PPK: el perro

Hay varias razas de perros, los Rottweiler, los Pitbull o Pastor Alemán por ejemplo, son bravos en verdad, estos animales vigilantes por excelencia, además son devotos, alerta, firmes, seguros de sí mismo, obedientes, calmados, confiados, valientes, intrépidos les gusta descansar en “pequeñas alfombras” junto a su amo, quien con una pelota los entretiene, mientras hojea el informe del Pentágono, CIA o FBI.

Existen perros ovejeros o cazadores como el Yorkshire -que su tamaño no los sorprenda- el cual es especialistas en atrapar cucarachas, moscas, ratas y espécimen que considere que pueda ser comido por el mismo o su amo y están los perros Yutupi: Yuzos Tumba Pipote, con nulo pedigrí y poca suerte durante su existencia, de allí el tremendo hocico que se gastan, porque a pesar que les encanta echarse en una pequeña alfombra, son muy diferentes a los antes descritos; su color es amarillento ocre, tienen mal olor, en ocasiones visten de traje y corbata, hay algunos que hablan en perfecto inglés, son lambucios, manipuladores, quejones, traidores, escurridizos, aprovechadores y hasta perversos cuando intentan defender su territorio o pedacito de alfombra, para hacerse merecedores de un hueso tipo medallita.
 
Conozco muchos perros Yutupi, pero hay uno de nombre PPK o Kuczynski, es el más perro entre los perros, pero el asunto del can en mención, que dicho sea de paso camina en dos patas, es que está cruzado con gusano y zamuro, lo que lo convierte en único en su clase, oriundo del Perú, su mejor desempeño no son las labores domésticas si no lamerle las botas al gobierno yanqui; admite que en Latinoamérica hay un lugar que no conoce, pero en el que viven unos seres que exigen por derecho propio respeto a la autodeterminación de los pueblos, ese sitio -ubicado al norte del sur- es un espacio de molestia para su amo, por lo que solo pensar en esa gente le revuelve las tripas, por ello fueron marcado como una amenaza inusual y extraordinaria, lo que Kuczynski considera una sabia, lógica, aceptable y excelente decisión.
 
Para este singular perro hay otros lugares -que no ha visitado del todo, es decir, desde el golfo de México hasta el frío paraje de La Plata en Argentina- donde habitan perritos mansos y dóciles, que no les importa si los halas por el rabo, si le hueles el culito o le niegas sus derechos básicos, porque a fin de cuentas están bajo la protección del “gendarme necesario”. No me sorprende que Kuczynski, perro formado en los laboratorios de la universidad de Princeton, Estado Unidos, con plantilla inglesa y suiza, haya tirado por la cañería el gentilicio latinoamericano, después de todo su linaje Godard, “godarria peruana”, así lo amerita, pero que los seres y representantes de esos lugares enmarcados -como ya dije- desde el Golfo de México a los paraje de La Plata en Argentina no digan nada, eso si me preocupa, solo que sientan verdaderamente perros como los describió PPK, a otro perro con ese hueso; me despido con una breve reseña de Donald Trump, siempre Donald, el catirito le pidió al Congreso de los Estados Unidos que investigue las pinchadas que le hizo el “negrito” Barack Obama a sus teléfonos, ¡que maravilla!, el espionaje entre ellos no debería ser una novedad por increíble que parezca, novedad es que no sepan que todos estamos monitoreados por una especie de plataforma tecnológica supervisada por los reptialianos, verdad Snowden.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1232 veces.



Cruz Mario Silva

Representante de Periodista por la Verdad, miembro del Frente de Comunicadores Socialista y de la Plataforma de Periodista Socialistas en el estado Portuguesa. CNP 8739 CRGV 1753.

 periodistacruz@yahoo.es      @periodistacruz

Visite el perfil de Cruz Mario Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Mario Silva

Cruz Mario Silva

Más artículos de este autor