Salas, Faría, Abad: vamos a debatir a calzón quitao

Uno de ustedes, dijo en la TV, que en el seno del gabinete económico existe diversidad de pensamiento, yo solo sé, que existe afinidad ideológica frente a la caracterización del problema económico. Ustedes aceptan y defienden que la situación conflictiva de la economía venezolana se debe a: la guerra económica, el dólar negro, la especulación, el contrabando.

Aquí en Ejido, Estado Mérida, pensamos que la conflictividad de nuestra economía tiene otros ítems, que no son precisamente, los que ustedes dicen. Creemos que el problema económico, se debe a una crisis severa y larga de la economía mundial capitalista.

Venezuela es un país capitalista, antes y después de Hugo Chávez, antes y después de Nicolás Maduro; por lo tanto, no escapa a la crisis mundial, cíclica planetaria, y ésto hace que nuestra burguesía trate, con la complicidad consensuada del aparato del estado, de salvar sus capitales y asaltar a mano, con chequera, la renta petrolera, pues según Marea Socialista, el robo—desfalco con alevosía y ventaja, pasa largo y tendido, de los setecientos cincuenta mil millones de dólares.

Esa denuncia fue producto de dos años de investigación y publicada en Aporrea, con su documentación correspondiente. Una apropiación indebida de esa naturaleza, le hubiese permitido a esa burguesía carroñera convertir al país en una potencia capitalista, mayor que Brasil, comparativamente, pero no lo hizo, sino que se alió con la boliburguesía pesuviana y saturaron los paraísos fiscales de Singapur, Suiza, Guam, Panamá, Malpica y Rincón dixit.

Por el reverso de la moneda, aparece el PSUV y el Polo Patriótico, asegurando que Chávez y Maduro tenían al socialismo listo para implantarlo, desde Macuro hasta la guajira y del Orinoco hasta el mar Caribe, y ese es el mayor fraude político de los socialdemócratas de centro-izquierda venezolano, que a su vez contagiaron gravemente a Bolivia, Ecuador y Argentina.

Los dirigentes del PSUV, de Redes, de Patria Para Todos, Tupamaros y el PCV son co-responsables de ese fraude político, que tanto daño le ha hecho al socialismo mundial. Otra pifia política y conceptual es haber dicho, por boca de los dirigente del PSUV y del PCV, que la oposición no tenía ningún proyecto político, para confrontarlo con el modelo socialista de Maduro; resulta que la oposición siempre ha tenido un proyecto político bien delineado y forrado en dólares, suministrados por el Departamento de Estado Norteamericano. Dólares que han seguido llegando a Venezuela, en este 2016, por los caminos verdes de las ONG corruptas y otras que tienen mamparas doradas como la Fundación Konrrad Adenauer, que dirige el copeyano Eduardo Fernández.

Nos preguntamos, el gobierno sabe de estos dólares, que sirven para financiar a los 109 centuriones, por ahora, claro que lo sabe y los portavoces del gobierno entran en éxtasis, cuando hablan de ésto, pero nada hacen para impedir que esas sumas millonarias sigan llegando. La burguesía venezolana y su parapeto político, la MUDUSA, pondrá en práctica su proyecto político de seguir conquistando espacios políticos, para instaurar un capitalismo dependiente, vergonzante y proyankee, que complete el plan de entrega, iniciado en la década del noventa.

Ahora veamos otra arista de la crisis económica, la contradicción antagónica entre Venezuela y los Estados Unidos, no es porque Venezuela va rumbo al socialismo, mil veces no. La contradicción es que el imperialismo, para salir del hoyo en que está metido, necesita controlar todo el petróleo mundial. Ya tiene el de Arabia Saudita, de Kuwait, de los Emiratos, de Libia, de Sudán, sólo le falta Venezuela, Irán y Rusia, y los imperialistas no son pendejos, acosan al más débil, que es Venezuela.

Aquí no le sirve Maduro con su capitalismo nacionalista y aliado con la burguesía venezolana. Quieren a Ramos Allup, como uno de sus muñecos, que se torció hace años, al igual que su carnal, Rómulo Betancourt. Así que si usted, señor Maduro, puso a Aristóbulo, para que le sirviera de hilo conductor, con lo que usted llama, la burguesía productiva nacionalista, olvídese del Tango que Gardel murió. El imperialismo sólo le dejará a la burguesía venezolana y a los socialdemócratas "caídos de la mata" la administración de puertos, gerencias en PDVSA y la administración de los hoteles de la fenecida CONAHOTU. También alguna participación accionaria minoritaria en la banca y las aseguradoras privadas.

Chávez, casi agonizando, dejó una puerta abierta para que Maduro enmendara el error que el mismo Chávez cometió en el 2006, de no jugarse a Rosalinda por la calle del medio. Este gobierno no le cumplirá a Chávez, la sentencia de Comuna o Nada, el golpe de timón y el no retorno al capitalismo.

En Venezuela, mi país, tu país, como dice la canción, nos toca empezar de cero, en lo que se refiere a volver a soñar con la UTOPÍA. Finalmente, hablaré de posibles salidas , en vez de Consejo de Economía, nacionalizar la banca; en vez diálogo mantecoso, nacionalizar y estatizar el comercio importador; en vez de arrumacos con Borges y Allup, colectivice la agricultura, en ese corredor geográfico que va, desde Táchira hasta Monagas, y del Orinoco hasta los Valles de Aragua. En vez de un decreto de emergencia nacional, oblique a los Chinos a que siembren en Venezuela, soya, maíz, caraota, y formen un rebaño de Holstein y Brahma y le pagamos con petróleo. Dígale a los revisionistas de Xi Jin Ping y su pandilla, que si quieren ayudarnos, no nos manden tanta chatarra blanca.

Señor Maduro dígale a los Chinos que terminen el ferrocarril de los llanos, el del centro y occidente y les pagamos con gas. Y si el señor Putin nos quiere ayudar, bueno que construya una gigantesca industria lechera y le pagamos con oro o con petróleo. Si Cuba nos quieren ayudar, bueno le damos los dólares, pero para que nos construyan una infraestructura industrial, dedicada la producción de medicinas genéricas. Si Vietnam nos quiere ayudar que nos construya una industria de harina y enlatados de pescado y le pagamos con minerales, como el coltrán, aluminio y acero. Esas ayudas se agradecen, pero más chatarra nooooooooooooooooooo.

..

 

. :,

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1189 veces.



Omar Rivero Torrealba

Periodista. Escritor. Fundador de la Asociación Venezolana de Periodistas en Lara.

 riverotorrealbaomar@gmail.com

Visite el perfil de Omar Rivero Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: