PSOE socialista, PSUV socialista. ¿El mismo socialismo?

Zapatero fue electo Jefe del Gobierno español con los votos del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), tal vez en lugar de “Obrero” debería decir “Laborista”, al ser elegido como líder de ese partido en el parlamento. Pero ganar la mayoría en el parlamento no es suficiente, se requiere de la aprobación del Rey de España para asumir la jefatura del gobierno. En un acto casi humillante, el electo líder de la mayoría parlamentaria tiene que acudir ante el Rey para solicitar su aprobación y poder encargarse del Gobierno. Digo humillante, porque el Rey fue restituido en su majestad por el moribundo Franco, uno de los más sanguinarios dictadores que ha conocido la culta Europa. Esta realeza española tiene una profunda vocación dictatorial, no podía ser de otra manera, y una fachada democrática.

El PSOE es un partido más del estatus quo que contribuye a la conservación del mismo. El PSOE está muy lejos de ser un partido revolucionario, más bien es un partido conservador. Conservador porque su misión es contribuir a la conservación de la situación actual de dominación de la burguesía, acompañada por la realeza, sobre millones de ciudadanos de las autonomías que forman España, muchas de ella por la fuerza, y de inmigrantes. El PSOE sólo busca suavizar la explotación, hacer más llevadero el sufrimiento de miles de trabajadores, de ocultar el régimen de explotación y mantener a los inmigrantes a raya.

El PSOE es sólo socialista de nombre, mantener la expresión “socialismo obrero” en su nombre es un insulto a ambos. Creo que harían muy bien eliminar el adjetivo obrero del todo o asumir el de laborista, al estilo inglés.

Chávez fue electo por primera vez como candidato de un grupo de partidos de izquierda, como el PCV, y de derecha, como el MAS, sin un mensaje político claro. La mayoría lo veía como un vengador que pondría fin a los abusos de los adecos y los copeianos, y que gobernaría con mano dura apoyado en las Fuerzas Armadas, como se le llamaba entonces. Chávez no hablaba en aquel momento de socialismo y, que sepamos, no tenía relaciones amistosas con Fidel Castro ni con otros connotados líderes de la izquierda latinoamericana. El Movimiento al Socialismo (MAS) fue uno de los primeros partidos en retirarse de la coalición que lo llevó a la presidencia. A la vista de muchos esto podía significar un alejamiento de los postulados del socialismo. Claro está que no fue así. Ya hacía tiempo que el MAS conservaba las siglas por tradición aunque en sus programa político había abandonado la construcción del socialismo como meta.

Después del golpe de estado del 2002 y para el referéndum revocatorio, es que Chávez intensifica sus relaciones con Fidel. Este último sugiere las misiones como alternativa al burocratismo de Estado para llevar adelante una serie de políticas compensatorias, especialmente en materias de salud y educación. El socialismo todavía no ocupa un espacio importante en el discurso presidencial. No es sino hasta las recientes elecciones presidenciales que el socialismo pasa a ocupar un lugar protagónico en el pensamiento de Chávez. Una vez que ganó las elecciones propone la creación de un partido único de la revolución. Le solicita a los militantes y dirigentes de los partidos que lo apoyan que los disuelvan para unirse a ese nuevo partido. Y propone que éste se llame Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Todavía ese partido está en formación y no conocemos su programa político.

El PSUV también tiene el término socialismo en su nombre. Sabemos que este nuevo partido lo integran cientos de personas que vienen de los partidos tradicionales de derecha, donde se les cultivó el odio por el comunismo y el socialismo. También están en sus filas cientos de personas que militaron en partidos de izquierda, los cuales constituyen una garantía de vigilancia de que se construya un verdadero partido socialista. Además, hay en ese partido cientos de personas que nunca militaron en partido alguno, muchos de ellos tiene una formación socialista y muchos no.

Lo cierto es que los militantes del PSUV tienen que hacer un esfuerzo enorme por construir un partido socialista que no sea como el PSOE. Un partido que de manera clara deslinde los dos tipos de socialismos. Un partido donde sus lideres se distingan de los socialistas como Zapatero.



Julio_mosquera@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3052 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a44569.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO