Lo del amañado informe de la Bachelet

Lo del amañado informe de la Bachelet, en parte, es culpa nuestra, sabiendo nosotros a qué venía ella y la actitud, trato y discusiones como la manejaron todos quienes tuvieron cualquier tipo de contacto con ella. Se lo permitimos y nos comportamos, institucionalmente, como la Caperucita Porno.

Nadie le dijo a la Bachelet que sabíamos a qué venía ella. Nadie le dijo que no entendíamos cómo ella que ha destinado sus dos gobiernos en la presidencia de Chile y todos los recursos para derrocar al Comandante Hugo Chávez y luego, al Presidente Nicolás Maduro, ahora, pretenda evaluar objetivamente la situación de los Derechos Humanos (DDHH) en suelo venezolano.

Ahí estamos pagando bien cara nuestra pobre noción de diplomacia, que emula y reproduce las viejas formas melifluas y ademanes de la ideología burguesa.

Sigamos pelando el dientero, como si nos sorprendiera que esa señora es una Malinche y solo vino a montarle el expediente de violador de los DDHH al gobierno que preside Nicolás Maduro, obviando toda nuestra resistencia en pro de la paz y cómo sobrevivimos al terrorismo y boicot económico en todas sus formas.

Fuimos voces en el desierto quienes advertimos todo este pandemonium con tan pervertida señora.

Ella, con su cinismo usual y como buena servil arrastrada del imperio estadounidense, acostumbrada como está, a cabalgar y a tratar a los bobotes de la izquierda que creemos en la buena voluntad del otro, al final de su visita - artera como es ella, burlándose del pueblo venezolano, de toiticos los pendejo del chavismo que exhibían sus rubicundas caritas en fotos para la prensa, las redes electrónicas y pal féisbu- nos lanzó, con una pata puesta en el avión y la otra aún en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, en el nuevo Estado La Guaira (Vargas), que se iba preocupada, porque según la Malinche, "aquí se violan los DDHH y la crisis económica es preexistente a las sanciones económicas y bloqueo del gobierno estadounidense" y nos dejó sembrados a sus vigilantes inspectores, como preludio al infame informe que ella acaba de entregar en el seno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

He allí, los resultados. Montó en la olla al gobierno que preside Nicolás Maduro y le sirvió la mesa al rapaz imperio estadounidense, para así, justificar cualquier agresión bélica unilateral o utilizando los Cascos Azules para el mismo fin.

Yo no había visto tanto pendejo como hasta ahora. Y no imaginaba que la doñita, Michelle Bachelet fuese tan pervertida.

Aprendamos, aunque sea a punta de todo el carajazo, que nos hemos dado por culpa de otros y por culpa nuestra, por permitirlo. Pero, aprendamos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1683 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a280185.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO