América Latina a punto de caer en las garras de EEUU

En el 2010 Latinoamérica celebra 200 años de independencia de la conquista española. Sin embargo los pueblos latinos continúan siendo subdesarrollados en los órdenes económicos e industrial y dependientes comercialmente de los Estados Unidos, tan solo producimos menos del 11% de toda la producción industrial del mundo capitalista.

En todas estas naciones la economía está desarrollada en base a la explotación de las materias primas, y únicamente 4 o 5 productos constituyen el 45 al 86% de la exportación total de cada país. Seguimos viviendo pobremente en una rica zona donde el 40% de la población pasa hambre, más de la mitad no tiene vivienda y en un 38% la gente es analfabeta. Es la peculiaridad del imperialismo que esta otra vez a punto de controlar Latinoamérica utilizando a países como. Brasil, México, Chile, Perú, Honduras, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Panamá, Paraguay, y el Caribe, excepto Cuba.

El principal socio comercial de todos los países latinoamericanos es EEUU en montos que van desde el 40 al 66% de las exportaciones, las importaciones en conjunto también son altas mas del 57% después, como principal socio comercial de la región esta Brasil, país que Washington le apunta para que sea un nuevo imperio regional tipo Israel, una vez salga Lula. Con el ultimo acuerdo de defensa firmado entre Lula y Obama, similar en su naturaleza y concepto alñacuerdo militar colombiano, excepto las tropas y bases que se darán una vez se posesione el nuevo gobierno brasileño, prácticamente, si EEUU llega a tener influencia militar en la Amazonia controlaría políticamente toda Sudamérica, sin el gobierno del presidente Chávez.

La revisión de la política nuclear de EEUU y Rusia, firmado entre Medvedev y Obama, no es solo para deshacerse de 34 toneladas de plutonio enriquecido cada uno, suficiente cantidad para fabricar unas 15000 armas nucleares, o por el uso de armas atómicas contra países signatarios que irrespeten el tratado de no proliferación nuclear (TPN) o, que algunos países no renuncien a los ensayos y a la fabricación de nuevas ojivas. Tratado que el Senado de EEUU necesita aprobar para que entre en vigor y, que la ONU en la cumbre de mayo próximo evalué la “proliferación” nuclear firmado en 1968. El tratado entre Rusia y EEUU de no proliferación nuclear busca que la OIEA y la misma Organización de Naciones Unidas, sean plataformas políticas para acuerdos bilaterales.

El acuerdo forma parte de una política más amplia que solo un mundo sin armas nucleares. Busca que los 47 presidentes y jefes de Estado que asistieron a Washington, se alineen con el nuevo enfoque multilateral de EEUU, en materia de política exterior y poder abrir así un nuevo camino no solo hacia las propuestas de campaña de Obama, sino para aislar globalmente a Irán, Venezuela y Corea del Norte, dolores de cabeza inmediatos para la administración Obama.

Como invitados a la cumbre nuclear por parte de Latinoamérica fueron: Brasil, Argentina, México y Chile. EEUU, con los gobiernos brasileños, mexicanos y chileno, acerca relaciones de defensa, igual que lo hace con Colombia y Perú, naciones firmantes de TLC con Europa y EEUU.

Ahora, la casa blanca propone una nueva cumbre petrolera. En la región, Venezuela, Brasil, Ecuador y Colombia son los mayores productores cuyas reservas se encuentran en manos de empresas estatales: PDVSA, Petrobras, Petroecuador, estos mercados son vitales para la recuperación del capitalismo. Mercados internos que por la globalización no pueden estar separados del mercado y política global.

China apoya a EEUU, en su política nuclear contra Irán, país que a su vez le vende petróleo a China, nación que le presta otros 20000 millones de dólares a Venezuela, pagaderos con petróleo, acuerdo firmado entre el presidente Hugo Chávez y el ministro de energía chino Zhanh Guobao, Venezuela entrega diariamente 450000 BPPD con proyección a que China reciba 1 millón de BPPD (barriles de petróleo por día). Entre China y Venezuela hay un fondo financiero conjunto de 12000 millones para vivienda, infraestructura y defensa, fuera de los 8000 millones entregados por China y que el gobierno del presidente Chávez paga con esos 450000 barriles de petróleo.

PDVSA con CNPC (corporación nacional de petróleo de China) o CNPC con Petrobras, o CNPC con Petroecuador, con la estatal iraní, rusa, boliviana, dejan por fuera de toda negociación a las trasnacionales como: BP, Shell, Exxon, Halliburton, Royal Dutch, Chevron, Brithis. Según la EIA (agencia de información sobre energía) de EEUU, en estos acuerdos con China todos gana, incluso el gobierno de EEUU, porque, la mayoría del petróleo se vende en el mercado SPOT (entrega inmediata) internacionalmente es el mayor postor en el mercado del petróleo.

China entrega créditos por petróleo a naciones como Venezuela, Kazajastan, Rusia, Irán, por petróleo, pero, políticamente, en algunos casos se alinea con EEUU, como en el caso de las sanciones a Irán por enriquecer uranio, y por ser parte del Consejo Permanente de Seguridad de la ONU, y por ser el mayor acreedor, falta ver la decisión que los chinos tomen cuando la comunidad internacional a pedido de Washington, solicite sancionen a Venezuela.

La concentración económica en torno a EEUU, para salir de la crisis aglutino a Europa, Rusia, China, significa una fuerza político-social al poseer colosales recursos económicos y bélicos –nucleares. Las cumbres promovidas por Washington, ejercen un influjo desmesurado en el desenlace de las decisiones políticas, en la labor cotidiana de los Congresos en los Estados, en esta situación, los gobiernos son agencias de fuerza de grupos respecto de otros, redistribuyendo los ingresos sobre las bases de la presión política, moldeando a la opinión publica en consonancia con sus intereses y las necesidades de la inercia globalizadora.

El otro asunto prioritario para el Departamento de Estado de EEUU es el control político de Sudamérica, frenar al ALBA se torna prioritario ante el avance chino y ruso, quienes fiel a los acuerdos se reparten el mundo: Rusia con armas y China con préstamos a cambio de petróleo.

Ahora mismo se celebra el segundo grito de independencia, que a decir del presidente Chávez “nunca se debe callar”. No todas estas fuerzas ni estos movimientos Latinoamericanos, se plantearon como objetivo consciente la lucha por el derrocamiento del capitalismo por el socialismo. Sin embargo, objetivamente, es decir, independientemente de la voluntad y la aspiración de los participantes en dichos movimientos, sus acciones están dirigidas contra el imperialismo y en un balance final contra el capitalismo por sus constantes crisis.

El efecto de estas circunstancias produce en América del Sur un accionar revolucionario antiimperialista y movimientos populares contra los EEUU y el capitalismo globalizado, todas fundidas en un único movimiento liberador que socava y destruye la hegemonía estadounidense en la región. Revolución liderada por el quinto mayor productor de petróleo del mundo, Venezuela.

La política, el petróleo, la economía, el imperialismo, sus intereses y la traición, son una mezcla explosiva que siempre afecto a las naciones en vías de desarrollo.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3185 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: