Nicolás y los tomates

"El economista que no siembre tomates sabe a casabe" fue la sentencia utilizada por el Presidente Maduro para referirse a los economistas que hacían cuestionamientos al gobierno. En medio de la dramática crisis venezolana, se lanzó a los cuatro vientos este peculiar y campestre criterio de verdad. No se trata de artículos en revistas arbitradas, textos publicados, conferencias o prestigio ante la comunidad científica y la opinión pública, se trata de sembrar tomates. Sin embargo, algunos indicios nos conducen a sospechar que este criterio no ha sido aplicado con suficiente rigurosidad:

¿Cuántos tomates han sembrado Nelson Merentes o Ramón Lobo ex y presidente, respectivamente, del BCV?, ¿Cuántos tomates sumará el gabinete ministerial? Algunas veces nos preguntamos si Luis Salas, Boza, Pascualina Curcio son grandes productores de tomates. También quisiéramos saber ¿Cuántos tomates colocó en su CV el asesor español en materia económica, al que por cierto, todo el mundo le quiere tirar tomates? ¿Cuánto los anteriores asesores franceses? De esta misma manera, nos preguntamos ¿Cuántos tomates tendrá que producir Jesús Faría para validar aquello de que "el control de cambio ya no sirve"?, ¿Cuánto será la cuota de producción que le corresponde a Rodrigo Cabezas para que se le escuche que "reconversión con hiperinflación no conduce a nada"?, ¿será que Roy Daza debe superar las quinientas hectáreas de tomate, para poder decir con solidez que "hay que dejar de emitir dinero inorgánico"?, ¿tendré que volverme economista, perdón, agricultor, para entender que hay hiperinflación cuando un kilo de tomate costaba 500 bs hace poco más de un mes y hoy cuesta 1500 bs? Quien no es economista, ni tomatero, pero hizo una crítica que no sabe a casabe, es Earle Herrera, en su artículo "la otra guerrita", donde denuncia la práctica de "achacar toda ineptitud o flojera a una ubicua ´guerra económica´".

Por cierto, mis sinceras felicitaciones al Presidente por la reunión sostenida con la Asociación Bancaria de Venezuela, ASOBANCA y el talante de estadista que demostró en el intercambio de opiniones con el representante de dicha asociación, Arístides Mazza, al que se le pidió que elevase propuestas económicas. Sin saber si el señor Mazza es productor de tomates, esperemos que si dichas propuestas contribuyen a mejorar la situación económica que padecemos las y los venezolanos, sean escuchadas.

No obstante, quienes si producen tomates, pero igual no son escuchados, son los comuneros del Maizal. Lucha, tomates y votos puso Ángel Prado sobre la mesa, pero aun no se le reconoce como Alcalde legítimamente electo. ¡Esperemos que el criterio de los tomates se aplique pronto en este caso!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2554 veces.



Damian Alifa

Combatiente en la batalla de las ideas

 daalifa@gmail.com      @AlifaDamian

Visite el perfil de Damian Alifa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Damian Alifa

Damian Alifa

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a264760.htmlCd0NV CAC = Y co = US