Ministro Pedro Calzadilla: No se comporte más acá del bien y del mal ¡¡Pronúnciese!!

Todos somos Chávez, Todos nos defenderemos por Él

Ministro Calzadilla: Juanes nos acaba de pasar el PIN de nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez, nos dijo "Ahí les va: H1J0D3PU7A", y en un tono amenazante propio de Santander, Juanes agregó: "en mi twitter pongo lo que me da la gana, ¿o es que creen que me lo van a venir a censurar? También, un tal Miguel Bosé, español, se solidariza con su reyezuelo asesino de elefantes al saber que en la Cumbre Iberoamericana el gorrón real mandó a callar a nuestro Cronopio Mayor, Hugo Chávez. Y en un continuo de agresiones hacia nuestro líder asegura que las fórmulas de Chávez “no son fórmulas muy democráticas, nunca ha habido tanta menos posibilidad de expresión a nivel de medios públicos, nunca habido tanto periodismo en arresto en las cárceles”, y del mismo modo, este bolsa amante del toreo amenaza con no venir a Venezuela. Desde Chile, guapo y apoyado por los medios chilenos, injiere en Venezuela, vociferando que "Hombre, pues si quieren verme (en Venezuela) que no le voten (a Chávez)".

Esta es la punta del iceberg de la traición mundial que acecha a Venezuela, y a su Comandante. La Revolución Bolivariana es Bonita, pero difícil porque no puede ser "comeflor" como al parecer Ud., pretende con sus declaraciones públicas. Es sorprendente, que tengamos que recordarnos permanentemente dónde estamos parados, qué estamos haciendo y hacia dónde vamos.

Los hijos e hijas de Chávez no nos sentimos ni ajenos ni indiferentes a los criminales ataques de estos sujetos, estamos alerta ante toda clase de agresiones: Bosé, Juanes y otros como el fútil Alejandro Sanz y el descerebrado willie culón, cabecillas donde pululan las ideas más imbéciles, han ametrallado impune y mediáticamente ante el mundo entero a nuestro Presidente líder con el firme propósito de contribuir con y refrendar los intentos del aparato mediático imperialista que no ceja en inspirar a parte importante de nuestra juventud para intoxicarlos e inducirlos a quebrar la Revolución bolivariana y destruir a nuestro HOMBRE, el más importante del planeta en los últimos ciento cincuenta años, con el que hemos tenido la dicha de vivir y vivirlo en toda esta brava lucha que nos redescubrió y reconfiguró para siempre: junto a él somos Pueblo que se junta, crece y magnifica ante las dificultades..

Ministro, ¿qué pasa?, ¿es que no hay "seguridad política" para enfrentar a los maestros empresarios de la cultura para decirles, exigirles que con dinero del presupuesto nacional aquí no se financia a esta clase de personajillos que más que gilipollas --estúpidos-- son colaboracionistas, comisarios políticos, que se adhieren a falsas banderas de paz y falsos discursos para promover el desatamiento de fuerzas oposicionistas que traten de deslegitimar nuestra voluntad política y burlar nuestra madurez democrática?

Ministro, ¿debemos hacerle un recuento sobre quienes son Juanes y Bosé, y qué y a quienes representan?

Es impensable a estas alturas, pero debemos hacerlo, Ministro, el señalarle que estos sujetos desde sus poses y posiciones han pretendido abrirle camino a los apátridas que procuran la confiscación de nuestra forma de gobierno y de la Revolución Bolivariana para recibir las bendiciones de la Casa Blanca. Se han prestado para crear crisis en nuestra Patria: dividirnos, romper nuestra hermandad y facilitarle a los enemigos de Venezuela la posibilidad de una guerra civil del tipo que fracturan países. Con infames declaraciones a las que luego llaman "chistes" y "babosos cantos de amor", estos pseudohumanistas se ponen al servicio de las poderosas e imperiales bandas armadas del Planeta con el propósito de vulnerar culturalmente a Pueblos como el nuestro y abrirle el paso a esas guerras de colores que buscan la paz de los sepulcros.

Los maestros por sus múltiples ocupaciones parecen no saberlo, pero Ud., no, Ministro. Sabe perfectamente que aquí bregan intereses foráneos para que prospere una guerrita de color estiércol o una primavera fratricida.

Es incongruente a estas alturas, Sr. Ministro, el tener que reiterarle que Juanes y Bosé son una farsa pública, que ambos han mentido públicamente a través de diversos medios impresos y audiovisuales sobre nuestras realidades políticas; han insultado a nuestro Presidente para deslegitimarlo acusándolo de dictador y perseguidor de ciudadanos y ciudadanas; han utilizado su poder mediático para injerir e instar al Pueblo venezolano a no votar por Hugo Chávez en la elecciones presidenciales, sin ningún derecho ni autoridad moral. En pocas palabras, han agredido nuestra soberanía e intentado lesionar nuestra paz. Usted y los maestros, lo saben.

Está prohibido que se "empequeñezcan" ante el Pueblo, por decir lo menos, evidenciando con aparente docilidad e impertinente inocuidad que se sienten ajenos a los planteamientos de este nuestro Pueblo, que en defensa de su Dignidad en avalancha comunicacional ha expuesto públicamente. Pareciera que Ud. y los maestros optan por parecer "no estar enterados" de la gravedad de estos hechos y de la torcida ética de sus protagonistas.

Cientos de reclamos escritos y a viva voz han surgido por la pretensión de los maestros Abreu y Dudamel de imponernos la presencia del colombiano uribista Juanes y el pro-monárquico español Miguel Bosé. Suficiente argumentación del Pueblo sabio y paciente ha sido lanzada por todos los medios para rechazar enérgicamente la presencia de estos vulgares agentes del modo de producción capitalista originarios de países que enfrentan gravísimos problemas económicos y sociales, pero cuales perros obedientes de sus amos imperiales los ignoran porque no tienen cojones ni convicciones genuinas para enfrentar las verdaderas injusticias que subyugan y deprimen al mundo y a sus connacionales.

Para ellos, por ejemplo, es inobservable que en España hay colectivos que hablan de futuros suicidios colectivos por la debacle social que los deprime económica y espiritualmente. También es obviable para estos insustanciales que en Colombia las fosas comunes uribistas –donde se han hallado más de cinco mil cadáveres de compatriotas- son un ultraje a la democracia, a la PAZ, a los Derechos humanos. ¿De cuál paz hablan estos mochileros de las políticas imperiales?

Ministro, estos vasallos-mercenarios jamás se atreverían insultar a un presidente mexicano ni a ninguna de sus instituciones gubernamentales; jamás promoverían un concierto pacifista en países como México donde desde hace décadas, en Ciudad Juárez, no hay Paz, pues asesinan impunemente a cientos de mujeres explotadas bajo el régimen de las maquilas, igual suerte han corrido muchos de sus periodistas, son asesinados, desaparecidos o secuestrados por ejercer su oficio comunicacional y de investigación. La violencia ha recrudecido en los últimos tiempos por las consecuencias del narcotráfico…

Les hago un fervoroso llamado a estos pseudopacifistas para que organicen allá su tinglado, y desde allí denuncien a los responsables de todo lo que carcome la paz mejicana. Con seguridad serían repudiados y asediados por las mafias y no podrán siquiera trinar en un café de la esquina. También creo que a pesar del problema ese Pueblo, reconocido en el mundo entero por la defensa a ultranza que hace de su gentilicio, no habría de permitirles esa injerencia y mucho menos que su linaje patrio sea vituperado y expuesto al escarnio público.

Juanes y Bosé saben que la orden de sus amos no es confrontar con dicho país que podría ser el espacio ideal para “sus luchas”, allí estaría plenamente justificado su tinglado por la paz para denunciar con entera libertad el Proyecto “Surf Fence” desarrollado por Estados Unidos para construir el muro fronterizo que impide principalmente el paso de mejicanos indocumentados desde la frontera sur de México hacia USA. Es el lugar perfectos, entre otros lugares, donde deberían “cantar”, “gritar” y “lanzar consignas” ante la oprobiosa actitud del imperio norteamericano que arremete contra el pueblo de habla castellana con el que mejor se relaciona. Allí podrían denunciar a Obama, a los Bush, a los republicanos y demócratas juntos por la cruel caza de mejicanos indocumentados, y las más de 10.000 muertes que ha generado ese conflicto, por el impacto ambiental que ha malogrado la vida de los habitantes asentados en las cercanías del muro...

Pero eso es imposible para estos pseudopacifistas mellados –sedientos de borrar su “marca” de origen, su pertenencia a las mal llamadas minorías- que jamás pondrán en peligro su crossover: están cien por ciento dispuestos a entregarse a las factorías gringas para alcanzarlo, para que sus imágenes y productos musicales, cosméticos y de cualquier índole sean aceptados y adoptados por el mercado norteamericano: la suprema meta de todo artista que pierde su honor y su dignidad.

Ministro, su rosada y tímida respuesta a los y las artistas venezolanos, representados por nuestra insigne Lilia Vera en el acto donde se le rindió tributo a El Tricolor de Venezuela, Víctor Morillo, fue desilusionante, en el ambiente quedó una especie de decepcionante despegue del sentir del Pueblo por parte de Ud., Ministro: Lamentable e indebida invitación hizo Ud., a estas fichas de la Casa Blanca donde ya conversan con el propio Juanes sobre su éxito en Venezuela. Seguramente, harán libros, best sellers que describan los cómo y las hazañas de unos declarados enemigos de la Revolución venezolana para llegar hasta acá y cagarse en nuestro Nido con la sandia anuencia de gente inimaginable.

Es una verdad de perogrullo que no hay una segunda vez, una segunda oportunidad para dar una primera impresión; y esto vale para Ud., Ministro, y para los maestros: en su caso, es quizás la primera oportunidad, como representante del Ejecutivo nacional, que a Ud., le toca enfrentar la defensa de la Patria. El Pueblo espera hoy más que nunca que sus dirigentes estén a flor de piel cuando la Patria los llama. Estamos en estos momentos siendo convocados por Ella, son momentos en que la flacidez ideológica es imperdonable, pues jamás debemos obviar lo que siempre ha de estar presente: Nuestra defensa a ultranza del Presidente Chávez, de la Revolución venezolana, y el sagrado Respeto al Pueblo venezolano.

Ministro Calzadilla, no se comporte como un hombre de "alma tranquila": "los tranquilos" son los desmemoriados, y Ud., sabe sobradamente que no estamos para "olvidar", y que los que ejecutan las políticas del Gobierno Bolivariano, como Ud., deben mandar obedeciendo, porque el Pueblo y su Soberanía así lo demandan.

Ministro Calzadilla, independientemente de sus criterios personales y "coincidencias" con los maestros, Ud. está en el DEBER de ponderar la posición que ha asumido el Pueblo venezolano junto a sus genuinos cultores frente a este problema. Compórtese como un aguerrido y verdadero defensor de la Patria. No estamos ni estaremos nunca para blandicias, tal como lo acaba de demostrar Roy Chaderton Matos, quien le dio una lección de coraje al mundo al defender con hombría y patriotismo a nuestro Comandante y a nuestro Pueblo ante el patán panameño que osó ofendernos: ¡¡Carajo!! así es que se gobierna y defiende la Patria de los hijos e hijas de Chávez y Bolívar. ¡¡Qué orgullo!! y ¡¡qué seguridad espiritual se siente cuando contamos con hombres como Chaderton Matos!!

Nos negamos a pensar que nuestro Poder Popular para el Ministerio de la Cultura se encuentra "arrodillado" ante los circunstanciales maestros que al parecer son los que "le dan vida a la cultura venezolana". Nos negamos a pensar que los circunstanciales maestros son realmente el poder que decide nuestras políticas culturales. Pues, amigo Ministro, si es así, estamos muy mal.

Es soez e inaceptable que el presupuesto nacional se siga usando para desvincular a nuestra juventud de sus verdaderos valores y raíces. Le reitero, Ministro, es inexcusable, que Ud., no se pronuncie con la fuerza que debe cuando ya lo han hecho centenares de venezolanos revolucionarios defensores de la niñez y juventud de la Patria para impedir que Juanes y Bosé logren bajo el "celestino manto" de los maestros, entregarle al Mundo un ¡¡SOS!! desde Venezuela por la paz y llevar cabestreados a miles de jóvenes que no decodifican a tiempo las intenciones subyacentes de estos mercenarios a los que sólo les interesa obedecer y congraciarse con el orden imperial que los amamanta.

Seguramente, vendrán además "otros adalides de la libertad" del tipo willie culón, sanz, y otros más que sólo manosean la Paz y al Amor, para convertirlos en renta propia, porque realmente lo que los martiriza es la "paz de sus bolsillos" que no logran llenarlos como antes por la crisis económica europea, y la restricción natural del mercado estadounidense que no absorbe con rapidez y facilidad sus bodrios musicales hechos en lengua de minoría étnica.

Ministro, el gobierno nacional está obligado a pronunciarse a través de su vocería ante esta aviesa pretensión de los maestros. No deseamos la impertinente presencia en nuestro Suelo Patrio de depauperados mentales como willie culón y los cochecitos que arbitrariamente se arrogan autoridad para desprestigiar a nuestro Pueblo, a nuestras políticas de gobierno y decisiones soberanas y a nuestro Presidente Hugo Chávez.

Juanes, Bosé y la caterva de cantantuchos fascinados "por el deber cumplido ante el imperio" se abrazarán a la escualidez enemiga que les hará coro para dejar constancia de que Venezuela se hunde por miles de miserias inventadas por esos desquiciados que aquí penan porque no les permitimos vender la Patria, sin duda, ellos serán "premiados"; Venezuela, burlada y humillada. Si ello sucediere, Ministro, Ud., desoyendo al Pueblo, a sus artistas, habría colaborado con los enemigos imperiales de Venezuela que no cejan un milímetro en sus planes desestabilizadores con miras a producir ingobernabilidad. Ud., está en el deber de pronunciarse ante el mundo, ante la República Bolivariana de Venezuela con gallardía.

En una oportunidad, nuestro Presidente Hugo Chávez Frías le dijo al que otrora fuera un presidente mexicano: "No se meta conmigo, caballero". Como cada una de nosotras y nosotros Somos Chávez, declarado y jurado a viva voz, debemos decir lo mismo, y mucho más a todos los "cachorros del imperio" y “castrados mentales” que hoy persisten en la tarea de derrumbar el Proyecto de más de ocho millones de cronopios que quieren salvar a la humanidad desde Venezuela liderizados por su Cronopio mayor, Hugo Chávez Frías. Pronúnciese, Ministro, se lo debe a la Patria de Chávez y Bolívar.

zulayfariasm@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3745 veces.



Zulay Farías


Visite el perfil de Zulay Farías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: