¿El peor momento económico vivido por Venezuela?

Por favor vean el crecimiento de la Bolsa de Valores de Caracas desde diciembre hasta ayer en el peor momento político de este gobierno.



Ahora observen el movimiento de la Bolsa de Valores de Caracas los últimos 5 años:



Me pregunto: ¿ Cómo se puede decir que estamos viviendo el peor momento económico de Venezuela ?




La gestión del gobierno bolivariano, ¿es tan mala como está pintada?
Ojo crítico
Rebelión

Al leer la prensa nacional se puede pensar que Venezuela está en el borde
del abismo económico como era Argentina hace un año. Se notó una tasa de
inflación de un 4,5% en el mes de septiembre combinada por una devaluación
de un 85,5% desde la flotación de la moneda en el mes de febrero del año en
curso.

La oposición o "sociedad civil" como se denomina, está casi histérica con
un caso crónica de chavitis, pidiendo la renuncia del presidente
democráticamente elegido y relegitimado en agosto del 2000 con un 59% de
los votos. La campaña antigubernmental de los medios de comunicación sigue
sin tregua, manipulando y tergiversando las noticias y al mismo tiempo
suprimiendo noticias "no convenientes", así negando el derecho
constitucional de los venezolanos a la información oportuna, veraz y
objetiva. Sin duda alguna, existe plena libertad (al juicio del autor
"abuso" ) de expresión en Venezuela pero no existe libertad de información
como arriba señalado.

Después del golpe fallido en el mes de abril, la oposición intenta dar un
golpe económico o institucional para derrocar al presidente. Las malas
noticias económicas son completamente sobredimensionadas; Ejemplo, "el peor
desastre en la historia del país", "el presupuesto para el 2003 -
completamente irreal" etc. etc. (aunque el presupuesto no será presentado
ante la Asamblea Nacional antes del 15 de octubre y por lo tanto no es
oficial y todavía en forma de un "borrador"). Básicamente, son comentarios
cortoplazistas que han caracterizado la actitud desesperada de la oposición
desde la implementación de las 49 Leyes aprobadas en el marco de La Ley
Habilitante a finales del mes de octubre de 2001.

La primera señal de los problemas económicos del país se manifestaron
abiertamente el 18 de febrero de 1983, el famoso viernes negro, cuando el
gobierno de Herrera Campíns estaba obligado devaluar el bolívar de la tasa
fija de 4,3/US $. Vale la pena analizar la devaluación del bolívar a largo
plazo para contextualizar el desempeño del gobierno bolivariano.

Devaluación del bolívar en términos del dólar:

Gestión de los gobiernos AD/COPEI/Convergencia 1983- 1998

02/83 - 4,3
02/98 - 517,25
Prom. Dev. Var.anual - 795%
Prom. Dev. Var. mensual - 4,42%

Gestión del gobierno bolivariano 1998- Octubre de 2002

02/98 - 517,25
09/02 - 1480
Prom. Dev.Var. anual - 40,9%
Prom. Dev. Var. mensual - 0,80%

(Fuente: BCV)

Aunque es difícil realizar comparaciones directas, las cifras comprueban
que la gestión del gobierno bolivariano en términos del manejo de la
devaluación del bolívar ha sido, hasta la fecha de hoy 3/10/02, muy
superior al desempeño de los gobiernos desde el 1983. ¿Entonces, este
gobierno ha hecho el peor desastre en la historia del país? No ha sido
brillante tampoco pero mucho mejor que los Adecos, Copeyanos o los de
Convergencia. Sin embargo, como cortoplazistas, la oposición no pueden ver
más allá que uno o dos meses de cifras económicas porque NO ES CONVENIENTE,
ya que el propósito es derrocar a Chávez por cualquier vía.

Las causas de la inflación endémica en la economía venezolana se analizará
más adelante.

Mientras tanto, vamos a contextualizar la inflación del país desde el año
1989 - fecha clave cuando se abrió el mercado venezolano a las
importaciones.

Gestión de los gobiernos de Carlos Andrés Pérez, Ramón J. Velásquez, Rafael
Caldera 1989 - 1998 - inflación (%), promedio anual.


1989 - 84,5
1990 - 40,7
1991 - 34,2
1992 - 31,4
1993 - 38,1
1994 - 60,8
1995 - 59,9
1996 - 99,9
1997 - 50,0
1998 - 35,8
Prom. 9 años - 53,53%

Gestión del gobierno bolivariano 1999 - 2002 (est.) - inflación (%).
promedio anual

1999 - 23,6
2000 - 20,0
2001 - 13,4
2002 (est). - 35,0**
Promedio 4 años - 22,97%

(Fuente BCV)

Otra sorpresa, ya que los que critican 24 horas al día tienen memorias muy
cortas. Es verdad que el alza en la tasa de inflación ha golpeado a las
clases populares, ¿pero hasta qué punto? La percepción es importante pero
la realidad se confirma por un análisis objetivo. Por ejemplo, cuando
Chávez llegó al poder en febrero de 1999, el salario mínimo era de Bs.
75.000,00/mes. A finales de septiembre de 2002 subió a Bs. 190.080,00/mes
lo que representa un incremento de un 153,44% o 38,36% al año. La realidad
es que el nivel de vida o el salario real incrementó en un 12,8% al año.

No es mucho, pero no es el desastre expuesto en la prensa y en la mente de
la oposición antichavista.

En realidad, el golpe económico comenzó a principios del año después del
paro nacional el 10 de diciembre del año pasado. Los medios de comunicación
llevaron a cabo una campaña feroz en contra del presupuesto de la nación y
la "sobre valuación" del bolívar. El BCV gastó casi 5 mil millones de
dólares para mantener el bolívar dentro de las bandas establecidas y así
controlar la devaluación y por lo tanto la tasa de inflación. Al final, el
gobierno se rindió para proteger las reservas internacionales y el
empresariado obtuvo el gran premio de la devaluación deseada para hacerse
más competitivo.

Hasta la fecha, la nueva competitividad del empresariado brilla por su
ausencia y solamente la banca y los especuladores ganaron la batalla,
cosechando millones de dólares en beneficios especulativos. Como arriba
explicado, se desató la inflación impulsada por los especuladores quienes
aumentaron el precio de todo - incluyendo productos locales para proteger
sus beneficios que suelen cambiar en dólares, lo que debilita la economía
local, ya que no hay inversión. Muchos son venezolanos y patriotas todos y
casi liquidaron los avances realizados por el gobierno bolivariano desde el
1999. Otra vez, los grandes capitales dejaron su huella en la vida del
pueblo.

Vale destacar como Ojo Crítico, que no es el gobierno que sube los precios
sino los comerciantes que controlan las importaciones y la cadena de
distribución. El gobierno controla el precio de la gasolina que disfruta de
un precio fijo desde el 1996. Lamentablemente, es la costumbre echar la
culpa al gobierno por todo lo económico cuando son los grandes intereses
que oponen al gobierno que desataron la ola inflacionaria.

La rabia evidente contra el gobierno bolivariano y en contra de Chávez en
particular se debe al simple hecho de que este gobierno ha dedicado los
grandes flujos de petrodólares hacia las clases más necesitadas a través
del Plan Bolívar 2000, El Banco del Pueblo, el Banco de la Mujer y ha
invertido en muchos proyectos de infraestructura. Es importante medir el
progreso de un país no solamente en términos económicos sino en lo social,
lo humano y en lo ético.

Por ejemplo, desde el 1999 más de 1,5 millones de venezolanos tienen acceso
al agua potable por primera vez y Hidrocapital sigue desarrollando plantas
a lo largo y ancho del territorio nacional, hasta la fecha 40 han sido
terminadas o están por terminar. El agua potable es imprescindible para
comenzar a sacar la población de la pobreza, bajar el nivel de mortalidad
infantil (ya bajó de 21 por mil a 17 por mil), combatir las enfermedades
diarreicas y al final incrementar la expectativa de vida que en el 2000
alcanzó 72.9 años con respecto a 72.6 anteriormente.

La educación es vital a largo plazo y el proyecto de las escuelas
bolivarianas ha sido reconocido mundialmente. El Banco Mundial otorgó más
de 30 millones de dólares para seguir impulsando este proyecto de educación
integral. Los niños reciben desayuno, almuerzo y merienda, atención médica
y el deporte es obligatorio. Hasta la fecha, el gobierno ha construido 900
nuevas escuelas y habrá reacondicionado 3100 en tres años. Todavía hay
problemas, pero el presupuesto para la educación ha subido de un 3% al un
6,8% del PIB, como el de la salud pública que alcanzó un 8% del PIB en el
2002. Todo es gratuito cuando anteriormente era costumbre cobrar a los
pacientes y a los padres para la matricula escolar. El Proyecto "Simoncito"
ofrece orientación a la madre durante el embarazo y después del parto cuida
tanto al bebé como a la madre. Al cumplir cuatro años el niño ingresa en el
sistema preescolar, que forma una parte integral de este proyecto tan
importante para todos los venezolanos. A través del Plan Bolívar 2000 se
lanzó un programa de inmunizaciones completamente gratuito para combatir
las enfermedades más comunes y hay dos divisiones móviles de la FAN que
presta atención médica a las poblaciones más necesitadas. El Plan Caracas
gestionado por el Municipio Libertador existe para humanizar los barrios
populares y reacondicionar los ranchos y cambiarlas en casas. Además, todos
los habitantes de los barrios populares van a recibir el titulo legal del
terreno y la casa donde viven, para así asegurar el futuro de las próximas
generaciones y dignificar al pueblo.

Desde el 1999 hasta finales de septiembre 2002, el gobierno había
construido casi 92.000 viviendas populares a lo largo y ancho del país con
condiciones favorables de financiación a una tasa fija de un 12% durante 20
años. (Comparen esta cifra con los 65.000 unidades realizadas entre 1989 y
el 1998 por la IV República.) La salud pública está mejorando a pesar de la
falta de recursos y muchos ambulatorios habían sido remodelados y
reequipados para así prestar mejor atención al paciente.

En términos de obras civiles e infraestructura, la autopista José Antonio
Páez en los llanos fue completado por la FAN después de casi 20 años de
demora. El segundo puente sobre el Orinoco está en marcha para fomentar el
comercio con el norte de Brasil y las ciudades de Boavista y Manaus. El
puente dispone de un ferrocarril que llegará a Barcelona y así conectar el
norte Brasil con el Mar Caribe. La red nacional de ferrocarriles sigue a
paso de vencedores y Venezuela es quizás el único país del mundo donde hay
cuatro proyectos de metro en marcha. En Caracas, Los Teques, Valencia y
Maracaibo. Son algunos ejemplos cómo se puede medir el progreso de un país
en desarrollo, lo que contrasta directamente con la gestión de los
gobiernos anteriores desde el 1958 hasta el 1998, cuando la infraestructura
se deterioró y las escuelas y la salud pública estaban prácticamente
abandonadas.

Los resultados de estos programas múltiples no se ven a corto plazo. Sin
embargo, a largo y mediano plazo, la población beneficiará de los esfuerzos
realizados, así como el empresariado a través de la nueva infraestructura
del país y la mano de obra capacitada por el gobierno para así crear
recursos humanos productivos para las inversiones del exterior que están
llegando al país.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3400 veces.



Gabriel Gentile


Visite el perfil de Gabriel Páez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas