Decálogo del buen progre-sismo

1.- Veneraras al Dr. Plinio, fundador de  Tradición, Familia y Sociedad y sus sabios consejos. lo veneraras tanto que te harás semi - dios hasta entender  que todo es  una mercancía.

2.- Esconderás cifras de encuestas. Copiaras  del comandante sus misiones, pero solo para mentir y solo te saldrá  una mala copia.

3.- Asaltaras embajadas creyendo que el mundo es tuyo y tu mirada de odio será la luz de las tinieblas.

4.- Imitaras hasta los tuetanos a aquel que quedo prendido en el alma de tu pueblo y trataras de ser como él en plena campaña,… pero solo harás el ridículo.

5.- Te subirás al autobús del progreso y desde allí soñaras en la mujer de Lot y en la tierra del nunca jamás hasta entender que difícil es para ti volver la mirada al pasado.

6.- Dejaras de amar al becerro de oro para amar al oro del becerro  y amaras al mercado, a la oferta y la demanda hasta olvidarte del ser humano.

7.- Pretenderás acabar con las misiones, pero un pueblo larguirucho y bueno te arrasara mientras  mayami esperará por ti.

8.- Tu verbo intentara seducir, pero el odio hecho palabra te hará genuflexo ante el imperio de la hamburguesa y entonces te alcanzaran tus recuerdos y te dará miedo eso de comer alfombras.

9.- En tu intento de subir al cielo, reeditaras de nuevo a babel y ni tu ni los que están contigo entenderán lo que significa vida en abundancia, y trataran de importar el odio.

10.- De ti se alejaran las hienas una vez que un siete de un mes no muy lejano se consolide el amor militante por la patria y la matria nuestra y te niegues a entender que ni tanto odio pueden terminar con el hombre y la mujer que aman los arcoíris.

espanel7@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1765 veces.



Nelson España

Miembro del Frente Antiimperialista de la Zona Sur - Anzoátegui

 espanel7@gmail.com

Visite el perfil de Nelson España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson España

Nelson España

Más artículos de este autor