Voluntad Popular quiere una mejor Venezuela

Este fin de semana pasado mientras iba de pasajero en un yutong, uno de esos autobuses vinotinto decente que el gobierno de Nicolás Maduro ha otorgado para el transporte público, al pasar frente al parque nacional la Guaricha que está en la avenida Raúl Leoni de la ciudad distinta, la Sultana del Guarapiche, Maturín, la capital del estado agropecuario y petrolero de Monagas, pude observar un aviso en toda la extensión de un muro que decía lo siguiente:

VENEZUELA Voluntad Popular. Querer una nueva Venezuela no es delito. Amnistía ya, Leopoldo López

Dice un refrán muy conocido que "Del dicho al hecho hay mucho trecho". ¿No sé a quién se le ocurrió semejante atrocidad publicitaria? ¿Qué genio político de Voluntad Popular pide que le pinten un aviso tan contradictorio entre lo que se dice, se escribe y se ha hecho?

Es tanto el daño que ha hecho esta gente del color naranja a la gente de nuestro país, que ya se me están pareciendo al agente naranja que utilizó los EE.UU. en la guerra de Vietnam porque siguen haciendo un daño incalculable a la nación entera. En la guerra de Vietnam que aún tiene repercusiones de toda índole después de varias décadas, el agente naranja desgració la vida de muchos ciudadanos vietnamitas, también de tierras productivas que por los químicos utilizados con estos agentes y todavía no se han podido recuperar, de generaciones que han nacido deformes. Incendiaron con este agente químico al país, lo contaminaron des-graciadamente, una nación que fue víctima del poder imperial como otras naciones.

Aquí en esta tierra de gracia, Venezuela, si, ¡la VENEZUELA de Voluntad Popular! esta gente color naranja la ha incendiado haciendo daño psicológico a niñ@s, personas de todas las edades. Debemos recordar por ejemplo, el edificio que incendiaron en Caracas de una guardería con bebés adentro, dañando sus vías respiratorias ¿ni qué decir del trauma psicológico que han vivido y, del sufrimiento de los padres por sus bebés y el de ellos también?

Querer una nueva Venezuela no es un delito Voluntad Popular. Querer una nueva Venezuela debe ser el acto más elevado de amor que un ciudadano del COLOR que sea, lleve en su alma como condición suprema en su existencia, pero incendiar a Venezuela con la voluntad que lo hacen ¡si lo es! Guarimbear por estas calles de la Patria de Bolívar y Chávez sin compasión ¡si es un delito! poner guayas y asesinar a un semejante solo porque no se está de acuerdo con el modelo que representa este proceso bolivariano y humanista, no es amar a Venezuela señor@s de Voluntad Popular. Pretender una ley de amnistía que viole el principio fundamental de existencia de otro y desacatar con actos terroristas para hacer valer algún derecho, hace que no tenga sentido pedir lo que nunca se ha dado

¿Quién no quiere una nueva Venezuela? ¡los que la incendian y la contaminan, los que la intoxican con la voluntad de molestar la paz popular, quienes se olvidan que para pedir, primero hay que dar el ejemplo de lo que se quiere, de lo que se desea, de lo que se ama sin hacer daño alguno a ninguno!

En este acto, en esta solicitud de Voluntad Popular en "Querer una nueva Venezuela", hay un acto de malicia intrínseca, por los hechos inaceptables, condenables bajo cualquier principio o concepto ético, cualquiera que haya sido la situación que en el país se haya presentado dentro de los términos democráticos, porque no hay razón alguna ¡ni ninguna! para los actos terroristas que han dirigido contra el pueblo en general

Por eso es que, de lo dicho en este aviso publicitario al hecho de querer una nueva Venezuela, hay mucho trecho

 

Nuestro legado… también es sagrado

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 938 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a235889.htmlCd0NV CAC = Y co = US