2016: Ganadores y Perdedores en Venezuela

Ganadores:

- El Gobierno: En el año de 2016 sin lugar a dudas el Gobierno se anotó una victoria político-institucional: seguir siendo gobierno y garantizar la gobernabilidad. Una victoria sobre todos aquellos sectores políticos que intentaron derrocar al Poder Ejecutivo o generar las condiciones para la explosión de un estado de conmoción social. No obstante, esta victoria ha sido pírrica porque su verdadero problema, el problema de fondo, cada día se profundiza más y ese no es otro que el malestar generalizado ante la extremadamente grave situación económica que vive el país.

- Los militares corruptos: Aclaremos de antemano que de ninguna manera estamos generalizando al estamento militar, no todos los militares son corruptos, y obviamente no todos los corruptos son militares. Pero el papel exageradamente protagónico que los militares han adquirido durante el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro los convierte en el elemento central de la administración pública. Controlan todo: desde la distribución de alimentos, pasando por la industria petrolera, la industria minera, producción y distribución de cemento, Venezuela Productiva Automotriz, adjudicaciones de viviendas, y el resultado de esto es el peor posible: todo lo que controlan termina en mafias de contrabando, vendido con altísimos sobreprecios o en otro país, y casi nada le llega de manera regular al pueblo. Esto es muy grave porque se trata de las políticas de Estado dirigidas a revertir los estragos de la situación económica y a impulsar el despegue económico de la nación, de manera tal que si los recursos para el desarrollo de estas políticas se extravían su impacto en la vida del pueblo es altísimo, como en efecto está ocurriendo. Es comprensible que en algún momento el Presidente Maduro experimentara entregando grandes responsabilidades a militares para tratar de solventar alguna falla detectada en alguna institución, pero si ya se ha visto que el resultado de esto es tan negativo no se comprende que se siga colocando oficiales militares al mando de toda clase de organismos y empresas del Estado, más aun cuando el propio Presidente Nicolás Maduro en diciembre del año 2015 había anunciado su decisión de que los militares regresaban a los cuarteles.

- Los bachaqueros: Tanto los informales como los corporativo-institucionales. Ambos han seguido obteniendo ganancias por su negocio, los primeros en la calle con la complicidad de comerciantes especuladores y funcionarios corruptos, que entre ambos les mantienen surtida la mercancía. La segunda clase de bachaquero, la corporativo-institucional expresada en el PAC o grandes tiendas como Traki, de hecho facilitó a los primeros el aumento de sus precios, dado que los precios de los bachaqueros institucionales superaron los de los bachaqueros informales quienes a su vez (al igual que sus proveedores) tuvieron con esto la justificación para aumentar también sus precios. Al sol de hoy entre todos siguen viviendo de lo lindo gracias a su negocio, el cual se sostiene sobre la criminal especulación de los precios de productos como alimentos y medicinas. Mención a parte merece el extraño caso de cadenas de tiendas de ropa que ahora se dedican a la venta de alimentos importados a precios exorbitantes sin que ninguna institución se aparezca a preguntarles si quiera con que tipo de dólares trajeron esa mercancía y de donde obtienen la autorización para vender a semejantes precios.

- Los empresarios y comerciantes especuladores: Han hecho una verdadera fiesta con el país los empresarios especuladores, quienes ante cualquier excusa (como los aumentos de sueldo promulgados por el Gobierno) subieron los precios, aunque no pocos de estos empresarios recibieron divisas para importar o producir sus productos. En la misma tónica se encuentran los comerciantes que remarcan y remarcan precios semanalmente incluso cuando se trata de mercancía que tiene años ahí. Muchos de estos personajes se justifican en el incremento de la cotización del dólar, sin embargo, apenas sube el dólar inmediatamente remarcan los precios, pero cuando el dólar baja los precios los dejan como están.

- La Narco-Oligarquía colombiana: Mientras el Presidente de la Republica nos brinda a diario extensos discursos en los que recurrentemente se menciona a la ultraderecha neogranadina, la realidad contrasta de manera avasallante con esto, toda vez que a cada anuncio de cierre de frontera con Colombia o cualquier otra política soberana de nuestro Gobierno que afecte los intereses de las mafias fronterizas inmediatamente le sigue el malestar de la narco-oligarquía colombiana y el envío de su representante Juan Manuel Santos, quien no sabemos bajo que tipo de argumentos siempre logra su objetivo dejando en puras palabras los enunciados de nuestro actual Gobierno que (ante las peticiones de Santos) siempre termina echando para atrás sus decisiones.

- Estados Unidos: Al igual que en el caso anterior, en contraste a los extensos discursos ofrecidos por el Presidente Nicolás Maduro, la realidad es que los intereses de las empresas estadounidenses en Venezuela siguen intactos, muchas de ellas incluso reciben divisas para sus negocios sin que eso las detenga para no aumentar los precios. La satisfacción del gobierno estadounidense se refleja en las reuniones con altos funcionarios de la Casa Blanca como Thomas Shannon, quien hasta fue recibido en Miraflores y es señalado por algunos medios estadounidenses como "impulsor" del proceso de Dialogo en Venezuela. Hasta tal punto llega la influencia estadounidense en nuestro país que durante el mes de diciembre el Presidente denunció un "sabotaje internacional" para impedir que llegaran a Venezuela los billetes del nuevo cono monetario anunciados por el Ejecutivo, no obstante la empresa contratada para la fabricación de los billetes es nada más y nada menos que la "Crane Currency", la cual es una empresa estadounidense al servicio del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Al igual que muchas de las cosas que han sucedido últimamente en el país, nadie ofreció ninguna explicación sobre quien o quienes tomaron la decisión de contratar a una empresa con semejantes credenciales para un trabajo tan importante como la impresión del cono monetario de nuestro país: como se viene haciendo costumbre nadie es el responsable.

Perdedores:

- La MUD: Si este año tuvo un gran perdedor en lo político esa sin lugar a dudas fue la denominada Mesa de la Unidad Democrática: no fue capaz de cumplir con absolutamente ninguna de las promesas que durante la campaña electoral le hizo a sus votantes. Para rematar, sus posiciones contradictorias con respecto a puntos clave como el Dialogo se tradujo en una enorme pérdida de credibilidad por parte de la gente que les apoya.

- El Gobierno: Si bien el Poder Ejecutivo es ganador desde el punto de vista político-institucional, el malestar que existe en todos los estratos de la sociedad venezolana se convierte en una peligrosa derrota para el Gobierno. La jefatura de Gobierno perdió por paliza la guerra económica durante el 2016, año en el que dólar llegó a cotizarse por encima de los 4000 bolívares, cotización que ya viene alcanzando de cerca nuevamente ante la espeluznante pasividad del Gobierno. Con una exorbitante escalada de precios que suben y suben cada semana, la calidad de vida del pueblo venezolano está hecha trizas por completo. Falta de planificación, improvisaciones, falta de transparencia, burocratismo a todos los niveles, clientelismo político, incongruencia, inseguridad e indecisión en la aplicación de planes y políticas fueron las características expuestas en lo económico por el Gobierno durante el año 2016, lo grave es que no estamos hablando de un juego de video: estamos hablando de la vida de más de 30 millones de personas. A más de 3 años transcurridos desde el inicio del mandato del Presidente Nicolás Maduro el país sigue a la espera de un Plan Económico dirigido a resolver los problemas estructurales del país, y medidas de fondo para contener la inflación como la implementación de un sistema público y transparente de asignación de divisas y la derogación del acuerdo cambiario binacional con Colombia, medidas que de ser tomadas detendrían de inmediato la escalada inflacionaria provocada por el dólar paralelo, medidas que de manera sorprendente ni siquiera son contempladas por el Poder Ejecutivo, un Poder Ejecutivo que hasta el momento ha fracasado de manera estrepitosa en su rol de defensor y garante de los derechos y la calidad de vida del pueblo, todo esto con una cotización del barril de petróleo superior a la que tuvo Chávez durante la mayor parte de su mandato. Celebrar la no realización del referéndum revocatorio (o aprobatorio) como si eso fuese una victoria es inapropiado por cuanto Victoria hubiese sido que el referéndum se hubiese realizado y el Gobierno lo hubiese ganado.

- El Pueblo: Si algo tienen en común las dirigencias políticas tanto gubernamental como opositora, así como los grandes sectores empresariales y comerciantes, conjuntamente con un sector del estamento militar, es que a ellos no les ha afectado la devastadora crisis económica que enfrenta nuestra nación. Por ende, sin lugar a dudas el gran perdedor durante todo el año 2016 ha sido el pueblo, que es el que ha tenido que soportar el resultado de las embestidas corporativas internacionales contra nuestro país, las políticas de desestabilización de la ultraderecha y sus aliados empresariales, la usura y especulación de comerciantes y bachaqueros, y por si todo lo anterior fuera poco, el pueblo también ha tenido que soportar la absoluta incapacidad demostrada por el Gobierno hasta ahora para hacer frente a la grave situación económica que enfrenta el país. Ya para los últimos días del 2016 todos los precios de todo se duplicaron y hasta triplicaron, convirtiendo en una verdadera odisea de supervivencia la vida del venezolano común, cuyo sueldo no alcanza ni para vivir una semana, situación que se agrava mucho mas cuando se trata de núcleos familiares promedio con mas de dos miembros. No menos dura ha sido la situación de una gran cantidad de compatriotas que agobiados por el impagable costo de la vida en Venezuela han tenido que irse del país dando inicio a situaciones complicadas de ruptura familiar.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3722 veces.



Ronald Muñoz

Comunicador y escritor.

 el_iniciado@yahoo.com      @ronaldmcaracas

Visite el perfil de Ronald Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a239689.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO