Ante la crisis de las empresas basicas de Guayana el Colectivo Control Obrero de CVG ALCASA fija posición

El encuentro del presidente Chávez y los trabajadores del sector Hierro-Acero y Aluminio en el salón del club Caronoco de Ferrominera, el 21 de Mayo de 2009, marco un precedente histórico para la región Guayana, puesto que los trabajadores y trabajadoras le pedimos al presidente Chávez el control de la producción y administración de las empresas  básicas, y el comandante asumió el reto y nos dijo ¡Me resteo con los trabajadores y trabajadoras de Guayana!, es allí donde comienza el Plan Guayana Socialista, la segunda etapa del plan fue la propuesta de elaboración de los proyectos de sostenimiento  operativo de las empresas tomando en cuenta tres (3) elementos importantes: la situación de crisis mundial económica surgida de debacle del capital, el problema energético y el problema ambiental, los trabajadores propusimos la creación de dos (2) Corporaciones por proceso que aglutinara a la masa trabajadora del sector Hierro-Acero y del Aluminio y un centro de formación integral. 

En los actuales momentos estamos en la tercera etapa del Plan Guayana Socialista, que consiste en la creación por parte de los trabajadores y trabajadoras de las Corporaciones Socialistas del Hierro-Acero y del Aluminio bajo la concepción filosófica de los Consejos de trabajadores y trabajadoras y el control de la producción y de gestión por los trabajadores (as), en el último trimestre de 2009 los trabajadores (as) con el acompañamiento del MPPPD elaboramos el plan de inversión trienal 2010-2012 (desde en punto de vista financiero, laboral, energético, ambiental y tecnológico) que sustentará a las Corporaciones Socialista los primeros tres años de funcionamiento.

A pesar  de los esfuerzos que vienen realizando las diferentes comisiones y mesas de trabajo, conformadas por trabajadores (as), para divulgar el trabajo que se vienen desarrollando en función de socializar la información de las actuales empresas que pasaran a formar parte de las Corporaciones Socialistas, como unidades productivas por procesos de producción, no hay el interés en que esta información le llegue a la masa trabajadora, no ha habido una campaña de información, ni interna ni externa de  manera que los trabajadores asuman el rol protagónico del proceso, es el caso de la tecnocracia gerencial que no acepta los cambios y transformaciones propuestas desde el Plan Guayana Socialista. 

Los trabajadores y trabajadoras del “Movimiento Control Obrero”, que participan en la elaboración y desarrollo del Plan Guayana Socialista 2009-2019, ratificamos los aspectos concretados en este plan, que son los siguientes:

  1. Control inmediato de la producción y administración de la empresa bajo la figura del control obrero y los consejos de trabajadores, con la participación y protagonismo directo de trabajadoras y trabajadores.
  2. Instalación y desarrollo de la contraloría social, la rendición de cuentas y el presupuesto participativo con la participación de las comunidades organizadas.
  3. Desarrollo de la investigación y formación integral (tecnológica y político-ideológica), a través del Instituto para la investigación y formación socialista de la clase trabajadora de Guayana “Antonio Díaz” y la Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero”.
  4. Dejar de ser exportadores de materia prima, para garantizar el suministro de aluminio primario a las empresas Rialca, Alunasa, Alucasa, Cabelum y Serlaca empresas que conforman la Corporación del Aluminio e impulsar otras transformadoras del Estado aguas abajo, con el objetivo de resolver las necesidades básicas de la población venezolana; como también para la cooperación con los países del ALBA y gobiernos aliados.
  5. Eliminar la venta de aluminio a futuro (caso más emblemático es el convenio entre VENALUM y la GLENCORE, llevándonos a hipotecar más de un 35% la producción de dicha empresa por varios años).
  6. Garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores y trabajadoras.
  7. Inyección de recursos financieros, para la estabilidad operativa de las plantas, a través del fondo chino venezolano bajo el control obrero.
  8. Humanizar los puestos de trabajo, mejorando las condiciones laborales y ambientales, a través del plan trienal (2010-2012) de inversiones.
  9. Construcción y desarrollo de plantas productoras de insumos, en el país (coque y cal), que garanticen, el suministro necesario para la elaboración de hierro y aluminio primario.
  10. Instalación y desarrollo de EPS (laminados, extrusoras, etc.) para la transformación del aluminio primario en productos del sector automotriz, vivienda, línea del hogar, farmacéutico, aeronáutico, deportivo, militar, etc. Con el objetivo de satisfacer necesidades de la población y la generación de empleos.
  11. Nacionalizar el transporte fluvial de alumina desde los Pijiguaos, así como también la nacionalización de Sural y CTA.
  12. Propuesta progresiva para eliminar la tercerización.
  13. Pago de los pasivos laborales.

 

Todas estas acciones planteadas en el Plan Guayana Socialista 2009-2019, están en concordancia con los postulados del Proyecto Nacional Simón Bolívar 2007-2013, estas acciones revolucionarias entran en contradicciones con las políticas neoliberales, que ejecutan las gerencias rezagada de la IV República enquistada en el proceso bolivariano, esto se evidencia en su debilidad ideológica, al no entender que la crisis energética y ambiental, que vive no solamente Venezuela, sino el planeta y que es la causa del cierre de varias líneas de producción, obedece a la crisis mundial del sistema capitalista, a través del efecto invernadero y el recalentamiento de la tierra producto de las emisiones de gases a la atmósfera; además esta gerencia esta desmantelando  la planta de laminación de ALCASA (plan este que es llevado desde hace varios años, primero fue el laminador Roberson, el cual laminaba papel aluminio, luego el laminador Loewi laminador de alto espesor, y ahora el horno de cocción Sunbeam de apoyo al Loewi) con la excusa de  la OBSOLESCENCIA TECNOLOGICA, sin consultar ni oír la decisión de los trabajadores de dicha planta.

Nos preocupa la opinión de la alta gerencia de SIDOR, ante la crisis energética el cual querían cerrar la producción de cabilla y mantener la producción de planchones, ya que estos lo tenía negociados al exterior, opiniones que demuestran que prevalecen los intereses de los traider por encima de los intereses y necesidades del pueblo.

Otro de los grave problema que confronta nuestras empresas es que todas las transacciones económicas y nuestro capital esta en tres bancos fundamentales que son los que dirigen todas las gerencias de finanzas de las  empresas básicas como son: BANCO CARONI, BANCO GUAYANA Y MERCANTIL, mientras la banca publica no es tomada en cuenta, igual pasa con los seguros de vehículos, HCM, etc.

Mientras el ejecutivo daba instrucciones para materializar el plan Simón Bolívar y ahora el plan Guayana Socialista que se caracteriza por la fusión de las empresas y su organización por procesos, cada empresa elaboró su presupuesto 2010, sin la participación de los trabajadores y de manera aislada a la propuesta corporativa.

  

Crisis Eléctrica y cierre de Celdas I.

La coyuntura actual de las empresas de Guayana esta impregnada por una campaña mediática de desprestigio al proceso revolucionario, por parte de los sectores reaccionarios de derecha tanto del sector sindical, empresarial y partidista, utilizando el cierre de las líneas I y II de Alcasa y la política de racionamiento de la electricidad. Esta campaña mediática esta haciendo mella y creando desesperanza en las trabajadoras y trabajadores de las empresas y en la comunidad de Guayana; a pesar de que el gobierno bolivariano ha garantizado la estabilidad laboral. Esta situación se presenta simplemente por la ausencia de participación real de los trabajadores y trabajadoras en el manejo de información y la toma de decisiones que siguen asumiendo la dirección de estas empresas.

El Plan Guayana Socialista, significa la ruptura con el modelo capitalista depredador y dependiente, el cual defiende la oposición golpista que ha estado y esta al servicio de las trasnacionales, razón por la cual, su queja fundamental ante las medidas tomadas, es defender los intereses del sector de la burguesía empresarial y la producción de aluminio primario sin importarles las condiciones laborales y el medio ambiente.

Planteamos  diversificar la generación eléctrica (eólica, térmica, nuclear, solar, etc.) y modificar la cultura del venezolano hacia la cultura del ahorro de energía, que permita dar más holgura a la generación hidroeléctrica. El Estado Bolívar tiene el mayor consumo eléctrico del país, seguido del Distrito Capital - Miranda y el Estado Zulia.

Las empresas básicas de Guayana tienen un alto consumo de energía eléctrica por los procesos electrolíticos que implican la producción primaria.

EL decreto Nº 39.332 establece las medidas de ahorro de energía. Se determino que la cuota correspondiente para Alcasa en disminución equivale a 58 MW, de los 558 MW que fue asignada a Venalum, Sidor y Alcasa por CORPOELEC.

Esta situación coyuntural nos permite impulsar proyectos que vayan a dirigidos a la transformación del aluminio obteniendo mayor valor agregado y permite un ahorro eléctrico de un 80%. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7281 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad