que investigar si las enfermedades tradicionales, son hechos generados por la naturaleza en el control poblacional. Cuesta creer que pasaría, si algún científico se le ocurriera manipular genéticamente la cucaracha, la hormiga o la mosca, hasta obtener un peso de un conejo. Esto no debería de ocurrir, sin embargo, puede ocurrir.

El Socialismo del Siglo XXI debería sustentarse en una tecnología preventiva, es decir desarrollar nuevas tecnologías que permitiera en las mujeres una maternidad en las mejores condiciones de probabilidad de vida, en ella se incluye el entorno. Una vez nacido el niño o la niña, asegurarle una alimentación natural que le permita obtener los nutrientes que le garantice un desarrollo robusto. Desarrollar nuevas tecnologías y métodos de enseñanzas que le permita obtener el máximo potencial de desarrollo intelectual. Esto significa, que se desarrollara en cada individuo un alto nivel inmunológico, que representaría un incalculable ahorro en tecnologías para combatir las enfermedades y adaptar al individuo a una mejor condición de vida. Aunque parte de esto se esta haciendo, los esfuerzos del gobierno bolivariano se esta viendo con la incorporación de un gran contingente de médicos, que se están incorporando a Barrio Adentro.

Indudablemente, al considerar que el ser humano fue hecho a la imagen de Dios, se puede inferir que el límite de borde ideal inmunológico tendrá las condiciones ideales para garantizar la defensa de un porcentaje muy elevado de enfermedades o de todas las enfermedades. Al enunciar las nuevas enfermedades, la mayoría son productos de las manipulaciones genéticas, las presiones sociales y los cambios que ocurren en el sistema ecológico. No hay que perder de vista las enseñanzas de los Chinos, que dicen que lo mejor es el camino del medio, quizás lo que quieren decir es; que lo mejor es el equilibro.


basilioalezama@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2568 veces.



Basilio A. Lezama M.


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: