Candelitas

Sería bueno saber si a los pequeños comercios y empresas emergentes, les gustaría que los guarimberos asesinos volviesen a prender candelitas en todo el país. Sería muy bueno preguntar a los bachilleres que están por graduarse si sacrificarán sus pasantías en otra aventura de locura, drogas y muerte, como las del dos mil trece y dos mil catorce, con la fachada de protesta estudiantil. Sería excelente saber qué opina del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, el Papa Francisco I, del guarimbeo en el que andan, desde el Cardenal Urosa Sabino y el resto de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), pasando por curas franquistas del Opus Dei hasta llegar a las monjitas tragonas que alimentan y se atarugan de cachitos, pan de jamón, panettone y bollo, en ágape con los guarimberos de Altamira y Chacao, además del abierto celestinaje del alcalde, Ramón Muchacho, quien se cree impune y habitante de una republiqueta llamada Chacao.

Del resto de la burguesía parasitaria de Fedecámaras-Venamcham, no vale pronóstico o pregunta, porque es público y notorio que andan con mafiosos parásitos de universidades emblemáticas, montados en el compromiso de agudizar el Desabastecimiento Programado en enero del año dos mil quince y prender guarimbas, para crear el caos necesario que, según el video de "Los tres chiflados", desde Florida State, derive en un golpe de Estado que les entregue el poder a tan castas palomas.

Pues bien, se volvieron a equivocar con sus candelitas en Táchira, porque el Gobernador José Vielma Mora las está apagando con determinación, hecho que lo atornilla aún más en el gobierno regional, porque hasta los más recalcitrantes derechistas están tan mamados de tanta guarimba, contrabando, bachaqueo, especulación y caos, que ahora, cuando Vielma Mora les apaga la candelita, ellos gritan, con el "que galicado incluido": "Así, así, así es que se gobierna".

Podemos estar seguros de que en los estados gobernados por la revolución, ni el parasitarismo de Fedecámaras-Venamcham, ni las locas autoridades universitarias de AVERU y los chulos pseudointelectuales que hacen vida en estas casas de estudio, ni los asesinos contratistas, ni los motolitos de AD y COPEI, ni los consentidos del Opus Dei, criados en la Secta TFP de PJ y VP, ni los contratistas asesinos infiltrados por el gobierno de EEUU, podrán derrocar el gobierno bolivariano, socialista y chavista, que preside el obrero Nicolás Maduro, por una razón: el Pueblo es gobierno.

Por lo tanto, el Pueblo liquidará las humillantes colas a las que el sector improductivo y parasitario privado lo ha sometido. Cuidado, la candelita no se les revierta y obligue al Pueblo a profundizar la revolución, porque la ocasión se hace propicia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1043 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a200752.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO