Agresión de Israel contra el Líbano

                                                                                                       I 

Como lo informara anoche el líder de la resistencia de Hezbollah, Hassan Nasrallah, esta es otra "clara violación" de Israel a la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que puso fin a la guerra entre Israel y Líbano en 2006. Según Nasrallah suman más de 7.000 mil incursiones frustradas del ejército israelí a territorio sagrado del Líbano desde la referida fecha, sin que ningún organismo internacional intervenga para poner fin a las agresiones y pretensiones expan - sionistas del gobierno de Tel Aviv.  

                          Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.  

Según los informes preliminares de los dos ejércitos concuerdan que soldados israelíes incursionaron en territorio del Líbano, (y así lo demuestran  las imágenes transmitidas por la televisora libanesa Al – Manar), según ellos para talar un árbol que les impedía colocar un censor de espionaje  en territorio libanés. Como es obvio esta incursión de soldados israelíes armados a territorio del Líbano, es considerado como una violación a la soberanía de un país y está estipulado en las leyes internacionales, lo que obligó al ejército libanés a realizar disparos al aire para impedir la invasión de los soldados israelíes, quienes sorprendidos por su hallazgo, dispararon contra el puesto de control fronterizo del ejército libanés. Esta incursión israelí estaba acompañada por helicópteros equipados (militarmente hablando), interviniendo con el lanzamiento -por lo menos- de cuatro cohetes, impactando uno de ellos a un vehículo militar donde se encontraban tres soldados libaneses. Así mismo estos helicópteros dispararon bombas de racimo fosfóricas que incendiaron una parte del poblado libanés de Al-Adesia. 

El resultado de estas pretensiones frustradas de Israel es la muerte de tres soldados libaneses, el asesinato de Assaf Abou Rahal, corresponsal del diario libanes “al-Akhbar” y la baja de un teniente coronel del ejército israelí, así como varios heridos entre militares y civiles.  

I I 

Recordemos, que luego de la expulsión del ejército israelí por parte de la resistencia del Hezbollah y el ejército libanés en el año 2.000, las fronteras del Sur del Líbano quedaron bajo resguardo de soldados de la ONU y el ejército Libanés, las separa una larga cerca de alambre de acero tramado con cámaras de vigilancia, varias barricadas, asentamientos de colonos y trincheras militares del lado de los territorios ocupados palestinos por Israel. Del lado Libanés está la carretera principal que se comunica con la parte Sur del Líbano, con poblados en su mayoría agrícolas donde están apostados puestos de control tanto del ejército libanés como de los cascos azules de la ONU. Esta parte del Sur del Líbano es muy rica por sus paisajes, su abundante producción de frutas y algunos atractivos turísticos como el reciente Museo de la Resistencia en mlita donde se exhiben las armas incautadas al ejército israelí.  
 

La gente de esta parte del país, de tradición guerrera, ve todos los días como los aviones F – 16 israelíes violan el espacio aéreo de los libaneses, sin que ningún organismo internacional como la OTAN emitan algún pronunciamiento.  
 
La población, a pesar de los hostigamientos bélicos por parte de sus vecinos colonos israelíes, se mantiene firme bajo el resguardo del Ejército de Dios (Hezbollah), quienes con una transparente política de gobierno han hecho prosperar el sur del país en el beneficio de todos y para todos.  

III 

Mientras escribo estas líneas los medios de comunicación árabes reportan un atentado contra el presidente de Irán Mahmud Ahmadinejad donde ha salido ileso, luego que una persona lanzara un artefacto explosivo contra el convoy donde se desplazaba el primer mandatario. 

                                          Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.  
 
 
 

Mahmud Admadinejad regresaba a Teherán tras celebrar un mitin en Hamadán. 

IV 

Estas son las tensiones y el olor de guerra que se vive en Medio oriente por las pretensiones bélicas del Gobierno de Estados Unidos e Israel de incursionar en estos países para derrocar a los presidentes e imponer sus intereses de dominación y control. No es para nadie un secreto del expediente y las sanciones reiterativas contra Irán y Siria, las intenciones de desarmar a la resistencia del Hezbollah en el Líbano, las ocupaciones por parte de embarcaciones EEUU del mar mediterráneo, el arrase de Irak, Afganistán y parte de Pakistán. Los asesinatos selectos por parte del Mossad y la C.I.A de dirigentes políticos importantes de la región.  

La componenda de Estados Unidos e Israel, apoyados por la ONU es quebrantar las voluntades de los pueblos árabes, borrar sus culturas para trasplantar una nueva: la del consumismo, la pobreza y la explotación.  

Pero estos pueblos están dispuestos a resistir y a seguir derrotándolos como siempre lo han hecho. Si golpean -usando el lema del Hezbollah- golpearemos. El pueblo desde hace siglos anda con sus botas puestas y con su fusil al hombro.

(*)Escritor Venezolano

roajavier4@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1682 veces.



Javier Alexander Roa(*)


Visite el perfil de Javier Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a105353.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO