El Banco Central de Maicao saca de circulación el billete de 100 mil en Maracaibo

El Banco Central de Maicao emitió una providencia administrativa dirigida a su subsede de las Las Pulgas, para sacar de circulación el billete de 100 mil bolívares del cono anterior, equivalente a 1 bolívar soberano, en los municipios Guajira, Mara y especialmente Maracaibo. Desde hace 2 semanas ya habían emitido la orden de no aceptar los billetes de 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares del cono anterior; inmediatamente el sector de transporte público, la economía informal y formal acataron la medida. Por si fuera poco, un vocero de la subsede Las Pulgas en Maracaibo, advirtió que el directorio del banco se encuentra reunido para decidir la salida de circulación de la moneda de un bolívar soberano, así como el billete de dos bolívares soberanos.

Este primer párrafo esta redactado a manera de chanza, pero presenta una realidad que martiriza a todos los Maracaiberos.

A pesar del gran esfuerzo del gobernador del Zulia compañero Omar Prieto y el Alcalde de Maracaibo, compañero Willy Casanova, no hemos podido controlar el latrocinio referido a la moneda nacional. Este asunto se ha convertido en un verdadero marco restrictivo para la gestión revolucionaria. Es imposible asignar un policía y un inspector a cada unidad de transporte público, a cada bodega y a cada buhonero; es decir, el pueblo también debe poder de su parte. Diariamente vemos todos los bancos totalmente colapsados con personas en cola para poder retirar un poco de efectivo. Esta salida de efectivo es sumamente nociva para la economía, ya que sin tener cifras, estoy cien por ciento seguro que no retorna a los bancos ni el 5% del efectivo que sale. No nos podemos engañar; y no podemos idealizar a los adultos mayores, muchos de ellos venden el efectivo a las mafias.

El gobernador Omar Prieto, hace algunos días denunció una grave conspiración regional que desde el punto de vista mediático ha pasado por debajo de la mesa. De igual forma no se ha abordado esa información en el seno de la militancia del PSUV y el Polo Patriótico. Tampoco hemos visto la repercusión nacional de las graves denuncias realizadas por el gobernador Prieto; parece que todavía no se entiende, que la invasión de Venezuela comenzó por el Zulia. Esa conspiración regional, implica que existen muchos infiltrados dentro de los entes gubernamentales, militares y de seguridad; saboteando la gestión revolucionaria de Omar Prieto, especialmente en Corpoelec, Higrolago y el Metro de Maracaibo; y además, estos infiltrados están metidos en todo tipo de negocios relacionados con el bachaquerismo de todo tipo de mercancías y material estratégico. Este saboteo interno es evidente, ya que cada vez que el gobernador realiza un anuncio positivo, relacionado al avance del plan de recuperación del sistema eléctrico; sospechosamente ocurre un ataque efectivo y eficaz en contra del sistema eléctrico. De igual forma, cuando se realizan inspecciones a los principales mercados locales, es muy poco lo que se consigue, ya que estos infiltrados hacen la advertencia a las mafias de bachaqueros que dominan todos los mercados populares. Asimismo, los alcaldes del Zulia (incluyendo los nuestros), han dejado solo al gobernador Omar Prieto y no están asumiendo plenamente sus responsabilidades, sobre todo en la lucha contra el bachaqueo, el deterioro de los servicios públicos, el robo de material estratégico, el saboteo eléctrico y la guerra económica. Debo recordar que el gobernador del Zulia acaba de salir de un proceso de recuperación de su salud, luego de una intervención quirúrgica, que suponía unos 100 días de recuperación, sin embargo el aguerrido gobernador sólo tomó 20 días; en los cuales elementos de la conspiración regional difundieron toda clase de rumores sobre la salud del gobernador, inclusive hablaban de un cáncer; y lo mas grave, aprovecharon para posicionarse y reagruparse en sus propósitos de saboteo.

La situación es tan compleja, que no existe una forma clara de abordaje; por ninguna de las metodologías clásicas, ya que se concertan enemigos exógenos y endógenos, sobre todo algunos militares de alto rango; además de toda la dinámica miserable y criminal que permea la frontera con Colombia. Lo único que podría frenar una parte de este entorno delincuencial, es activar una especie de Plan Ávila de seguridad económica regional, ya que la fuerza pública regional, está siendo rebasada por la situación de infiltración.

El poder público nacional, no puede permitir que estos grupos locales de conspiradores, saboteen la gestión del gobernador Omar Prieto. Al sabotear al gobernador Prieto, se está saboteando también la gestión del presidente Maduro, ya que la gestión de este gobernador está alineada directamente con la política nacional que promueve el presidente Maduro. Es fundamental que el gobierno nacional preste toda la atención y cuidado necesario al gobierno bolivariano del Zulia, ya que no solo está en juego la gestión de un gobernador, sino que nos estamos jugando la patria misma, ya que el Zulia es la primera línea de defensa. Por otro lado, el gobernador zuliano, también debe aceptar, asimilar y comprender que con la estructura pública regional actual, de ninguna manera vamos a poder combatir la conspiración que él mismo denunció, ni mucho menos vamos a poder enfrentar a las mafias de todo tipo, que se han venido desarrollado como un cáncer metástico desde el 2009.

olgafynestorm@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 780 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a269543.htmlCd0NV CAC = Y co = US