¿Tercera Guerra Mundial? ¿Hambruna? (III)

"Y aprendí que, de últimas, es tan fácil mirar para otro lado: tan tan fácil mirar para otro lado. Pero que, para eso, ayuda mucho no aprender: no saber nada." Martín Caparrós


Y nosotros, en cambio, intentamos aprender un poquito más cada día.

Aun si Diogenes insiste prudentemente en que no se trataría de una guerra mundial, en todo caso afirmando que sería de tipo híbrida, siguen otras declaraciones asegurando (me sumo) que sí. Se trataría de un conflicto mundial, no convencional, donde se aplican las una y mil peripecias para no caer en una guerra nuclear, la cual, lógicamente, nadie desea. A menos que se trate de un enfermo terminal, o alguien senil, que ya vivió su vida y, a estas alturas, no tiene nada que recibir del mundo exterior. Pero si estaría en sus manos, vengarse de la vejez, de la pérdida de su vitalidad, de la gran insatisfacción que le genera su vida, sin alguna contemplación con el ser humano ni con la otredad. Cualquier parecido con la realidad es casual.

Coherente con el alcance mundial del conflicto entre Ucrania y Rusia se ha comenzado a generar una crisis alimentaria de grandes proporciones, que afectará a todos los países a nivel planetario. Empeorando aún más la desigualdad en la distribución de alimentos, desde siempre presente y acentuada recientemente a partir de la pandemia de Covid 19.

Desde el 2021, en América Latina y El Caribe, el hambre aumentó en 13,8 millones, alcanzando un total de 59,7 millones de personas en la región pasando hambre. (1)

La FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, alerta que se avecina a nivel mundial una severa crisis de alimentos por el conflicto con Ucrania (2).

Busco la definición: la hambruna es una situación que se da cuando un país o zona geográfica no posee suficientes alimentos y recursos para proveer de alimentos a la población, elevando la tasa de mortalidad debido al hambre y a la desnutrición (3).

Hay estadísticas de Naciones Unidas, Banco Mundial y la FAO que revelan que más de 820 millones de personas padecen hambre y alrededor de 1.200 millones presentan diferentes grados de desnutrición y anemia, es decir, de los 7.500 millones de habitantes del planeta, 27 por ciento sobreviven marginados de una alimentación suficiente y adecuada. Los números evidencian que tal problemática se puede resolver con una distribución mundial justa y equitativa de los alimentos.

Apreciados lectores, hay cifras que ofrece la FAO que señalan que un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia a nivel mundial, y esto equivale a 1.300 millones de toneladas por año, que en cifras conservadoras significan más de 400 mil millones de dólares y servirían para alimentar a alrededor de 2.500 millones de personas.

Y a pesar de que la Unión Europea está trabajando para reducir el desperdicio de alimentos en un 30% para 2025, el trabajo de investigación de una muy querida sobrina en Italia concluye que, al menos en Francia e Italia, las leyes al respecto se limitan a actividades de prevención y a una campaña de comunicación dirigida a los consumidores finales, centrándose en la reutilización y recuperación, especialmente en las etapas finales de la cadena de suministro (4).

Continúa el artículo del reportero mexicano Juan Danells Sánchez (2) que, no obstante, hasta antes del conflicto en Ucrania, aunque se producían alimentos de sobra en el mundo, hasta en un 60 por ciento más de lo que se necesita, un tercio de la cosecha mundial termina en la basura.

Un dato que siempre nos recuerda mi amigo secreto y que, inevitablemente, nos produce escalofríos, es que el capitalismo mata de hambre, cada día, o sea cada veinticuatro horas, a veinticinco mil personas, aproximadamente una por cada diez segundos. Mientras que otros millones de seres humanos, mueren también por enfermedades totalmente prevenibles en pleno siglo XXI. Pero que no son atendidas.

Juergen Voegele, vicepresidente de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial, en 2020, debido a la coyuntura de la pandemia, publicó un artículo en el que precisa (6):

"La producción de los principales alimentos básicos (trigo, arroz, maíz) es superior al promedio de los últimos cinco años, los precios del petróleo son bajos y las existencias mundiales de alimentos están en niveles históricos."

"El riesgo real proviene de las restricciones a las exportaciones: un comportamiento de los países exportadores que debe detenerse con urgencia. El mercado mundial de alimentos es una de las pocas cosas que se mantienen relativamente estables en estos días (antes de Ucrania). Las políticas deben preservar esa estabilidad, no destruirla".

Organismos internacionales tan capitalistas como la OCDE, BM, FMI y BID se pronunciaron a favor de que los países deben terminar con las prohibiciones a las exportaciones, ya que son una respuesta de políticas equivocadas y con ellas se corre el riesgo de empeorar la situación.

Apreciados lectores: ¿qué país del mundo empezó con manipular políticamente, las exportaciones de alimentos?

Les traigo apenas un ejemplo notorio: El embargo de granos de 1980. Estados Unidos prohibió la exportación de granos a la Unión Soviética en represalia por haber sido solicitados por los comunistas afganos para apoyarlos en la guerra de Afganistán (1979-1989) (7).

Al igual que lo que estamos observando en la actualidad, con las sanciones catastróficas que la OTAN y Estados Unidos están aplicando a Rusia, los efectos del embargo no surtieron mucho efecto porque la Unión Soviética buscó abastecerse en otras latitudes.

Pero sobre todo la Unión Soviética aprendió la lección: volverse autosuficiente en la producción de granos, como lo es Rusia, Bielorusia y la misma Ucrania, los así llamados "graneros del mundo". O sea, no hay mal que por bien no venga, y justo en este conflicto Rusia con la OTAN, de por medio Ucrania, lo están muy bien valorando.

Permítanme un paréntesis: otra semejanza con la situación presente, que no sorprende, fue el boicot en 1980, siempre por Estados Unidos, de los Juegos Olímpicos en Tokio. En protesta por la misma causa del apoyo a Afganistán: castigar a la Unión Soviética (8).

Regresando a nuestro siglo XXI, varias voces agoreras están alertando sobre la hambruna que se nos avecina. Lo curioso es que los mismos personajes que la están provocando, son los que gritan sobre esa situación.

El presidente de Francia, muy neoliberal él, proveniente de la Banca Rostchild, y encontrándose a muy pocos días de las elecciones presidenciales (donde aspira a repetir), señala al G7 un plan para enfrentar la inevitable hambruna "producida por Rusia", al sancionar la OTAN a ese país y obstaculizar (políticamente) la exportación de granos y fertilizantes al mundo. En esta circunstancia el presidente Macron señala que Francia debe buscar con urgencia la seguridad alimentaria (9).

También el somnoliento Joe Biden, como lo llama mi humorista, además de genial, amigo secreto, tuvo que decir de las suyas. Es probable una hambruna en los próximos, inmediatos, tiempos (10).

Claro, sin dejar de recordarle al mundo que Canadá y Estados Unidos son grandes productores de trigo y podrán llevarlo a Europa y al resto del mundo.

Apreciados lectores, ¡business is business!

Me resulta muy curioso que ahora, con esta amenaza de hambruna y con el conflicto en Ucrania, estén comenzando a hablar en términos de seguridad alimentaria, soberanía, etcétera. Aquí en Venezuela, prácticamente desde que llegó Hugo Chávez, estamos persiguiendo eso. Incluso desde muchos antes que llegaran las sanciones unilaterales coercitivas. Sin los resultados que necesitamos, es cierto, y temo que menos ahora cuando subsisten factores que llevan años desarrollándose, y otros relacionados que nos llegan, inevitablemente, a causa el conflicto.

Me refiero a la gran inseguridad en el campo. Uno queda sumamente preocupado cuando escucha el programa recién estrenado, Tubazos, con Eligio Rojas en La Iguana TV, el cual nos relata sobre la gran vulnerabilidad que viven los agros productores en el campo de Guárico, principal productor de arroz en nuestro país. Advierte también sobre la infiltración de paramilitares colombianos que, incluso, intentan utilizar nuestras regiones para traficar con drogas. ¡Auxilio! Y no solo ocurre en Guárico; me consta que en el estado Bolívar, y preguntemos en los otros estados fronterizos con Colombia (11).

Por otra parte, el alto aumento del costo de los fertilizantes, necesarios para la siembra en el campo, y que antes se obtenían de Pequiven. ¡Su precio incrementó a casi el doble! Me lo informa mi hijo. Pero también la prensa en relación a Venezuela, que señala que en los últimos tres años un ochenta por ciento del fertilizante que usamos se importa desde Rusia (12).

En otras latitudes estamos viendo el problema, aun antes de cumplirse un mes del inicio del conflicto: en España, los pescadores están guardando sus redes. Los altos precios de combustible hacen que salir a pescar ya no sea conveniente y más bien hay todas las de perder en vez de ganar (13).

Revisando por el espacio cibernético me topo con un libro titulado "El Hambre" (2014) donde el escritor argentino Martín Caparrós, que recorrió y vivió en muchos de los países con hambrunas, pone en evidencia la injusta distribución de los alimentos en los países del mundo y el enorme problema del hambre en el planeta (14).

Nos publica frases lapidarias, extraídas de una especie de "aprendizaje" que, en el fondo muchos sabemos, pero leerla con todas sus palabras, nos alerta (15). Vale la pena trascribirlas:

"Aprendí que el mundo está lleno de muy diversos problemas y complicaciones y derrotas y dramas, pero que detrás de todos ellos está, siempre, el fantasma del hambre."

"Aprendí que el hambre no tiene una sola causa sino tantas, y traté de estudiarlas, entenderlas, explicarlas."

"Aprendí que el hambre no tiene una sola causa sino tantas pero que, en la base, es un problema de propiedad y de distribución: que hay alimento suficiente para todos, solo que algunos se quedan con mucho más de lo que necesitan, y entonces no les alcanza a tantos otros."

"Aprendí por ejemplo que en Inglaterra la mitad del alimento se tira a la basura."

"Aprendí que a los privilegiados no nos da vergüenza despilfarrar recursos que millones y millones necesitan: que yo también lo hago y me pregunto por qué y de nuevo lo hago."

"Aprendí que, desde que el hombre es hombre, el hambre fue una plaga inevitable pero ya no lo es: es una decisión política."

"Aprendí que el sistema económico globalizado descubrió hace 20 años que los alimentos eran perfectos para la especulación financiera y que, desde entonces, trigo, soja, arroz y demás básicos subieron 500% en los mercados internacionales —y condenaron a millones a comer menos y menos."


"Aprendí que las grandes corporaciones y los estados ricos se están apropiando de millones de hectáreas en África, Asia y América Latina para asegurarse su provisión de alimentos - expulsando a sus campesinos en una movida neocolonial que garantiza el hambre del futuro."


"Por eso me pregunto —a lo largo de todo el libro me pregunto—: ¿Cómo carajo conseguimos vivir sabiendo que pasan estas cosas?"


 

  1. https://www.paho.org/es/noticias/30-11-2021-nuevo-informe-onu-hambre-america-latina-caribe-aumento-138-millones-

  2. https://www.alainet.org/es/articulo/206655

  3. https://es.wikipedia.org/wiki/Hambruna

  4. The role of food waste hierarchy in addressing policy and research: A comparative analysis

  5. C Giordano, L Falasconi, C Cicatiello, B Pancino - Journal of Cleaner Production, 2020

  6. https://blogs.worldbank.org/es/voces/coronavirus-tres-cosas-imprescindibles-para-mantener-el-suministro-de-alimentos

  7. https://www.duhoctrungquoc.vn/wiki/es/Embargo_cerealero_estadounidense_de_1980

  8. https://es.wikipedia.org/wiki/Boicot_a_los_Juegos_Ol%C3%ADmpicos_de_1984

  9. https://www.memo.com.ar/poder/macron-propuso-un-plan-alimentario-ante-el-riesgo-de-hambruna-mundial-por-la-guerra-memo/

  10. https://www.swissinfo.ch/spa/ucrania-guerra_biden-advierte-de-que-la-escasez-de-alimentos--va-a-ser-real-/47461882

  11. https://www.laiguana.tv/articulos/1030672-guarico-bandas-criminales-eligio-rojas/

  12. https://www.vozdeamerica.com/a/fertilizantes-y-precios-cuanto-impacta-a-venezuela-el-conflicto-en-ucrania-/6484312.html

  13. https://www.elespanol.com/quincemil/articulos/economia/la-subida-del-precio-del-gasoil-asfixia-a-la-pesca-gallega-se-triplica-en-poco-mas-de-un-ano

  14. https://www.yumpu.com/es/document/read/63152497/el-hambre-martin-caparros

  15. https://www.soho.co/historias/articulo/lo-que-aprendi-sobre-el-hambre-por-martin-caparros-en-soho/35201/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 698 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: