Rigurosa preparación de la defensa

 La preparación de la defensa ante las amenazas del imperialismo yanky fortalece la organización y conciencia revolucionarias. Las poderosas manifestaciones en todo el país y la recolección de firmas contra el decreto de Obama lo están demostrando.

                El imperialismo no dejará de utilizar todo género de maniobras contra el proceso revolucionario, porque sencillamente no acepta pasivamente el cambio de estatus que ha construido a lo largo de los años y creado su fortaleza a costa de la pobreza y humillación de nuestros pueblos.

                La guerra ha sido siempre recurso imperialista para resolver los problemas de su economía y apropiarse de los recursos naturales de los países así como la plusvalía generada por el trabajo. Contra Venezuela tiene un doble motivo, porque es el país con la mayor reserva petrolera del mundo y más cercana a su territorio y porque forma parte indispensable de América Latina y del Caribe.

                La guerra económica y el decreto de Obama obligan a la más rigurosa preparación en todos los terrenos porque se trata del inicio de medidas más graves. Se apela a recursos grotescos como ese del pago a una pobre mujer para simular el robo de su hijo. No es menos grotesco que el imperio más poderoso de la historia declare la emergencia nacional por la amenaza inusual y extraordinaria de un país como Venezuela.

                Contra la Revolución Rusa se lanzaron las 18 potencias capitalistas de la época en alianza con las tropas “blancas” y el Ejército Rojo apenas en formación les infringió resonante derrota. La Revolución China es el resultado de una larga guerra contra el Kuomintang, aprovisionado por el yanky. En Corea y Vietnam el imperialismo sufre vergonzosas derrotas como no ha tenido ningún ejército en la historia. La Revolución Cubana obliga a la rendición del imperialismo después de 56 años de acosamiento, inclusive la invasión de Bahía de Cochinos.

                En nuestro caso, hemos tenido la más grandiosa solidaridad internacional que revolución alguna haya tenido y no debemos olvidar que el imperialismo no tiene escrúpulos de ninguna naturaleza y prepararnos para el combate.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1070 veces.



Roberto Hernández Wohnsiedler

Abogado y Sociólogo. Fue diputado, vicepresidente de la Asamblea Nacional, Ministro del Poder Popular del Trabajo y Seguridad Social y militante del Partido Comunista de Venezuela (PCV). Es autor del libro La Clase Obrera y la Revolución Bolivariana.

 robertohernandezw@gmail.com

Visite el perfil de Roberto Hernández Wohnsiedler para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Wohnsiedler

Roberto Hernández Wohnsiedler

Más artículos de este autor