¿Por qué pude tomarme una foto con "el pelucon" y no con Mario Silva?

Eso ocurrió ayer martes. En el Acto de entrega de los Premios Lorenzo Mendoza Fleury, comúnmente conocidos como Premios Polar, que la Fundación Empresa Polar otorga, desde hace más de veinte años, a destacados científicos venezolanos que hacen ciencia de alto nivel en nuestro país (1).

Sin embargo, investigando sobre este premio, me llama la atención la siguiente frase:

"Desde su creación, este premio reconoce la contribución de las ciencias al desarrollo de la sociedad y se ha convertido en estímulo para los investigadores, quienes al obtener el Premio Fundación Empresas Polar Lorenzo Mendoza Fleury, además de recibir un diploma y apoyo para sus investigaciones, pasan a formar parte del patrimonio científico venezolano."

Me pregunto: ¿pasan a formar parte del patrimonio científico venezolano"?

La Fundación Polar, a pesar de reconocérsele y agradecerle el homenaje a estos investigadores, a los que cada año reciben este prestigioso premio, no puede en absoluto monopolizar en su nombre, la alta calidad de investigación en nuestro país. Es patrimonio de Venezuela, de todos y todas, y no por habérseles otorgado tal premio, pueden ser excluidos como patrimonio del país, formando parte, exclusivamente, de la "élite Polar".

Debo confesar que salí del acto con el ego muy acariciado ya que, un poquito de esa premiación muy merecida a científicos venezolanos, me salpica de lejos pues, de cinco premiados, me he relacionado con cuatro de ellos durante mi época de trabajo productivo científico en la Universidad Central de Venezuela.

Durante el ligero festejo de un merecido brindis, a pesar de que no pensaba absolutamente buscar a Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar, fui tentada (por farandulera) en querer ser noticia "trending topic" en mi pequeño grupo latinoamericano de reflexión Biké el cual, muy antimperialista, repudia a los amigos de la oligarquía, sobre todo aquellos que activamente juegan en contra del pueblo.

De tal forma que me presento con el susodicho, ya cuando iba retirándose, a solas, para preguntarle ¿por qué no invitaron a la Ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología? ¿a este acto de premiación de científicos venezolanos?

La respuesta inmediata fue que si, cada año los invitan y ninguno de los ministros de Ciencia y Tecnología en los gobiernos de Nicolás Maduro, se ha acercado a hacer presencia en esa premiación. Pero también, ofreció confirmar el hecho ya que "como siempre los invitan y no asisten, los organizadores se cansan".

Sin embargo, intenté obtener respuesta con la coordinadora del acto quien, a pesar de ofrecerse a llamarme en el curso del día, no lo ha hecho, por lo que dejo la respuesta a la imaginación de ustedes.

Apreciados lectores, la pregunta al Ingeniero Lorenzo Mendoza, a quien Mario Silva en su programa La Hojilla, se refiere como el pelucón, se me ocurrió al recordar mi artículo en este mismo portal, uno de mis textos preferidos cuando, emulando a Roberto Malaver, imaginé risueña con que Nicolás sería invitado al Country Club de Caracas, lugar de la élite caraqueña (2).

En este punto me pregunto ¿por qué Mario Silva llama pelucón a Lorenzo Mendoza? Encuentro la respuesta en Wikipedia, a pesar de las objeciones de mi amigo secreto Diogenes en usar información derivada de esa fuente, por sus muy variados sesgos (3).

"Pelucón es una denominación coloquial, habitualmente despectiva, con que se conocía en Chile, durante la primera mitad del siglo XIX, al bando político conservador."

Pero también consulto otras fuentes que señalan lo siguiente:

"Durante la década de 1820, los liberales identificaron a los conservadores o moderados como "pelucones", haciendo alusión a las pelucas que utilizaron como símbolo de estatus, poder, prestigio y de herencia colonial."

"…los pelucones fueron la oligarquía colonial: grandes mercaderes y propietarios, dueños de mayorazgos, títulos y blasones, etc. Que habían mantenido durante las fuerzas independentistas, una actitud reservada y fluctuante. Su conservadurismo consistió en defender la hegemonía mercantil y tributaria que Santiago mantenía desde el período colonial sobre las provincias. Para eso necesitaba construir un sistema político autoritario y centralista." (4).

Estoy segura de que Luis, mi compañero chileno del grupo Biké, me hubiese ahorrado este trabajo pues también acostumbra a ver La Hojilla.

Como buen anfitrión, Lorenzo Mendoza fue generoso tomándose fotografías con todos y todas, los invitados de los premiados y homenajeados.

Incluso conmigo, a pesar de saber que soy chavista. La quería como muestra real de mi atrevimiento. Solo que, muy imprudente, (como diría mi amiga Belkis: una flavianada) cometí un pequeño error: decirle que me tomaría una foto con un escuálido, aun si faltó decir, con uno importante, ¿el mayor?

El empresario brincó (literalmente) pues afirma que no le gusta que lo etiqueten. Que cuando él nació le pusieron de nombre Lorenzo, y al intentar yo explicar la idea dentro del contexto político del país, dijo que tampoco quería que lo etiquetaran dentro de ese espacio.

Imagino que querría decirme que trabaja por Venezuela, por la alimentación del pueblo, que gracias a la empresa familiar han logrado alimentar a millones de venezolanos, no solo con su muy conocida cerveza sino con la harina P.A.N (Productos Alimenticios Nacionales).

Y con toda seguridad continuaría queriendo explicarme lo que leo en la página de la Empresa Polar donde es presidente, que "teniendo como premisa que la empresa privada, además de generar empleo y prosperidad, también debía involucrarse de manera directa en promover la calidad de vida de las comunidades, es creada en 1977 Fundación Polar".

Y que su padre "Juan Lorenzo Mendoza Quintero fue el gran visionario que apoyó con su entusiasmo y convicción el crecimiento de Cervecería Polar y el desarrollo de harina P.A.N., pero en ningún momento perdió de vista su prioridad: la gente. Desde muy joven se interesó por hacer el bien a las personas, dentro y fuera de la empresa. …Un profundo sentimiento de confianza en la gente y amor por Venezuela inspiró en él iniciativas y proyectos que le iban a permitir ser útil al país y cumplir así uno de sus principios de vida" (5).

Siguiendo con mis impertinencias, pues como dice graciosamente una amiga: no tengo alcabala entre mi mente y mi lengua, le señalo, a modo de explicación, que lo deduje por los programas cuando lo mencionan en La Hojilla, a lo cual responde que desconoce por qué lo descalifica tanto Mario Silva, añadiendo que debe ser una cuestión de envidia.

Una de las acusaciones de Mario Silva hacia este conocido empresario es que se atribuyen el mérito, a su familia y empresa, de la creación de la harina P.A.N.

Nuevamente investigo y es cierto: la empresa Polar no creó la fórmula de la harina precocida de maíz. Solo la industrializó.

Y si lo dice hasta la misma Wikipedia, no hay duda alguna (6). Pero no solo (7).

Fue el ingeniero mecánico venezolano Luis Alberto Caballero Mejías (Caracas, 12 de diciembre de 1903-12 de octubre de 1959) quien en 1954 inventó el procedimiento industrial para su propia empresa La Arepera C.A, obteniendo una patente, número 5176.5.

Según reporta su hijo, en una entrevista que le hicieran, su padre se encontraba enfermo sin posibilidades económicas de realizarse una necesaria intervención quirúrgica, y le pidió a la esposa que le vendiese la patente a Lorenzo Mendoza. Éste había conocido las arepas, preparadas con ese novedoso material, en un conocido café de Sabana Grande quien las probaba en su cocina a solicitud del creador de la masa precocida (8).

Como dato curioso, tanto Lorenzo Mendoza Fleury como Luis Alberto Caballero Mejías, estudiaron ambos la primaria en el colegio francés de Caracas. ¿Se habrán cruzado en su infancia, así como en la vida adulta? ¿Con tanta repercusión que tuvieron ambos en la gastronomía de Venezuela?

En 1960 se vendió la patente de la harina precocida por un precio de doscientos setenta y cinco mil bolívares (equivalente en la época, si no me equivoco, a unos ochenta mil dólares).

De tal manera que cuando el país comenzaba a experimentar cambios en su ritmo de vida, el plato típico venezolano, la arepa, corría el peligro de desaparecer de los hogares por su laboriosa preparación, que implicaba limpieza, pilado, cocción, molienda y amasado del maíz. Tal y como las degustó nuestro Libertador Simón Bolívar.

La fórmula de la harina precocida de maíz tuvo un extraordinario éxito. Las Empresas Polar las industrializaba y vendía a lo largo y ancho del país. Una vez finalizada la prohibición que restringía la patente, en 1974, fue comercializada por otras empresas, pero siempre siguió llamándose, por la costumbre, harina pan.

Entonces, si Lorenzo Mendoza Fleury compró la patente ¿cuál es el verdadero error? ¿Qué le reprocha Mario Silva y otros muchos? Pues que Alimentos Polar—a través de la propaganda comercial televisiva, aseguraba que ellos, desde hace cincuenta años, inventaron la harina PAN, sin nombrar nunca a su verdadero inventor, el ingeniero mecánico venezolano Luis Alfredo Caballero Mejías (9).

En la misma página de la empresa Polar, se señala (5): "Este innovador producto, creado por el espíritu emprendedor y creativo de Juan Lorenzo Mendoza Quintero y el maestro Carlos Roubicek…"

Y en la biografía del abuelo de Lorenzo Mendoza Giménez (10):

"Paralelamente al ramo cervecero y a través de Refinadora de Maíz venezolana C.A.(REMAVENCA) fundada en 1954 con la ayuda de su hijo Juan Lorenzo y de los técnicos al servicio de la empresa, promueve y desarrolla, a partir de 1960, sistemas idóneos para producir en gran escala harina de maíz precocida y refinada, con la idea de incentivar la mayor siembra de ese grano en el país y de facilitar la preparación de la arepa y de los múltiples platos criollos a base de maíz".

Sabemos los venezolanos que la harina precocida sirve igualmente para preparar las empanadas y también la tradicional hallaca navideña.

Y se me vuelco a desarrollar la historia de nuestras hallacas, es capaz que mi amigo secreto me acuse de dispersión y de alargar inútilmente mis textos.

Pero es necesaria extenderme en las fechas: compraron la patente en 1959-1960. Entonces la pregunta sería ¿por qué ya existía REMAVENCA desde 1954?

El colaborador checoslovaco de origen judía, Carlos Roubicek, quien ingresó muy temprano a la empresa Polar, sugirió reformular la preparación de la cerveza confiriéndole un toque más refrescante, con la añadidura de, algo así, como hojuelas de maíz. Por lo que este grano se volvió un ingrediente importante para ese principal producto de la Polar, aún antes de incursionar en el ramo de la harina de maíz.

¿Mario Silva y el pelucón? Podría extenderme más y escribirles sobre la muy repetida, frase de Mendoza en La Hojilla: "estamos en guerra", cuando le escucharon una conversación que sostuvo con Ricardo Haussmann en época de güarimbas (11). Pero no debo dispersarme más de la cuenta, siguiendo la sabia sugerencia de Diogenes.

Apreciados lectores, me fotografié con Lorenzo Mendoza Giménez, nieto de Lorenzo Mendoza Fleury, quien a su vez descubro que fue bisnieto del primer presidente de la República (1811) Cristóbal de Mendoza (¿en qué momento le eliminaron la palabra "de" al ilustre apellido?). Una faceta nueva que pocos conocen, al menos no yo.

"...cuando el Congreso Constituyente declaró la Independencia el 5 de julio de 1811, Mendoza ejercía también la presidencia. Le correspondió igualmente, en su calidad de presidente del Triunvirato, firmar el Acta de la Independencia que una comisión del Congreso presentó al Ejecutivo Plural el día 8…"

"En el Cabildo Abierto celebrado en Caracas el 14 de octubre de 1813, es él (Cristóbal de Mendoza) quien propone formalmente que se le confiera a Simón Bolívar el título de Libertador, lo cual es aprobado por los miembros del municipio, los notables y el pueblo". Impresionante.

Adicionalmente, aprendemos que dos de los nietos de Cristóbal de Mendoza, emigraron a Cuba y lucharon a favor de la independencia de la isla, contra los españoles, durante la Guerra de los Diez Años (1868-1878).

"Tanto Cristóbal como Tomás Mendoza entregaron sus vidas en los campos de batalla de Cuba (12).

No debo finalizar sin escribir que existen en el país otros premios igualmente prestigiosos: Los Premios de Ciencia Tecnología e Innovación, que otorga el Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (13).

Curiosamente, un compañero científico ganó, en el 2021, el premio que otorga este Ministerio, en la mención Amplia Trayectoria del Premio Nacional de Ciencia y Tecnología, por el estudio de nuevas terapias contra el mal de Chagas y la leishmaniasis.

Al saludarnos ayer, durante el acto, me pregunta: ¿sigues siendo chavista? Y a mi respuesta replica: ¿y no te da pena? Habrase visto.

¿El título de este artículo? Pues ayer en un acto académico, fue fácil tomarme una foto con el pelucón mayor de Mario Silva.

Pero hace pocos meses, en el evento cultural de la FILVEN 2021, estando frente a frente con el conductor de La Hojilla, en un acto sobre un libro publicado de Alex Saab, logré a duras penas sacarle un autógrafo en el libro, sin siquiera mirarme a los ojos. Lo cual, como comprenderán, mató mis impulsos de fotografiarme con un protagonista importante del chavismo y lucirlo ante mi grupo de reflexión Biké.

Por un lado, Lorenzo Mendoza Giménez, con una gran sonrisa pepsodent, aspecto juvenil, simpático, agradable, afable. Por otro, Mario Silva, gruñón, arrecho, apurado, hasta odioso.

Apreciados lectores ¿qué será lo que hay que aprender de esta simpática anécdota?

Por supuesto, dejo a otros, por ahora, escribir sobre el enriquecimiento de pocos a costa de la explotación de muchos trabadores; sobre el hecho clave de que Empresas Polar ya no es una empresa venezolana (14) sino de la corporación canadiense Deutsche Tran Trustee Inc (DTTI) desde 2011. Sobre el hecho, muchas veces denunciado por Diosdado Cabello en su programa Con el Mazo Dando, de que empresas Polar dispuso de miles de millones de dólares de Cadivi otorgados por el Gobierno Bolivariano, (muy seguramente de Recadi también), los cuales no fueron reflejados en su aporte de alimentos al país, etcétera, etcétera, etcétera (15,16).

¡Etcétera!

  1. https://empresaspolar.com/sala-de-prensa/fundacion-empresas-polar-anuncio-los-ganadores-de-la-xx-edicion-del-premio-lorenzo-mendoza-fleury
  2. https://www.aporrea.org/actualidad/a185337.html
  3. https://www.google.com/search?q=definici%C3%B3n+de+pelucones&oq=definic%C3%B3n+de+peluc%2B%C3%B3n&aqs=chrome.1.69i57j0i13.9355j1j7&sourceid=chrome&ie=UTF-8
  4. http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-96617.html
  5. https://empresaspolar.com/pdf/POLAR_historia.pdf
  6. https://es.wikipedia.org/wiki/Harina_P.A.N.
  7. https://eldioxxtm.foroactivo.com/t484-quien-invento-el-proceso-de-la-harina-de-maiz-mejor-conocida-en-venezuela-como-la-harina-p-a-n
  8. http://venelib-antao.blogspot.com/2015/08/el-inventor-de-la-harina-precocida-de.html
  9. https://fidelernestovasquez.wordpress.com/2013/05/11/la-historia-verdadera-de-la-harina-precocida-de-maiz-de-la-arepera-a-la-harina-pan/
  10. https://bibliofep.fundacionempresaspolar.org/dhv/entradas/m/mendoza-fleury-lorenzo-alejandro/
  11. https://www.telesurtv.net/news/Empresario-venezolano-conspira-contra-el-pais-con-el-FMI-20151014-0068.html
  12. https://es.wikipedia.org/wiki/Crist%C3%B3bal_Mendoza
  13. https://www.mincyt.gob.ve/gobierno-venezolano-entrego-premios-de-ciencia-tecnologia-e-innovacion-2021/
  14. http://www.correodelorinoco.gob.ve/polar-vendio-marca-harina-pan-a-una-empresa-canadiense/#:~:text=una%20empresa%20canadiense-,Ya%20no%20es%20venezolana%7CPolar%20vendi%C3%B3%20marca,Pan%20a%20una%20empresa%20canadiense&text=La%20marca%20Harina%20Pan%2C%20producto,arepa%2C%20ya%20no%20es%20venezolana.
  15. https://www.conelmazodando.com.ve/mano-derecha-de-lorenzo-mendoza-usa-dolares-cadivi-para-montar-empresas-fuera-del-pais
  16. https://youtu.be/gP_y7RW2ezs


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1458 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: