Gringo no, Green-go, si

El vocablo green-go, trasciende desde la Era, de los patriotas mejicanos, quienes luchaban y resistían, al ejército invasor norteamericano, uniformados de tonalidad verde. Los íntegros civiles mejicanos, conjuntamente con las resistencias, les exclamaban Green go, que personifica, verde vállense. La palabra gringo, es inexistente, ya que elimina la noción y el verdadero significado, de este doloroso vocablo, que ha derramado las sangres y vidas de los mejicanos. Ahora el ejercito green-go, cambiaron del color verde al camuflaje beige, pero aun no hemos escuchado si a los invadidos de la actualidad los llaman, beige-go.

En la actualidad, el supuesto ganador del premio nobel de la paz, Obama, pretende doblegar los brazos a la inmensa mayoría de las naciones. Las primeras patrias escogidas fueron, son y serán indudablemente, los pequeños, rebeldes, liberados y en villa al desarrollo, hacia su autosuficiencia. Varios países lucharon, pero finalmente cedieron a la gula imperial, después de destruirla, otras naciones reniegan y aun siguen resistiendo a los novedosos ejércitos imperiales, en esta ocasión el GREEN-GO evoluciono, al transformarse en asalariados mercenarios internacionales, con organismos de diversos nombres y religiones.

Antes, a sus soldados extranjeros y residenciados, se les solventaban con la ciudadanía norteamericana. Ahora, partieron la compuerta, reclutando a mercenarios a nivel internacional, pagándoles en US$.

Lo más paradójico, antes la opinión pública mundial; Ellos, supuestamente están en guerra enfrente los mercenarios, por otro lado sus aviones de cargas, siguen suministrando armas y municiones, a sus adiestrados e inhumanos mercenarios. Mientras Obama declara públicamente la guerra en contra ISIS, el senador republicano, EEUU, John Mc Caín, se saca fotos, con estos mismos dirigentes y secuestradores terroristas, ISIS, en Siria.

La muy necesaria ONU, prohibió a los países productores de petróleo, de no poder utilizar el hidrocarburo, como armas políticas, desde mediados de los años 70. Lo más sorprendente, la misma pero en realidad, es la mal considerada, Naciones Unidas, aun en pleno siglo XXI, permite que las siguientes divisiones, como los granos, alimentos, repuestos de maquinarias medicinales e industriales, medicinas, vacunas y muchos conceptos hacia los mantenimientos de los servicios básicos y humanos, pudiesen ser utilizadas como armas políticas. La pregunta que deberíamos hacernos.

¿Por qué los grandes consumidores de energía están por encima, de la sobrevivencia del hombre¿Por qué solo resguardan y acatan a sus ricos y poderosos contribuidores, e ignoran los sufrimientos a la inmensa mayoría de los seres humanos?

Las diferencias entre la injusta guerra implantada a esta dos inocentes países, Ucrania y Siria, es que al gobierno electo ucraniano, lograron derrocarlo con un golpe de estado, por el contrario, el león de Siria, el re-electo presidente, Bashar Al Assad, aun está de pie y cada día que resiste esta cobarde agresión, se afianza aun más en el poder.

Nuestra honorable República, igualmente confronta al imperio, pero aun no han implementados, introducidos o autorizados a sus inhumanos e invisibles mercenarios imperiales a actuar en contra los libres civiles venezolanos.

Nuestra guerra gracias a Dios, es aun económica, que se pudiese solventar con oficialistas capaces y competentes, para enfrentarlos y vencerlos, rápidamente y contundentemente. Los errores pueden y deben aparecer, ya que la perfección es impalpable, pero lo esencial es desenredar terminantemente, para no permitir que se prolongue esta sensible y molesta batalla alimentaria, en contra el soberano pueblo.

Tristemente, en ocasiones la memoria pudiese desviarse, de la razón.
Al inocente e invadido pueblo norteamericano, vemos y sentimos muchas dolencias, por vuestros insaciables invasores, deseándoles con la fuerza moral, la urgencia y necesidad de expulsar a los poderes ocultos dentro de su gobierno. Desde la tierra de Bolívar, enviamos las fuerzas de nuestros corazones, para que liberen a vuestra patria, y otorgar una oportunidad a la humanidad. Aquí todo el pueblo norteamericano con visa venezolana, es bienvenido a nuestra heredad.

Es desagradable saber que nuestro pequeño pero gran país, es localizado y señalado como presa apetecida, del eje del mal. A estos mismos invasores, pero encarnados en los maniobrados miembros de la inteligencia EEUU, presidida por el desbocado Obama, y sus inexplicables e inauditos dictámenes en contra la patria de Chávez, no le decimos GREEN-GO, o BEIGE-GO, sino váyanse al carajo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1328 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor