Binóculo Nº 206

¿Cuál oposición? El problema es cómo y quiénes

Vuelvo a decirlo: la oposición no existe.

El Tío Miguel me decía que las ilusiones aparecían por todas partes, incluso las creaba uno para justificar sus propias faltas. "Y las ilusiones –me explicaba- le hacen creer una cosa aunque no sea cierta. En política eso es mortal porque usted está suponiendo una cosa que no es verdad, pero supone que lo es porque lo ve todos los días".

Mis camaradas me insisten en que soy duro con el pana Presidente, como si lo culpara de todo. Y no es cierto. Quizás el menos culpable de todo este desbarajuste es precisamente Maduro.

Vuelvo atrás. Insisto en que la oposición no existe porque no es una estructura política de peso y con raíces. No. La oposición es una pandilla de tipos que se apropiaron de la Asamblea Nacional y que pretenden a toda costa tumbar a Nicolás. Hay tanta torpeza en ellos, tanta desesperación que no tienen dimensión de lo que ocurriría si eso fuera cierto; y del baño de sangre que se produciría, que por cierto no tendría freno.

Pero vista como aparato político, esa es la oposición. No tiene calle. No tiene militancia. No tiene hombres y mujeres entregados hasta el fin. No es capaz de hacer una concentración, ni de montar un acto político de masas. No tiene capacidad de convocatoria. La oposición es un jinete sin cabeza que se montó sobre un caballo desesperado que perdió a quien mejor lo montaba. Y erróneamente cree que tiene a Dios agarrado por los pies.

Es la razón por la cual no me interesa hablar de la oposición, porque pareciera ser el tema fácil para eludir las cosas realmente importantes del proceso.

Y vuelvo pa´Maduro porque ahora es la cabeza de este proceso y todos debemos ir tras él en la defensa del mismo, de todo lo alcanzado y del legado de Hugo. Pero, lo cierto es que, angustiosamente no entiende un coño. O la terquedad sagitariana lo tiene patas arriba e insiste con su soberbia en no admitir lo que todo el mundo.

Por ejemplo, esa cuestión del gorgojo, todo el mundo sabe que no son culpables todos los que fueron detenidos, pero tampoco están detenidos todos los culpables. Dónde están los chivos grandes, como los llamó hoy Chaderton, los pesados. Dónde está algún militar preso que son los principales responsables, o es que ese antro de Mercal no lleva años manejado por los verdes. En el caso de algunos estados que conozco, los propios denunciantes, camaradas, gente comprometida y decente, fueron sembrados y ahora están presos acusados por injusta razón. Cómo se explica que dos días antes de los allanamientos del Sebin, los jefes renunciaron. ¿Nadie los investigará? ¿Nadie indagará esa extraña coincidencia? Yo me pregunto, porqué el Sebín no comenzó por Mercal, Pdval o Diana.

¿Quieren que no diga que fue un circo? Pues sí lo fue. El pueblo necesitaba sangre y el gobierno se la dio llevando a un poco de pendejos –unos culpables y otros no- a la cárcel, para disfrazar el castigo a la corrupción que en la realidad no existe. Y eso no lo puedo perdonar. No me pueden decir mis camaradas que soy muy duro con Nicolás por decir estas cosas. Me molesta que me orinen la cara.

A ver. ¿Ustedes creen que no es un saludo a la bandera un acto de seis horas para decir todo lo que uno sabía? Para anunciar una anunciación que estaba anunciada. Y además para derrochar retórica sin sentido. Qué pasó con el aumento a la gasolina: un carajo. Todo el mundo sabía que debía hacerse. Y con lo del dólar: tampoco. Pero allí se dejaron cosas que son vitales para la redefinición del proceso, en las que no se quiere meter Maduro. Por qué no se puso un impuesto a todo aquel que tuviera un vehículo cuyo valor fuera mayor a diez millones de bolívares. Porque si tiene ese dinero para comprarlo, seguro tiene para pagar cinco millones al año como derecho de circulación. Dónde está la convocatoria al poder popular y a ese sector de la pequeña y mediana industria.

Y además, hay dos factores que son fundamentales en el enunciando -por millonésima vez- de este montón de palabras y de programas, dos palabras claves: cómo y quiénes.

Y cómo no voy a arrecharme si quienes son designados para reactivar los planes son los mismos que antes dirigieron los desastres. Allí solo faltó designar a Juan Carlos Loyo ministro de alguna vaina para terminar de podrir la comida.

Un montón de retórica, divagaciones absurdas, repeticiones migrañosas, y una cadena tras otra, cuando la gente ya siente repulsión. ¿No hay un asesor que le diga a Nicolás que la gente no quiere verlo por un tiempo y que puede aparecer solo después de que la vaina arranque, si es que arranca? ¿No entienden Nicolás que ese montón de gente que aparece siempre allí en sus encuentros, son parte del aparato, ordenados por el partido, y que el 95% no quiere estar allí, sino que lo han obligado? ¿Por qué ese empeño de decirle al pueblo lo que debe hacer, si el pueblo lo que quiere es que lo asistan y no que lo castren? ¿Por qué no confiar en el pueblo y sí en un montón de funcionarios y camaradas, algunos muy bien intencionados y otros, fracasados una y otra vez?

El cómo es la segunda parte del problema, porque los anunciados planes y programas sin el cómo no sirve. Será un montón de dinero que ya estarán pensando en cómo robárselo y no emplearlo en las necesidades reales del país. Ese cómo podrían decirlo las 1.500 comunas que hay en el país y ese grupo de pequeños y medianos productores que si los ayudan a reactivar unas 500 empresas, antes de un año se puede ver la luz al final del túnel.

Por eso debo seguir alertando. No es por allí Nicolás, aunque no lo creas.

La oposición estaba ganada para desatar un baño de sangre a finales de febrero con el objetivo de obligar a Nicolás a renunciar. Hasta donde sé, se le cayeron los planes. Y de paso Rafael Correa declaró que falta poco para que el petróleo suba a 200 dólares. Que, bueno. Se salvaría el proceso y los planes sociales.

Si eso ocurre, regresará la bonanza y la rebatiña será mayor. Habrá más que robar y se olvidarán los 25.000 millones de dólares que se perdieron. Y por ese camino que iríamos, México será un país, Venezuela ya no.

Caminito de hormigas…

Traición: el miércoles pasado Cuentas Claras, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo se reunieron con Romeo Hernández Gabache para ofrecerle la MUD. Hoy domingo tuvieron la misma reunión para hacerle la misma oferta a Ricardo Maldonado, sin avisarle a Gabache. "Italianos traidores" dijo un dirigente de la oposición… Por cierto, si Scarano quiere ser candidato a gobernador, deberá buscar asesores y oír, sobre todo oír. "Loro viejo no aprende a hablar, compadre" me dijo un diputado de la AN por Carabobo… No se lo pierdan, un grupo de renombrados profesores de la Universidad de Mérida, acordaron entregarle un Doctorado Honoris Causa a Lorenzo Mendoza. Pa´lo que quedaron las universidades… Patas arriba. Varios de los denunciantes sobre corrupción en Bicentenario, fueron los puestos bajo llaves. Los verdaderos culpables habían renunciado… Busquen en You Tube el video Detroit, la decadencia del capitalismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1031 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a223322.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO