El "copicat" de Washington: la "agenda social" de Bush en América Latina

Washington esta de nuevo a la ofensiva por América Latina, pero esta vez su armamento no proviene de los cuarteles ni las fábricas del complejo industrial militar, sino de una fuente casí inimaginable: Venezuela. Antes de su visita al continente del sur, el Presidente George W. Bush anunció una nueva agenda de su gobierno en la región fundamentada en “la promoción de la causa de justicia social en el Hemisferio Occidental.” La estrategia esta enfocada en tres áreas específicas: educación, salúd y vivienda; la construcción de instituciones gubermentales justas, efectivas y libres de corrupción; y el mantenimiento de una economía justa para los trabajadores. ¿Es posible que la frase “justicia social” sale de la boca del señor de la Guerra?

Cuando George W. Bush termina un discurso presidencial declarando que es “nuestra misión completar la revolución” comenzada por Simón Bolívar y George Washington, hay que pensar que Chávez y la revolución bolivariana han tenido un impacto inmenso en la política de Washington. ¿Bolívar? ¿Revolución? ¿Programas gratuitos de educación y salúd? ¿Créditos para viviendas? ¿Financiamiento para pequénas y medianas empresas a bajo interés? ¿Quién lo dijo, Bush?????

Increiblemente, los asesores de George W. Bush piensan que los latinoamericanos, y los humanos en su mayoría, somos estúpidos. Los gobiernos anteriores a Bush, como Kennedy, Nixon, Reagan y Bush papá, metieron tanta mano en América Latina que cuando le tocó a W. Bush, no sabía que hacer. Entonces, durante sus primeros años gobernando el imperio, la ignoró, la abandonó y enfocó su energía en la destrucción del medio oriente. Al momento en que se dieron cuenta que Hugo Chávez Frías era una fuerza realmente poderoso que estaba impulsando un giro a la izquierda en el hemisferio, y con éxito, intentaron sacarlo con un golpe de estado y luego un sabotaje económico. Después del fracaso del referendo revocatorio, el gobierno estadounidense se dio cuenta de sus errores y de la sobre-confianza que habían dado a los sectores y líderes de la oposición venezolana. Entonces, iniciaron una política hostíl, publicamente agresiva, y con un discurso violento hacia Venezuela. “Chávez es una fuerza negativa en la región,” decía la secretaria de estado Condoleezza Rice desde enero 2005. “Chávez es un Hilter,” declaró el ex-secretario de defensa Donald Rumsfeld poco después. “Chávez esta poniendo en peligro la democracia y la establidad regional,” dijo John Negroponte, entonces Director de Inteligencia Nacional y ahora sub-secretario de estado.

Hicieron lo posible para sembrar el terrorismo y Al Qaeda dentro del territorio venezolano. Sancionaron a Venezuela por “no colaborar lo suficiente con la Guerra contra el terrorismo”, prohibiendo entonces la compra de armamento proveniente de los Estados Unidos. “Chávez es un dictator, es autoritario,” han clamado docenas de congresistas y senadores de los partidos republicano y demócrato. La Secretaria de Estado Rice anunció en el año 2006 el plan de “aislar a Venezuela” en la comunidad internacional. Pero ese “plan” tanto como las otras estrategias de Washington, fracasó.

Cuando el Presidente Chávez se refiere a George W. Bush como “el Diablo”, lo aplauden por todo el mundo, pero cuando Bush y su combo titulan a Chávez un “dictador” o “una amenaza”, es Chávez quien gana más apoyo y popularidad en la comunidad internacional y Washington es acusado de “agresor” e “imperialista”.

Literalemente, no saben que hacer. Montan una misión especial de la CIA para incrementar y mejorar las operaciones de inteligencia en Venezuela y Cuba, nombran un experto en la Guerra Fría para dirigirla y la desmontan tres meses después. Cambian de embajador en Caracas cada dos años y pico sin haber avanzado nada en cuanto a la relación entre los países. Financian con millones y millones – aumentando la cantidad cada año – a los grupos y partidos de la oposición en el país, y no logran ni unidad ni victoria electoral. No tienen aliados con su política agresiva contra Venezuela. La Comunidad Europea no se pronuncia sobre el tema, no toma lados. Amenazan con más presencia militar en la región, llenan las aguas del caribe con gigantescos buques de Guerra, portaaviones, helicópteres de combate, submarines nucleares de espionaje, y tropas, y Venezuela reacciona reforzando su defensa y seguridad sin demonstrar debilidades.

Entonces ahora, deciden copiar a Venezuela; no les queda más remedio. Ahora Bush anuncia la construcción de un centro médico de entrenamiento profesional en Panamá para sirvir a todo Centro América, entrenando enfermeras, técnicos y trabajadores del sector de salud de manera gratuita. El líder estadounidense afirmó además que enviaría un buque de la armada, “The USNS Comfort” (“Comodidad”), equipado con médicos y enfermeras, a los puertos de Belice, Guatemala, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Perú, Ecuador, Colombia, Haiti, Trinidad y Tobago, Guayana y Suriname, para dar tratamiento médico a más de 85.000 pacientes, y con la capacidad de realizar hasta 1.500 cirugías a bordo. (¿Parece una copia de la Universidad Latinoamericano de Medicina, o de Barrio Adentro, o de la Misión Milagro?)

Más de 75 millones de dolares prometió Bush para iniciativas de educación en las Américas para dar estudiantes la oportunidad de estudiar inglés en universidades estadounidenses. También anunció la creación de un fondo de 100 millones de dólares en créditos hipotecarios para familias trabajadores en México, Brasil, Chile y otros países por América Central. Bush confirmó que han duplicado la cantidad de dinero que entregan a través de la USAID y la NED a grupos y organizaciones en América Latina para “promover la democracia” según Washington. Esta cantidad, ahora alrededor de 1.6 mil millones de dólares, no incluye el apoyo a los más de 300 organizaciones estadounidenses activas en la región que reciben financiamiento del Departamento de Estado.

La Batalla de las Ideas ha arrancado firmemente. Tan debíl es Washington que tienen que emplear las metodologías de la revolución bolivariana para ver si ganan terreno esta vez con una fachada social. Lo que los asesores de Bush no entienden es que la revolución bolivariana no solamente consiste en la imposición de una agenda social, sino también se trata de un movimiento apasionadamente sincero y fiel a la justicia, lleno de corazón.

evagolinger@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3085 veces.



Eva Golinger


Visite el perfil de Eva Golinger para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a31590.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO