Saltaron al vacío y su canópia no abrió

Yo sigo la carrera gloriosa de las armas sólo por obtener el honor que ellas dan; por libertar a mi patria y por merecer las bendiciones de los pueblos. Simón Bolívar. (Carta al Dr. Pedro Gual, 9 feb. 1815).

En las semanas previas al 23 de febrero 2019, fecha fijada por la derecha venezolana para el ingreso de la supuesta "ayuda humanitaria", el diputado Juan Guaido y varios voceros del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) instaron a miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a desconocer sus mandos naturales y desertar hacia Colombia, llamado que algunos efectivos militares venezolanos aceptaron creyendo en villas y castillos y dejándose engañar por estos personajes que persiguen sus propios intereses individuales.

Lo más grave del caso que estos militares venezolanos que decidieron desertar y traicionar a su patria Venezuela creyéndose los héroes del momento y olvidando ese sagrado juramento que los militares venezolanos realizan besando nuestro tricolor nacional como lo es defender a la patria y a sus instituciones lo "traicionaron", olvidando así ese pensamiento bolivariano que dice "cuando el clarín de la patria llama hasta el llanto de la madre calla."

Todas esas acciones realizadas por estos militares están contempladas y penadas dentro de la legislación militar venezolana y aún más infringieron con esas acciones nuestra carta magna.

Dentro de la ley orgánica de la fuerza armada nacional bolivariana en su art.5 expresa "No puede ser militar el cobarde, el que carezca de dignidad, pundonor, ni el de relajada conducta, pues mal puede ser guardián de la libertad, honra e independencia de su patria, quien tenga miedo al sacrificio y ultraje sus armas con infames vicios.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana constituye una institución esencialmente profesional, organizada por el Estado Venezolano para garantizar la independencia y soberanía de la nación y así asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, teniendo como pilares fundamentales la disciplina, la obediencia y la subordinación.

Ahora bien estos jóvenes militares que tomaron la decisión de desertar de la institución castrense hasta ahora es que se han dado cuenta que los "engañaron" y que los dejaron completamente solos, sufriendo un total abandono por parte de las autoridades colombianas y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que les dio un plazo máximo de cuatro días para retirarse del refugio que habitan en la zona de la frontera en el municipio Villa del Rosario en Cúcuta, a cambio de su retiro del mismo les ofrecieron 350 mil pesos colombianos, una colchoneta y una sábana para cada uno.

Con este salto al vacío realizado por estos jóvenes militares en donde se desprendieron de todo ese esfuerzo que ellos realizaron desde el primer día que ingresaron a la institución castrense del país, al esfuerzo realizado por sus familiares que con bastante sacrificio costearon sus estudios se vieron perdidos en instantes, al no obtener la respuesta que ellos esperaban de parte de sus patrocinadores y embaucadores de oficio, ahora están a la deriva no teniendo el apoyo de nadie en esa tierra lejana en donde ni siquiera tienen familiares que le sirvan de apoyo y alejados de su núcleo familiar en donde muchos de ellos eran el sustento de sus hogares esos hogares que ahora dejaron a la deriva en nuestro país. "El tiempo de su escena de esos militares desertores ha concluido, se bajó el telón".

Dentro de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana existen hombres y mujeres que son leales a ese juramento realizado y a nuestro sagrado suelo patrio que día a día defienden nuestra soberanía nacional y la seguridad de nuestra nación, así como responsabilizándose con el mantenimiento del orden interno del país.

La Patria agradece con orgullo a todos aquellos que a lo largo de nuestra historia, han demostrado y demuestran con honor, responsabilidad e inigualable sentido del deber, la vocación de servir a Venezuela aún en las circunstancias más difíciles, poniendo sus facultades y su vida en tal empeño, ciudadanas y ciudadanos útiles y productivos, orgullo para su familia y ejemplo para los demás miembros de la sociedad.


15gomezjose@gmail.com
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 545 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277175.htmlCd0NV CAC = Y co = US