Chávez si se va, el 2025

Mientras tanto los pitiyanquis dicen que el Presidente debe desistir de las “amenazas”, porque denunció con firmeza los desmanes cometidos por los fariseos del Daktari contra el pueblo humilde y trabajador de los estados Miranda, Carabobo y Táchira. Es que el hombre que se cree mandamás de Primero Justicia, pretende que ignoremos que su pupilo del “asedio a una embajada” no desiste, como el primer fariseo que es, en su empeño por volver a expropiar a esos pueblos de su derecho a la salud y la educación para concentrarlas de nuevo en la población con mayores recursos económicos. Además de quitarles Mercal de la boca a los niños y niñas, padres y madres.

Por su lado, el achacoso de lengua, el Gonzalo Barrios andante de Acción Democrática, se imagina que el conglomerado popular no esta informado del apoyo de cuerpo presente al golpe fascista de 2002 por parte de Antonio Ledezma, cuando se atrincheró en el departamento de archivo de la Alcaldía de Caracas en la Av. Baralt, con una botella de wisky en la mano izquierda y una fuca de 12 tiros en la derecha y la mira hacia la Baralt. De allí a Las Monjas a “tomar posesión”, mientras Bernal, a quien Ledezma acusó de huir, recorría los barrios para movilizar a los caraqueños y caraqueñas que lo sacaron del Patio de Los Leones a las 40 horas, minutos antes que la Poleo “desistiera” del calzado al marcar la milla desde Miraflores.

Ahora los dos ni siquiera calentaron la silla para demostrar, una vez más, la mentalidad fascista con la que proceden cuando están encaramados en una parcela de poder. Ya Ledezma, para no quedarse rezagado ante Rosales, se fue al territorio de los hermanos Santos y de Uribe, a contratar su contingente de paracos con entrenador israelí (Peña contrató el suyo en Nueva York) para intercalarlos en la Policía Metropolitana. Para ello está pidiendo que se la devuelvan.

Con el mazo dando y a Yahvé rogando. Radonski y Ledezma dicen que “no vine a pelear con nadie”. Pero uno los ve atropellando a los médicos de Barrio Adentro, a los componentes de los Consejos Comunales y a los trabajadores de Mercal y PDVAL. No sólo por parte de Radonski, también el pollo de Carabobo y Pérez Vivas en el Táchira. Amen de los atropellos y asesinatos del “maestro” Rosales en el Zulia.

Así los quíntuples que, transitoriamente, ganaron territorio en Venezuela para gritar eufóricos desde Globovision, El Nacional y el sempiterno Universal, hasta los cizañeros del exterior, que el Presidente se quedó sin piso en nuestras principales ciudades.

Sin embargo algunos sabihondos pretenden desconocerle al presidente Hugo Chávez Frías, su paciencia y sus derechos constitucionales con los que demostrará al mundo que ahora es cuando el piso de toda la patria de Simón Bolívar, se encuentra firme bajo sus pies con la inmensa mayoría del pueblo venezolano. Por eso los de acá que sí lo saben, andan de cacareo en el nidal, y rebuscando incisos constitucionales, que no conseguirán para refutar la proposición de una enmienda. Óigase bien: enmienda que, según la misma Constitución, no postula lo mismo que reforma. Es decir, que las enmiendas, como sí la reforma, no limitan consultas para la reelección presidencial.

Luego entonces, un alerta a los compatriotas en general: y es que quienes se aferran al articulo 230 (reelección por una sola vez) no tienen la razón contra la propuesta del presidente Chávez pues la carta magna también establece, en el art. 341, inciso 5, que “las enmiendas serán numeradas…anotando al pie del articulo la referencia de numero y fecha y de la enmienda que lo modificó”, lo que va a enmendar sólo el articulo 230. Y por nuestra parte hasta el final del primer cuarto de siglo, por el puente 13-19-25.

Patria, Socialismo o barbarie



pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1258 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor