Democracia, una palabra prostituida

Inventada en Grecia, por los años 500 al 250 antes de Cristo la palabra democracia significa poder para el pueblo o poder del pueblo. Actualmente, concepto de democracias, hay como personas para darlo. Resume el anhelo de los pueblos por una autentica “democracia”, por eso se lucha. 

Los imperios hablan de democracia, una vez te invaden y explotan, los fascistas se llenan la boca con democracia, los capitalistas no se diga, se enriquecen en nombre de la democracia hasta conducirnos a la crisis de época y de modelo que padecemos hoy día. 

Estas democracias olvidaron la fuente de su inspiración, el pueblo. En sus dos vertientes principales de la que se compone la democracia, la teoría y la práctica omitieron a las sociedades necesitadas, las apartaron, pero siempre las utilizan para trabajar en su nombre. Sin los pueblos pobres no hay política en la cual puedan sustentarse los sistemas de gobierno, originan condiciones susceptibles de experimentos. Estas prostituidas democracias han suscitado conductas egoístas, consumistas, de clase. La distinción de las democracias es importante cuando esas contingencias sociales-políticas provocan pobreza y discriminación. 

¿Qué nos enseña la historia? Una larga lista de hechos alejados de la democracia. La humanidad, en su mayoría no ha tenido democracia. El imperialismo político y económico los relego. El terrorismo de estado practicado por las democracias del G7, afectaron de por vida los sistemas internos de los pueblos pobres. Gobiernos ilegítimos quedaron establecidos por la fuerza esparciendo su prole ilegitima, las oligarquías junto a la cristiandad de Roma por mas de 2000 años, esta alianza, en nombre de la democracia apartaron los mandatos sociales de la Biblia por el rédito del capital. Esa democracia religiosa capitalista es la que mas daño hizo a los pueblos del mundo.  

La propaganda impartida a los pueblos del sur, económica-religiosas, llenas de doble moral nos ha metido en la cabeza dislates colosales. Instintivamente día tras día esa educación, ese conocimiento, nos reduce a esclavos mentales en nombre de la democracia, de cuya acción la democracia se prostituyo. 

Ya es hora, como lo estamos haciendo, elegir nuestras acciones buscando la democracia acorde con nuestra cultura y desarrollo autónomo construir la democracia socialista, humana, participativa, incluyente, convencida. Hagamos de esta crisis el mejor ejemplo para el conocimiento de la falsa democracia. Este conocimiento nos ayudara de mejor manera a la adquisición de consciencia para convencernos de lo necesario que es el cambio de democracia. 

Las proyecciones estratégicas en las acciones democráticas del proceso revolucionario integran las acciones sociales con la interdependencia del capital; luchas revolucionarias que sacuden el continente, pero que sin la practica, no pueden ser guía para una futura democracia. 

Son deberes democráticos el combate contra la desigualdad, también la lucha contra el burocratismo público, la corrupción, el conformismo cultural. La democracia presenta diferentes vertientes así como derechos y deberes más allá de los establecidos. Las leyes que rigen las actuales democracias son copias de otras democracias que no han alcanzado el desarrollo humano de una verdadera democracia construida por la igualdad, que inspiren la creatividad, en los aspectos políticos y culturales inseparablemente antiimperialistas y anticapitalistas para poder hablar de democracias de masas. 

Sudamérica impulsa la concertación de otras etapas revolucionarias agrarias, industriales, sociales, económicas, a través de un periodo de transformaciones radicales impulsadas por los pueblos desde las urnas. Experiencias participativas directas de la gente con ideología consecuente con el socialismo, camino que las masas quieren seguir en el sur para lograr de a poco la libertad, elemento sin el cual no se puede construir otro tipo de democracia. La unión energética es un negocio permitido por un nuevo tipo de democracia  

Esta urgente necesidad para las naciones en desarrollo es la integración. En ese aspecto Estados Unidos e Inglaterra son una autentica amistad de imperios. Unidos para explotar a los pueblos pobres sosteniendo el imperialismo, librarse de esa “democracia” que controla el mundo no es tarea nada fácil. Sin embargo se nos presenta una buena oportunidad, la crisis es la ocasión propicia si actuamos en bloque, solos es imposible. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4520 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: