La fosforito paso la prueba

De verdad que comenzamos un sábado muy radiante, lleno de alegría y la satisfacción de saber que nuevamente ganamos, ver en la pantalla a la doctora Iris Varela, Ministra del Poder Popular para los Asuntos Penitenciarios, anunciar que el reten de La Planta estaba vacío, que no hubo muertos ni heridos y que el traslado a otros recitos carcelarios se cumplió con normalidad, luego de dos días continuos de plomazón. Me produjo tanta felicidad, como me imagino deben sentir las familias que habitan la zona de Puente Hierro.

En julio de 2011 a menos de un mes de los acontecimientos con los privados de libertad del Rodeo I y II, durante la celebración del aniversario del Asalto al Moncada, el comandante presidente Hugo Chávez, anuncio la designación de la diputada Iris Varela, como ministra del nuevo despacho para asuntos penitenciarios. Era –y sigue siendo- tremendo compromiso, pero la comandanta “fosforito” le echo pichón. Por un momento pensé que no las tenía todas a su favor y menos sabiendo que se trataba de la chica que pisa la cuerdita, con mas o menos cierta facilidad.

Su temple, risos y hasta su expresión para nada plástica, se convirtió en la mejor etiqueta de la canalla mediática para desacreditar de antemano el trabajo de esta mujer, excelente venezolana, lidereza feminista (aun cuando no se lo ha propuesto) y política, que tiene mucho que enseñar a nuevas y viejas generaciones que se ocuparon y ocupan de los problemas penitenciarios y el enfoque de sus soluciones. Como lidereza bien plantada, despierta furibundos odios y las mas tiernas y afectuosas aprobaciones. Me inscribo en la segunda.

Sin duda que ha sido un año muy duro para el mundo de los privados de libertad, las prisiones, los tribunales,… en fin es un universo muy complejo, que cambia todos los días, dado que mientras 2 salen entran 3. Además en esta parte del país, así como todo lo que tiene que ver con atención social de los venezolanos y venezolanas existe una deuda bicentenaria, que se agudizo entre 1960 y 1999 con la 4ta. No pretendan entonces querer cobrarle a la Ministra, al comandante presidente o a los chavistas, el que La Planta estuviera donde estaba, el que los pranes tengan su propio gobierno, ni tampoco que las cárceles sean escuela de especialización en delinquir, nada de esto es atribuible a nosotras y nosotros.

Aunque lamento lo ocurrido por la muerte del Sr. Molina y mi pésame a la familia, voy a disfrutar este fin de semana, con la confianza que produce saber que estamos en buenas manos. Que avanzamos a pesar de los obstáculos que diariamente el oposicionismo se obstina en colocar para evitar que el país marche, como lo viene haciendo, en la construcción del socialismo. Ahora resulta que Iris Varela también los tiene locos .




nelida.arrechedera@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1846 veces.



Nélida Arrechedera


Visite el perfil de Nelida Arrechedera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: