Solo el pueblo salva al pueblo: ¿ignorancia o engaño?

Con la intención de proponer una mayor profundidad a este eslogan me fundamento en la historia y en la moral bolivariana de la manera siguiente:

Hay que evitar confusión y amenaza. Confusión porque la historia demuestra que las revueltas populares solo dejan a los pueblos revolcados en las esperanzas estafadas, véase comuna de Paris, pueblo zamorano, y si se quiere más recientemente, el pueblo que acompañó al presidente Chávez; y lo amenazante es que la historia certifica que sobre el sacrificio popular se entronan los farsantes. Bolívar (1819): "porque son los pueblos, más bien que los gobiernos, los que arrastran tras sí la tiranía"

En el mismo texto fundamental de Angostura nos dice el padre de la patria: "un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción", así mismo agrega: "un pueblo pervertido si alcanza su libertad, muy pronto vuelve a perderla; porque en vano se esforzaran en mostrarle que la felicidad consiste en la práctica de la virtud".

Vamos por partes. La ignorancia es la falta del conocimiento moral, y la historia así lo dictamina. Las caídas de los gobiernos suceden cuando la inmoralidad se adueña de estos. Ser pervertido es decir a lo malo bueno, por eso es fácil el engaño. De esto se vale la propaganda política y comercial. Veamos nuestro más reciente ejemplo. Nicolás Maduro gana por un estrecho margen a pesar de todas las misiones sociales fomentadas por Hugo Chávez. La AN se perdió. ¿Cómo ha de salvarse el pueblo?

El secreto está en la práctica de la virtud: la Justicia y la Verdad, como lo indica el padre de la patria. ¿Cómo se hace esto? También lo receta Bolívar: fortaleciendo el espíritu mediante la luz celestial de la perfección. El historiador Liévano Aguirre señala que las masas americanas no eran revolucionarias porque en ellas no se había cristalizado las fuerzas espirituales ni la capacidad económica…para instaurar un nuevo estado.

Fijemos la mirada en la coincidencia histórica: desarrollo espiritual, del cual deviene la moral y luces. El historiador citado se refiere a "masas". Hoy en día el pueblo venezolano no es algo amorfo, está organizado políticamente en el poder popular. Pero reflexionado sobre el ideario bolivariano: ¿estará el poder popular uncido al triple yugo de la ignorancia, de la tiranía, y del vicio? ¿Existe libertad de conciencia política para tomar las decisiones transcendentales que afecten el estado actual de las cosas?, o ¿está sujeto a algún ente autocrático? ¿Hay sectarismos como expresión usurpadora del espíritu del poder popular?

El poder popular tiene que abrir los ojos a la realidad política que vive el estado – nación. Así como el pueblo que acompañó al Libertador: armado de la Justicia para hacer irrumpir el estado democrático social de derecho y de justicia. ¿Cómo se hace esto? Invocando el clamor que existe en nuestra Constitución ante la nulidad de ella. Ambos extremos (gobierno y oposición) persistirán en sus tesis antagónicas, pero letales para el pueblo. Por eso debemos propagar este grito, y acompañarlo con la formación ética respectiva:

"Sólo el pueblo virtuoso se salva"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1199 veces.



Edwin Medina


Visite el perfil de Edwin Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edwin Medina

Edwin Medina

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /poderpopular/a239707.htmlCd0NV CAC = , co = US