¡Construyamos la unidad sincera, revolucionaria para salvarla…!

La crisis inducida, a través de la guerra económica que viene implementando hace tiempo la burguesía comercial e industrial (la guerra económica es la razón de ser del imperialismo, no es otra cosa que el poder económico ejerciendo su hegemonía sobre la sociedad mundial), con el objetivo de hacerle la vida chiquita a la población de escaso recursos económicos, en la medida que pasa el tiempo este sector parasitario arrecia su ofensiva para seguir provocando una crisis promovida por este sector generando malestar, por supuesto calentando el ambiente los enemigos de la patria concentrado en la MUD (la Mesa Unidad de Demonios), que perdieron la patria, queriendo poner en la practica el libreto del departamento de Estado de EE.UU que nos asedia permanentemente, La campaña de odio social que implementa el desquiciado Henry R. Allup, con su verbo fascista anti- democrático drena su veneno su tirria y antipatía, con la finalidad que sus lacayos crean las condiciones para invadir militarmente a la nación, para intentar adueñarse de la riqueza de todos los Venezolanos.

En el litoral porteño, la unidad revolucionaria se está preparando para levantar vuelo y rescatar la confianza revolucionaria, defender todas las reivindicaciones que hemos logrado en la revolución, Es una lucha titánica, pero es un reto que como revolucionario vamos asumir, mas aun cuando es un pedimento de nuevo alcalde que está cumpliendo la culminación del periodo de la alcaldía, se marco un reto de unificar las fuerza revolucionaria para emprender toda una lucha al lado del pueblo, asumiendo el legado del comandante eterno Hugo R. Chaves Fría, la unidad hay que concretarla, y unos de sus principales elementos que debemos impulsar es el poder popular, la única herramienta validad para enfrentar la fuerza del mal, concentrada en la MUD. Es todo un esfuerzo que debemos hacer, para sumar las voluntades revolucionarias, que de alguna manera u otra se distanciaron producto del comportamiento de la burocracia en el mal sentido de la palabra y el sectarismo que le ha hecho tanto daño a la revolución, por lo que es necesario tejer, trazar, estrategia que permitan armónicamente acoplar, construir la unidad de todos los revolucionarios y chavista que es el deseo de todos.

El debate juega un papel determinante para corregir fallas, comportamiento, y poder conducirnos por el camino de la revolución, por el legado dejado por el comandante, para ellos es necesario todo un esfuerzo y sacrificio, echar a un lado los privilegios, que el único compromiso sea levantar vuelo, edificar una justa unidad integrar, no solamente la unión de los partidos aliados, hay que convocar todos los movimientos sociales e intelectuales que contribuya a una justa unidad, que le dé repuesta a los múltiples problemas, bajar el nivel de conflictividad, elevar todo un documento al Gobierno Nacional que exponga las grandes debilidades, para que contribuya a la solución, sobre todo con el estado financiero de la alcaldía que muchas de ellas no han podido cumplir su compromisos con trabajadores.

Nos hemos estado reuniendo algunos aliados, con la esperanza que se incorporen todos para hacer realidad la unidad revolucionaria, una unidad donde participen el Gran Polo Patriótico en las grandes decisiones, que se tenga una dirección colectiva para las decisiones política y ejecutiva, que no seamos unos convidados de piedra, que le presente propuesta al gobierno local, regional y nacional, basada en el debate con en poder constituyente, con el pueblo, que podamos ir a los portones a oír a los trabajadores y compartir sus inquietudes, participar en asamblea con las comunidades para combatir el Bachaquero corporativo, la venta condicionada, que el surte al bachaquero del barrio que pulveriza el salario del consumidor, esa delincuencia inmoral debemos enfrentarla con valentía en el marco legal, poniendo en práctica el espíritu de nuestra Carta Magna que es interactiva, la unidad no se decreta, hay que construirla, reconociendo al otro, reconociendo fallas, dejar a un lado el sectarismo o desaparecerlo por completo, ningún gobierno ha caído por la crítica, todo lo contrario por la ausencia de ella es que se han derrumban algunos gobiernos progresista (la Unión Soviética),la unidad debe ser para revisar, corregir, cambiar, rescatar la humildad, el revolucionario no debe perder esas cualidades, todo lo contrario debe nutrirla permanentemente para ser invencible. La unidad no la venden en la farmacia, la unidad se edifica cuando se juega limpio y se pasa de la palabra a los hechos. Y porque no somos escaparate de nadie, sobran guáramo para admitir que particularmente que en el municipio Puerto Cabello existe un chavismo de nuevo cuño que practica la cacería de bruja para quienes mantenemos posiciones critica ante el mal manejo de la cosa pública.

Dios quiera que su misericordia este presente, de este llamado a la unidad sea bien entendida en toda la extensión de la palabra, que no sea simple discurso, intención limitado a arenga para idiotizar a ingenuo que todavía creen en pajarito preñado. Aunque me exponemos a malas interpretaciones, de esos critico maniático que le buscan la quinta pata al gato, reconocemos que somos de lo que creemos en la sinceridad de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, cuando llaman a la unidad revolucionaria, por ser los cuadros más asediados y satanizado, vilipendiado, por la derecha nacional e internacional. Y lo creo porque a simple vista se nota en ellos que están pensando más en cuidarse de la historia, que ostentar el poder, espero que los hechos digan la última palabra.

El poder popular: las leyes del poder popular, debemos asumirla con la responsabilidad debida si funcionara el poder popular, esta guerra económica estuviera derrotada, el vicio creado por la burocracia, fundamentada en la corrupción, en el tutelaje hacia el poder popular, que impide poner en práctica trasladarle el poder al pueblo que lo expresa las leyes del poder popular, ha sido un factor que ha afectado la participación del pueblo, consejos comunales que actúan igual que el poder constituido que no consultan con la comunidad. que se niega a transferirlo poniéndose al margen de las leyes del poder popular.

El Presidente Maduro, por Ley Habilitante modificó la Ley de los Consejos Locales de Planificación Publica, dicha ley restaura a las juntas parroquiales, ahora no se eligen por el CNE son electa por los voceros de los consejos comunales de las parroquias Art. 35 de la L.O.P.P.M que es lo que guía todo el poder del municipio y 182 de la Constitución Bolivariana, es decir nosotros debemos solicitarle que cree la ordenanza y adecuar al municipio a la nueva Ley, para legitimar los C.L.P.P. que tienen vencido 12 años vencido, aquí se legitima el Presidente de la republica, los Gobernadores, Alcaldes, Concejales, entre otros porque mantener en atraso de legitimidad el C.L.P.P. que ahora no van hacer electa por los movimientos sociales, serán elegida por las comunas, es decir Maduro está cumpliendo con el mandato que le hiso a Chávez antes de morir: Comuna o Nada…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 500 veces.



Denis Rivero

Secretario General del PPT, Carabobo


Visite el perfil de Denis Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Denis Rivero

Denis Rivero

Más artículos de este autor