Neumólogos preocupados por secuelas del Covid-19; lesiona los pulmones a largo plazo en muchos pacientes recuperados

Credito: Web

28-04-20.-En decenas de pacientes que se han recuperado de la forma más grave de la enfermedad por coronavirus (covid-19), los radiólogos detectan daños permanentes ocasionados por la infección de los pulmones. Se trata de las personas que sobrevivieron a la neumonía bilateral y los expertos estiman que algunas de ellas sufrirán problemas residuales.

El sitio web Science News recoge los datos al respecto de varios estudios disponibles hasta el momento sobre las consecuencias pulmonares de la pandemia. Uno de ellos fue publicado a finales de marzo por un grupo de investigadores chino en la revista Radiology y se enfocó en 70 casos que habían superado la neumonía, registrados en un hospital universitario de Huazhong.

Las tomografías computarizadas tomadas antes de dar el alta hospitalaria revelaron que 42 de los 70 pacientes tenían opacidades en los pulmones. Un total de 66 presentaban cierto nivel de daño visible, que en mayoría de los casos era bilateral y consistía en lesiones alrededor de los alvéolos que podrían cicatrizarse con el tiempo.

Aunque aún sea pronto para arrojar evidencias científicas, son varios los expertos que apuntan a las posibles secuelas respiratorias del COVID-19. En concreto, varios neumólogos señalan que las cicatrices del COVID-19 en los pulmones de los pacientes más graves, puede generar desde dificultades respiratorias crónicas a fibrosis pulmonar, en línea con un estudio realizado en Hong Kong con los primeros pacientes recuperados.

"Una posibilidad que se está evaluando es que tras los casos más graves de afectación pulmonar bilateral o haber padecido un distress respiratorio es que queden lesiones en el pulmón como fibrosis pulmonar o neumonía organizada. Este daño en el tejido pulmonar significa que en algunas zonas se pierde la estructura normal pulmonar y aparecen cicatrices que dificultan su funcionamiento", explica la doctora Rosario Menéndez, neumóloga y portavoz del Área de Infecciones Respiratorias de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica.

Es decir, que una vez superada la enfermedad, algunos pacientes agudos podrían tener partes del pulmón atrofiadas o en malas condiciones de forma crónica. Para analizarlo mejor, el centro de investigación Barcelona Respiratory Network (@fundaciobrn) ha iniciado un estudio para evaluar las principales causas y consecuencias a largo plazo del virus con pacientes de los principales hospitales de Madrid y Barcelona, que tardará no obstante meses en dar resultados.

En otro estudio, preparado por varios científicos de Los Ángeles (California, EE.UU.) y que forma parte de la edición de mayo próximo de American Journal of Roentgenology, los autores abordaron las lecciones de los brotes pasados del Síndrome Respiratorio Agudo Severo y el Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (respectivamente, SARS y MERS por sus siglas en inglés) y las compararon con el cuadro clínico que ven en pacientes con la versión actual del coronavirus.

Mientras que la anomalía en los pulmones se observó en el 83% de los pacientes durante el brote del MERS, en la nueva pandemia esta cifra ha ascendido al 85%. Aunque la mayoría se recuperó completamente del MERS, las imágenes de seguimiento de los supervivientes reveló indicios de fibrosis pulmonar en el 33% de ellos. Los autores prevén un porcentaje similar de la afección pulmonar en las personas que se recuperen del covid-19.

"A partir de lo que hemos visto de SARS, MERS y la gripe H1N1, estimamos que al menos algunos pacientes con covid-19 tendrán una enfermedad residual", comentó el coautor Ali Gholamrezanezhad, de la Universidad del Sur de California. Especificó que la infección puede dejar en pacientes una fibrosis o unas cicatrices y "su función y su anatomía pulmonares no van a volver a la normalidad".

Ambos equipos admiten sin embargo que parte de los cambios producidos a largo plazo en los pulmones es reversible.

La pandemia de coronavirus ha provocado al menos 211.185 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre, según un balance establecido sobre la base de fuentes oficiales, este martes.

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 3.030.240 casos de contagio en 193 países o territorios. Sin embargo, la cifra de casos diagnosticados positivos sólo refleja una parte de la totalidad de contagios debido a las políticas dispares de los diferentes países para diagnosticarlos, algunos sólo lo hacen con aquellas personas que necesitan una hospitalización.

Solo en EEUU el número de infectados confirmados superó hoy, 28 de abril, el millón y más de 56.000 personas han fallecido a causa del COVID-19. El número de pacientes recuperados del virus se ubica  en 139.422. 

*Con información de RT.com, 65ymas.com y Agencias



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7042 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter