(Audio) Ay, Juan José Molina, me da pena verte

Boomp3.com

El diputado a la Asamblea Nacional por el partido Podemos Juan José Molina, Molinita, es una de esas personas a las que ni jurando por Dios y ni por su propia madre, se le puede creer una burusa de lo que expresa.

Lo decimos porque, de acuerdo a las notas de prensa de los medios privados, no le va muy bien en su cambio de ruta, en su remozada militancia dentro del oposicionismo, sino que cada vez más se le enreda la cabuya en las extremidades inferiores en su andar torcido por los caminos de la política.

Ni siquiera apelando a la argucia de hacer un casting, el diputado Molinita ha sido aceptado a plenitud por el oposicionismo con el que hoy ambiciona cohabitar. Lo trágico de Molinita es que perdió el poco rédito de reconocimiento que alguna vez, aunque sea de manera eventual o por accidente, debió haber tenido.

Lo deplorable de Molinita, es que actualmente está convertido en una leyenda difusa y dudosa en la memoria de aquellos que lo conocieron y en la de quienes en este momento no lo reconocen ni siquiera como representante auténtico de la organización partidista que dice representar.

Esa es la espeluznante dualidad que al presente vive Molinita. Nadie podrá decir que el asambleísta de Podemos es víctima del sicariato mediático de las empresas de comunicación de la derechona venezolana. Lo innegable es que Molinita, por su mala praxis política, engarzó su oportunismo politiquero como un medio de sobre vivencia estratégica y, por lo que veremos más adelante, fracasó en su frustrado intento, en su deseo de trepar por asalto -como un engañoso Spiderman- por las paredes ariscas del sector opositor.

De tal forma, el legislador de Podemos, cada vez que se tongonea ante las cámaras de televisión, muestra el bojote corrompido de su errático activar político. Una prueba de ello, es el reality show que montó en Uruguay en compañía del inhabilitado alcalde de Chacao, Leopoldo López. Por lo que pudimos ver en la pantalla chica, Molinita -desde que comenzó a escoltar a Lopecito- camina como un yo-no-se-qué, con el cuello alzao, dicen que sabe mucho, que viene rico y recomendao. ¡Ay, Juan José!

Aquí están, pues, las pruebas testimoniales de que Molinita es repelido, que no es santo de devoción ni bienvenido a las esferas tormentosas del oposicionismo. En tal sentido, presentamos las declaraciones dadas por el ex dirigente de Podemos y ex precandidato a la Alcaldía de municipio Piar del estado Bolívar, Ramón Romero. Lo expresado por su ex compañero de partido, deja en paños menores a Molinita, lo pone a rebuscar y a recoger, como un latero, su botín en los contenedores que acumulan la chambonada del oposicionismo en esta región del país.

Al anunciar su respaldo al causaerrista Américo De Grazia, como aspirante por la oposición a la Alcaldía del municipio Piar, el ex dirigente de Podemos Ramón Romero le lanzó un fuerte petardo a Molinita. El periodista Miguel Bellorín, del Diario de Guayana, recogió las explosivas declaraciones de Romero: “La decisión tomada de apoyar a De Grazia, está basada en el lugar de preferencia que tiene en las encuestas y la decisión inconsulta asumida por los diputados Juan José Molina y Carlos Rojas, de cederle la tarjeta de Podemos a la candidata Antonia Robles, quien es archiconocido, no lidera las encuestas” (www.eldiariodeguayana.com.ve, miércoles 20-08-2008)

Romero aclaró que decidió respaldar la opción representada por De Grazia a la Alcaldía de Piar, luego de haber “sido traicionado por los diputados y dirigentes de Podemos en el estado Bolívar, Juan José Molina y Carlos Rojas”.

Las declaraciones de Ramón Romero nos muestran a un Molinita impresentable. En una clara demostración de que el diputado Molinita, del que echan mano Leopoldo López y los medios privados, es un subproducto propagandístico de una chocarrería dolorosa, una parodia rezumante de subterfugios, la patentiza Romero al resaltar: “Ante el golpe bajo recibido, producto de las marramucias y triquiñuelas, orquestadas por Juan José Molina y Carlos Rojas, conocidos como ‘Pinky’ y ‘Cerebro’, respectivamente, en el partido Podemos, nos vimos en la acertada necesidad de apoyar a la formula ganadora constituida a partir de este momento por las bases de Podemos, mí persona y Américo De Grazia”. ¡Ay, Juan José!

Como los perros que siguen el olor de los cadáveres, Ramón Romero, sin perder el rastro del efluvio que desprende Molinita, puntualizó: “Está más que demostrado que hicimos un trabajo arduo que, finalmente, no fue reconocido por unos diputados como Juan José Molina y Carlos Rojas, que a mí entender son unos mercaderes de la política”. ¡¿Qué hiciste Milinita?!

Pero aquí no termina lo que su ex compañero de Podemos Ramón Romero conceptúa como “las marramucias y triquiñuelas orquestadas por Juan José Molina”. Pues, el dirigente y precandidato a la gobernación del estado Bolívar por la Causa R, Andrés Velásquez, también desviste a Molinita y pone a la vista del público las peripecias politiqueras que en su nativo estado Bolívar ejecuta el vocero defensor de Leopoldo López: “En esta región los también aspirantes Antonio Rojas Suárez y Juan José Molina se han mostrado contrarios a la unidad”.

Aunque a nadie le importa que el ruido de la discrepancia se haga insoportable en el oposicionismo, Velásquez agregó: “Luego de varios esfuerzos y reuniones, en las que se llegaron a acuerdos en puntos determinados ahora existe una negativa absoluta por parte de estos precandidatos a firmarlos, y esto definitivamente daña el esfuerzo unitario, la plataforma que hemos venido construyendo aquí, en el estado Bolívar” (www.globovisión.com, 11-07-2008).

Para manifestar el fracaso de la teoría de la atracción molecular entre él y Molinita, el patrón y candidato vitalicio de la Causa R para todos los cargos, añadió: “El diputado Juan José Molina de Podemos, pierde su tiempo atacándome, en lugar de ocuparse de las comunidades que no tienen servicio

eléctrico o lo tienen pero deficiente, sin agua, acosadas por el hampa, y que de ellos debe ocuparse como diputado”. (www.diarioelprogreso.com, domingo 17-08-2008).

A pesar de que a Molinita parece no remorderle la conciencia, recordamos que durante la campaña presidencial de 2006 el diputado de Podemos, cuando tenía el hueso colorado, descalificó al gobernador del estado Zulia, Manuel Rosales, como aspirante a la presidencia de la República por el partido UNT.

“Rosales ha dedicado parte de su tiempo, en lugar de gobernar de manera eficiente, a estar desestabilizando al país y apoyando acciones antidemocráticas durante toda su vida política” (Agencia Bolivariana de Noticias, 02/09/06).

Molinita, después de dar su salto de talanquera hacia la oposición cabalgando el asno del oportunismo, de sol a sol está montado ahora -cual jinete del apocalipsis- en el proyecto de dar su apoyo al Filósofo del Zulia, después que en el año 2006 lo calificara de “golpista” e “ineficaz”.

Para demostrar este respaldo al iletrado Rosales, el diputado Molinita acompaña y se hace cortejar por dirigentes de UNT, aunque en el estado Bolívar ex compañeros de Podemos y militantes de Causa R, entre otros, lo despacharon para que se estrelle contra la realidad montado muy emperifollado en su jumento del engaño y la mentira.

Como por lo visto, Molinita es un fotomontador a conveniencia de sus ajustadas circunstancias, además de ser uno más de esas personas que pasan la vida buscando cómplices, sólo nos queda decir: “Ay, Juan José!, me da pena verte, cómo te han despachado. Ya no sabes montar ni siquiera hacer caminar tu burro. ¡Ay, Juan José!, burro no se monta con sombrero ni zapatos ni con sortija de mucho brillo ni con pañuelo muy amarillo ni con bastón de puño de oro. ¡Ay, Juan José!”.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6058 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Vidal Chávez López


Visite el perfil de Vidal Chávez López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a62879.htmlCUS