Cáscara Amarga 614

La contradictoria verdad socrática profunda

La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates con que el filósofo alopecita, pegábase a los sofistas escuálidos antañones. La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, era como una linterna diogenesiana lumbrona de Diógenes, que alumbraba como lumbre de alumbre hasta lo mas y más profundo de lo inconsciente de su interlocutor interrumpido e interlocutora interrumpida, y, la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, entre la verdad y la falsedad, entre el consciente y el inconsciente, extraía y sacaba lo verídico recóndito escondido profundo entre lo verídico y lo veraz, en que estuviera la certera ideas oculta, entre la certidumbre y la incertidumbre de la mujer y del hombre en la dilatada dinámica discursiva dialéctica cubierta de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético, y, sin amargar la golosina de la pretina del vecino ni de la vecina. Sócrates lograba y tocaba su fin con la mayéutica parturienta lumbrona entre el teorema directo y el teorema indirecto sobre su colocutor y colocutora. La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, a mas y a más, de la mayéutica contrarrecíproca ad absurdum, usábala como si fuera una imagen para los campestres llaneros cojedeño, la operativa hoja de caimito, que en volteretas daba y daba vueltas en el aire para caer entre lo consciente y lo inconsciente de la persona, y, porque y para dar con la estética idea hermosa suprema. Y, esto no gustaba mucho a Aristóteles, y, sí gustaba mucho a Platón. Aristóteles era, mas y más, reglista, Platón era, mas y más, principista. Y, Sócrates, movíase, mas y más, entre reglas y principios, mas y más, entre nalgas gaboianas abultadas de don Pancho, y, asina, endenantes, llegaba y tocaba su fin sobre los sofistas escuálidos antañones de entonces, que, endespués, rabiosos obligáronlo a tomar la cicuta inmoral grotesca, la obligada cicuta oligarca, que no pudo amainar y derrotar con su discurso parlamentario inclusivo heraclitoiano distinto al nefando nefasto parlamento de George W Bush 2001, de la exclusión aristotélica exclusivista, que no pudo amainar ni derrotar Aristóteles con la contradictoria verdad socrática profunda.

Con digresión y sin digresión, la contradictoria verdad socrática profunda, suena todos los días en los oídos, y, la ensordecedora ONU no escucha la contradictoria verdad socrática profunda del filósofo alopeceíta, que la grita y grita desde el fondo de la catacumba de la noche de los tiempos. El discurso exclusivo excluyente aristotélico de George W Bush es demoledor destructivo de las Torres Gemelas Neoyorquinas, con su famoso grito enternecedor exterminador del, de él de George W Bush, ¡O estás conmigo o estás con mi enemigo! En que cayera, además, como mosca atrapada por lagarto, no Venezuela, no Siria, no Irán, ansí sí Irak, asín sí Libia, así sí Afganistán. Famoso grito enternecedor exterminador del, de él de George W Bush, ¡O estás conmigo o estás con mi enemigo! Asina, tanto tonto como cuando Josué derribó las murallas de Jericó con el poder musical demoledor de sus trompetas, en el enfrentamiento entre una moral capitalista hegemónica y una instructiva espiritualidad divina, y, en de por medio por la calle de en medio como si fuera el ojo avizor radiante de don Francisco, entre nalgas, entre gracias y desgracias, entre Rusia y Ucrania, la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates.

Con divagancia y sin divagancia, la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, deviene sucede acontece de la indeterminación védica profunda del ser y no ser, del algo y de la nada, de los Vedas, deviene sucede acontece del camino medio ecléctico sincrético budaiano entre el ser y no ser de Buda, deviene sucede acontece de la tensa armonía simultánea contrarrecíproca entre el ser y no ser de Heráclito, deviene sucede acontece del teorema de Pitágoras de la optimalidad ortogonal pitagórica de Pitágoras.

Con quizás y sin quizás, la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, ha de estar entre el teorema directo y el teorema indirecto pitagórico socrático de Pitágoras y Sócrates. Asina como también, ha de estar en la slash diagonal contrarrecíproca ad absurdum mayéutica del cuadrángulo rectángulo de Pitágoras y de Sócrates, en las pirámides pareadas paradójicas del Derecho Usual Ordinario Romano y el Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano del teorema de Kelsen, asín en el cuadrángulo rectángulo retroalimentario cibernético de la Teoría de los Sistemas, ansí en el cuadrángulo rectángulo imaginario psicológico del torbellino de ideas de Cirigliano y Villaverde en todos esos esquemas manifiestos, ha de estar la mentada contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates.

Con concordancia y sin concordancia, la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, ha de ser la resolutiva optimalidad pretendida, la mejor resultante esperada, el mejor resultado deseado entre lo consciente y lo inconsciente de Cirigliano y Villaverde. La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, ha de ser el contradictorio medio aristotélico abismal entre el exceso y el defecto de Aristóteles. La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, ha de ser el contradictorio medio maleoiano profundo entre el tercio excluso y el tercio incluso de Maleo 2001. La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, ha de ser la síntesis intelectual esencial hegeliana marxista entre la tesis y la antítesis de Hegel y Marx. La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, ha de ser el contradictorio medio saussureiano profundo entre la lengua y el habla, entre el significante y el significado, entre lo sintagmático y lo paradigmático de Ferdinand Saussure. La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, ha de ser la "Y" sustitutiva de la "O" hamletiana entre lo concreto y lo abstracto, del ser y no ser de Luis Alberto Machado de los valores jerarquizados y los valores polarizados de Maleo 2001 del entendimiento y la estética ética espiritual de la filosofía de las 4E de Maleo 2001. Ha de ser el contradictorio medio maleoiano profundo de la teoría de los casos correlativos límite contradictorios caliginosos de la forma ser y no ser de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético en la perogrullada primera vez de Perogrullo Maleo 2001, y, asina, el contradictorio medio maleoiano profundo de Maleo 2001 es tanto como la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates.

Con etiqueta y sin etiqueta, la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates entre etiqueta negra y etiqueta blanca, entre la grafía grata gratificante del lienzo pictórico blanquinegro del yin y el yanga de Laozi. La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates en la grafía grata gratificante del cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente 69 cojedeño de Maleo 2001. La contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates en el punto crucial decisivo y punto topológico borroso de la línea curva lemniscata de Bernoulli y de la parábola cúbica de Picasso. Y, en la composición cúbica con hoja blanquinegra de Fernand Léger, la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates.

Si la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates es al contradictorio medio maleoiano profundo de Maleo 2001. Entonces sea dicho que la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates está entre todos los casos correlativos límite contradictorios caliginosos Maleo 2001 de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético. Ergo vergo sea dicho que la contradictoria verdad socrática profunda de Sócrates, ha de estar entre el reglista de Aristóteles y el principista de Platón, ha de estar entre reglas y principios. Ergo vergo sea dicho que entre nalgas palaciegas gaboianas abultadas de don Francisco, en el ojo avizor radiante de don Pancho que es llama que llama sofocante llama, al conflicto Rusia y Ucrania, con la contradictoria verdad socrática profunda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 427 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: