Hacerse la víctima

Algunas personas después de cometer actos reñidos con el deber social, con la ética, la moral y con el sentido de pertenencia, acuden a la postura, muy conveniente por demás, de hacerse la víctima.

Hasta conceptualmente evidencian  una gran debilidad y  confusión (por la alusión que han hecho en un escrito vía “pin”, sobre el sentido de pertenencia). ¿Será que tener sentido de pertenencia tiene que ver con conminar a sus compañeros “representados” trabajadores y  trabajadoras a que abandonen sus puestos de trabajo para que ellos puedan satisfacer sus ansias de poder en detrimento de la salud económica de la corporación y por ende del pueblo?... ¿Será que cerrar los puestos de recaudación y atención a nuestros usuarios y usuarias, redunda en beneficios para la corporación ( que no es un secreto para nadie está atravesando por una situación muy particular económicamente hablando), para los trabajadores y trabajadoras, para el pueblo?...eso que me lo expliquen si pueden, porque nadie con dos dedos de frente, podría avalar semejante desatino. Sería bueno que el compañero sindicalista se paseara por la definición de sentido de pertenencia.

El principal valor Socialista es el sentido de pertenencia a la sociedad, la Conciencia del Deber Social, ese es el centro de la batalla por su construcción, el núcleo de la ética y moral de los socialistas, todo lo demás debe contribuir a este valor.

De esta manera será Revolucionario lo que favorezca este valor de sentido de sociedad, y será contrarrevolucionario aquello que lo degrade o desdibuje.

No es fácil rescatar el sentido de pertenencia a la sociedad, son milenios de egoísmos, de soluciones individuales a la vida los que ha padecido la humanidad. Se trata entonces de un salto formidable hacia, como pensó el Che, “el escalón más alto que puede alcanzar la especie humana, el ser revolucionario”.

¿No es como convenientemente lo quieren utilizar que debemos acudir al sentido de pertenencia?… ¿Será que este compañero cree que nosotros le pertenecemos al sindicato? ¿No estará olvidando un pequeño detalle, que ellos llegan allí porque así lo quieren los trabajadores y trabajadoras, que de ninguna manera esto constituye un cheque en blanco para que decidan y manden a los trabajadores y trabajadoras hacer lo que ellos quieran?.

¿Es así como quieren orientar las luchas de los trabajadores? Recuerden el contrato colectivo único, por cierto convenido y firmado con el gobierno revolucionario en la persona de nuestro presidente, comandante Hugo Chávez y no sólo por la Federación, es decir, se firma en revolución, por la revolución y para la revolución, que genere la mayor suma de felicidad al pueblo. Las cláusulas número uno (01) y ocho (08) de este contrato lo expresan claramente: pertenecemos a una sociedad y nos debemos a ella, y es con nuestro trabajo en la Corporación que podemos servirle a la misma. Lo otro es la conciencia del deber social, guía para la construcción en colectivo, la construcción del socialismo.

Construyamos los consejos de trabajadores y trabajadoras, es nuestro reto como clase obrera revolucionaria.

“Irreverentes en la discusión y leales en la acción”

CORPOELEC ES PUEBLO Y EL PUEBLO ES Chávez.

Arturo Moreno, Trabajador de base CORPOELEC Lara

jube312@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1535 veces.



Valentina Querales

Ex-presidenta de INDEPABIS Trabajadora de CORPOELEC Lara Vocera de Fábricas e Instituciones GPP Lara

 mtse13deabril@gmail.com

Visite el perfil de Valentina Querales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a143906.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO