Escalada de agresiones imperiales

Escalada de Agresiones Imperiales
Por Eva Golinger
Abril 2008

A pocos meses del fin de la fracasada y odiada administración de George W. Bush, el imperio está desesperadamente buscando una salida feliz. Bueno, feliz no es exactamente la palabra para describir la sed insaciable de guerra y dominación que ha caracterizado el gobierno de Estados Unidos durante el último siglo y medio. Pero lo que si es cierto es que andan en búsqueda de una forma de revindicar un gobierno que durante ocho años ha ejecutado una guerra sin victoria, sin éxito y sin fin.

En Afganistán e Irak, la insurgencia esta ganando a las fuerzas imperiales. La inversión de miles de billones de dólares en los mejores y más avanzados equipos militares y la implementación de la doctrina “shock and awe” no ha hecho más nada que traer destrucción y violencia a los pueblos del medio oriente, y ha rebotado en la cara del imperio. Hoy se mueren más soldados estadounidenses en Irak a manos de la insurgencia, y se ha muerto por encima de medio millon de iraquís durante estos cinco años de guerra. ¿Y donde esta la libertad de que hablaban para justificar su sangriente invasión ilegal? Donde hay guerra, no hay libertad. Y más allá de Irak, el imperio estadounidense busca ampliar esa guerra para recuperar la dominación sobre su ya liberado “patio trasero.”

Como parte de esa guerra, el plan divisionista y separatista del gobierno de Estados Unidos en Bolivia está en pleno desarrollo. Faltan pocos días para el ilegal e inconstitucional referéndum autonómico en Santa Cruz, Bolivia. Esta inciativa ha sido promovida, financiada y diseñada entre la oligarquía racista boliviana y las fuerzas imperiales, incluyendo principalmente al Embajador de Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg (quien llegó a Bolivia en agosto 2006 luego de haber servido dos años como Jefe de la Misión de EEUU en Kosovo, implementando el plan separatista), la USAID, la NED, el Instituto Democrático Nacional (NDI) y por supuesto, la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Luego de los años que Estados Unidos tienen asesorando a la élite política y económica de Santa Cruz, Bolivia sobre el concepto del modelo autonómico, ya viene su día de gloria. El próximo 4 de mayo, el plan imperial de la “balcanización” de América Latina comienza a colocar sus raices. Aunque el referéndum de Santa Cruz es considerado ilegal por la Corte Nacional Electoral de Bolivia, la Organización de Estados Americanos, las Naciones Unidas y la Comunidad Europea, sin duda dejará un precedente para movimientos en Venezuela, Ecuador y otros países de la región con semejante aspiración.

Y más aún, la posibilidad de violencia como resultado de ese proceso ilegal es bastante alta, ya que uno de los principales impulsores del referéndum separatista, Rubén Costas, el actual prefacto de Santa Cruz, ha declarado que luego de la consulta inconstitucional que pretenden llevar a cabo el próximo 4 de mayo, “nacerá una nueva república, una segunda república no centralista sino a través de las regiones.” Costas también anunció que luego del ilegal referéndum en Santa Cruz, “occurirá un efecto dominó de secesión en Bolivia”, indicando que los departamentos de Beni, Pando y Tarija, que también forman parte de la llamada “media luna”, buscarán implementar el plan separatista. No es casualidad que esos estados contienen la gran mayoría de riqueza natural de Bolivia. Costas ha dicho anteriormente que después del referéndum, Santa Cruz decidirá que hacer con las reservas de gas e hidrocarburos que se encuentran en esa región y que no seguirán la política nacional del gobierno de Evo Morales. Con declaraciones como esa, no cabe duda ninguna que la mano imperial esta dirigiendo este plan porque ellos son quienes más beneficiarán de sus resultados, si los logran.

En preparación para el escenario de conflicto en Bolivia y la segura respuesta de Venezuela, Ecuador, Cuba, Nicaragua y otros países vecinos que respaldarán al gobierno de Evo Morales frente a la agresión imperial, Washington esta incrementando su poder militar en la región. Hace tres semanas, el Pentágono lanzó la Operación Libertad Enduradera: Caribe y América Central para combatir supuestas “amenazas de grupos terroristas” en la región. Al mismo tiempo, estan a punto de colocar a Venezuela en la lista de “estados terroristas”, donde ya se encuentra Cuba, Irán, Siria, Sudan y Corea del Norte. Además de esa operación militar – que no es maniobra, y que cuenta con un batallón élite de la Guardia Nacional de EEUU y todos los equipos bélicos necesarios – la Armada de EEUU acaba de anunciar el reestablecimieto de la Cuarta Flota de la Armada. La 4ta Flota es responsable por los buques, portaaviones y submarinos que operan en la región supervisada por el Comando Sur, que incluye al Caribe, América Central y Suramérica.

Según el Jefe de Operaciones Navales, el Almirante Gary Roughead, la “reconstitución de la Cuarta Flota reconoce la inmensa importancia de la seguridad marítima en el sur del hemisferio occidental y envía un señal fuerte a los otros servicios militares en Centroamérica y América Latina.” (Léase, una muestra de fuerza militar estadounidense es un mensaje de guerra). El Comandante de la 4ta Flota, el Contra Almirante Joseph D. Kernan, quien antes estaba encargado del Comando Especial de Guerra de la Armada, reveló que “esto es un cambio significante y nos presenta con la oportunidad de preparar los recursos adecuados para las misiones que ejecutamos con el Comando Sur…como una flota anumerada, estaremos un una mejor posición para asegurar que el Comandante Combatiente tenga los equipos disponibles cuando los necesita.”

Ese discurso de guerra no se hace en referencia a Irak, sino a América Latina, donde Washington ha venido metiendo más y más su mano imperial durante los últimos cinco años. Y ahora, no solamente promueven la separación de Bolivia – la creación de “dos repúblicas”, una que sirvirá los intereses estadounidenses y otra que será víctima a la constante campaña de desestabilización – sino preparan para la guerra con Venezuela y los países del ALBA.

Y la guerra también la tienen preparada contra el pueblo iraní. El Jefe del Estado Mayor de EEUU, el Almirante Michael Mullen, anunció el viernes 25 de abril que el Pentágono esta planeando potenciales “cursos de acción” contra Irán debido a lo que él clasifica como la “creciente influencia letal y malévola” de Teherán. Dijo el Almirante Mullen que un conflicto con Irán sería “extremamente estresante” pero no imposible para las fuerzas armadas estadounidenses, ya que tienen reservas en la Armada y las Fuerzas Aereas que no estan siendo utilizadas en Irak. Declaró que “sería un error pensar que no tenemos capacidad de combate,” haciendo referencia a algunas opiniones que especulan que Estados Unidos ha gastado todo su esfuerzo y poder militar en el conflicto con Irak.

Sin embargo, vemos que el Pentágono tiene capacidad de combate y ataque contra Irán tanto como contra los pueblos de América Latina. Sueñan sus tambores de guerra cuando celebramos nuestros avances hacia la paz, la integración y la justicia social. Esta última escalada de agresiones no debe ser tomada como un tigre de papel. Un imperio en decadencia es muy peligroso y más cuando esta buscando la salida perfecta de su propio fracaso.

evagolinger@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3653 veces.



Eva Golinger


Visite el perfil de Eva Golinger para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a55913.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO