A los traidores no se les descubre. Ellos se manifiestan

Ya todos sabemos cómo actúa la derecha hipócrita y motolita de AD, COPEI, MAS y sus filiales, atomizados, hechos poquita cosa y enfermos de odio, jugando dos posiciones: la de la legalidad y la golpista. Son lo más parecido al episcopado criollo: sabios en lo artero.

También, conocemos de la naturaleza fascista y criminal de Primero Justicia (PJ) y Voluntad popular (VP), en un pastiche de sodomitas, moralinos, adictos al perico, militantes fervientes del Opus Dei, con sus tentáculos extendidos en la secta secreta "Tradición, Familia y Propiedad", extendidos en Javú, Anonimous, Vente Venezuela, Manitosblancas y cuanto nombre se les ocurra, en medio de un trance y lecturas de enfermos del caos, además de uno que otro con cara de pobre y jediondo a sudor, para decir que también son del Pueblo.

Todos ellos, son arrastrados serviles del Departamento de Estado de EEUU y de su Embajada en Venezuela, quienes gobiernan a las autoridades y profesores de las universidades que controlan desde la AVERU, en donde están los verdaderos cuarteles y batallones de la insurrección fascista, en donde han cocinado guarimbas, crímenes y desmanes, con absoluta impunidad.

Ellos, siendo minoría, cuentan conque llenando de sangre nuestras calles, al costo que sea, saldrán, no solo del Presidente Nicolás Maduro, sino también, de los chavistas de verdad, de los dirigentes y no dirigentes, que manifiesten su sentimiento de afecto hacia la revolución bolivariana, socialista y chavista. Estos abyectos personajes aún están incompletos, porque cuentan con algo más.

Ese añadido no es otro que el "quinta columna", el pseudo chavista, el oportunista al que un amigo puso en un cargo con una supuesta "imprescindibilidad", ese que no pierde tiempo en medrar del Estado y en minar las bases de sus instituciones y de los partidos de la revolución, sobre todo, del fundado por el Comandante Chávez, es decir, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Ese falso revolucionario, hace puentes y concesiones con la derecha fascista y deja la puerta abierta para que entren los del "Caballo de Troya". Esos son los que en restaurantes y botiquines despellejan al Presidente Nicolás Maduro, promueven una supuesta rivalidad con Diosdado Cabello, le montan historias a ministros, diputados, alcaldes y cuanto servidor público asome indicios de querer hacer revolución.

Ese quinta Columna, no habla de socialismo, ni de "Comuna", excepto en actos públicos o cuando está junto al Presidente.

Ese traidor acusa de traidor a los otros, para distraer la atención. Ese Traidor, entre corrillos, pone en boca de pendejos anuncios de una derrota del Presidente Nicolás Maduro en un supuesto Referendum o destitución parlamentaria, sin mirar cuántos somos los del Pueblo, que es lo mismo que decir, que el Pueblo es Chávez y es Maduro.

Ahí están y se sienten la cuarta pata de la Mesa de la Ultraderecha (MUD), la otra mitad de la MID y, muy seguramente, allanan caminos de traición, llevándose el botín de sus robos hacia EEUU, con una inmunidad por la traición.

Ellos, son los más crueles y los más bastardos. A ellos nadie los descubre, porque ellos se descubren solos. Ellos se develan, porque jamás fueron revolucionarios, sino fervientes voraces hijos del capitalismo más corrupto.

Estos hipócritas son más puros y más genéticamente chavistas, que el mismo Comandante Chávez. Estos puritanos ven defectos en Nicolás Maduro y en Diosdado Cabello, como jamás antes lo habían percibido en nadie. Estos sepulcros blanqueados no soportan que la generación de oro, nuestros jóvenes, asuman puestos de vanguardia, en la gestión pública. Estos falsarios sienten regurgitar su ira cuando ven tanta cara con sabor a Pueblo en la FANB. Estos santurrones acaban de descubrir que el Estado aún no es socialista, pero han ignorado y entorpecido el proceso que los más humildes gestan, como una revolución que nos llevará al Estado socialista, bolivariano y chavista.

Si para algo nos sirve la historia, a la que soslayamos deliberadamente, sería para recordar, por ejemplo, que la traición de Pinochet y de los sociacristianos, no la decubrió nadie, sino cuando ellos se descubrieron, se mostraron cual eran en su verdadera naturaleza, asesinaron a Salvador Allende y a un Pueblo, que aún hoy, sigue castrado y bajo el imperio del terror, disfrazado de democracia socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1326 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a195923.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO