La vuelta a la patria de Hugo Chávez y el arrase de Correa en Ecuador, ganchos al hígado de los apátridas

Los últimos días del febrero heroico están generando acontecimientos que deben tener al imperio y sus cipayos muy preocupados. Paralela a la activación de los enemigos del proceso bolivariano en el continente, los pueblos de la patria grande reciben el mayor impulso, producto de esa sabia vuelta a sus raíces; fortaleza creciente de la revolución bolivariana en América y el mundo.

La consolidación de la Patria Grande, para la defensa del continente, mediante la lugarización frente a la globodominación que impulsa la potencia filibustera que pretende erigirse en dueña del universo a través de la colonización tecnocrática y con la fuerza de su poderío militar, se fortalece minuto a minuto. Y cuando decimos globodominación, es porque creemos que necesario es diferenciar entre lo que sería una globalización, para el intercambio de saberes y el crecimiento de la humanidad, a través de la “Aldea Global” y otra la imposición global de un régimen fascista liderado por el complejo militar, financiero y comunicacional, manipulado por el sionismo mundial, que pisotea y sojuzga al pueblo norteamericano y que pretende globalizarnos con ese patrón para lo cual cuenta con un sicario llamado OTAN, que hace el trabajo sucio y destructor, para que las mafias capitalistas se repartan el botín de los pueblos y territorios asaltados.

Frente a esa amenaza se yergue la hidalguía de los pueblos de Suramérica y el Caribe, como punta de lanza contra la pretendida dominación imperial. Las señales son claras y meridianas y sobre todo en las últimas horas, desde las 10 de la noche del día domingo 17 de febrero a la madrugada del lunes 18 de febrero de 2013, año de la consolidación y profundización del socialismo en esta parte del mundo. El primer golpe, para la reacción al servicio del imperio lo representa la aplastante victoria de Rafael Correa en Ecuador, que de paso su partido obtiene la mayoría absoluta en la asamblea nacional, lo que representa un poder incuestionable en manos de la Revolución Ciudadana, para impulsar todos los cambios necesarios para que el Ecuador avance con paso firme y decidido hacía la liberación definitiva y con ella al fortalecimiento del natalicio de la Patria Grande, cuya construcción se inicia con el Alba,(Alternativa Bolivariana para los pueblos de América) se fortalece con Unasur; (Unión de Naciones Suramericanas) y se concreta e inicia su proceso de crecimiento y de caminar con pies propios, con la CELAC (Conferencia de Estados Latino Americanos y del Caribe), valga recordar que hace apenas un mes en Santiago de Chile, se paró por primera vez, como bloque unitario, frente a la Unión Europea, para dialogar de tu a tu sin condiciones previas.

A ese triunfo de Correa en Ecuador, que dedicó a su amigo Hugo Chávez Frías de Venezuela y que pone a correr a la derecha apátrida ecuatoriana, se añade el regreso victorioso a la patria de Bolívar del líder indiscutible de la revolución bolivariana, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, que igualmente le enfría la calle a los golpistas apátridas y lacayos del imperio, que valiéndose de la situación de salud del presidente de la República Bolivariana de Venezuela que le obligó a estar ausente del país, activaron el libreto que les proporciona Wáshington, para editar de nuevo la nefasta traición a la patria del 12 y 12 de abril de 2002, mediante la activación de la guerra económica y la campaña de deslegitimación del Vice Presidente Ejecutivo de la República, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, Presidente de la Asamblea Nacional, quienes tenían sobre sus hombros el peso del gobierno hasta el regreso de Chávez.

La criminal guerra económica, aupada a través de la canalla mediática que intenta equiparar las medidas correctivas del sistema cambiario tomadas por el gobierno revolucionario, con los paquetazos vende patria de la IV República, donde el Estado perdía toda su potestad para tomar decisiones y se postraba en manos del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, quienes asumían la soberanía y la audeterminación de la patria. Quienes lo hacen están contestes que es una aberración, pero mediante la mentira pretenden engañar al pueblo en busca de crear las condiciones del abril de 2002, cuando mediante el veneno vertido por la canalla mediática lograron engañar al pueblo, con el fantasma de los comunistas que se comen asados a los muchachitos y que obligan a los ciudadanos a compartir hasta sus mujeres, con los camaradas.

Esa historia quedó atrás porque precisamente el pueblo venezolano con esa experiencia se hizo periodista, analista, internacionalista y hasta estratega militar y ya los traidores a la patria no podrán embaucarlo de nuevo para llevarlo a una trágica marcha con francotiradores colocados de manera estratégica, para asesinarlos y luego culpar al gobierno, como lo hicieron en aquella fatídica aventura. Valga decir que en ella estuvieron involucrados criminales que hoy gozan de fuero parlamentario en la Asamblea Nacional, otros hacen de líderes de la MUD y ejercen funciones de gobierno, desde la gobernación de Miranda y la Alcaldía Mayor de Caracas y, lo que es peor hay quienes gozan la divina pensión de militares en retiro, pero que continúan activos conspirando contra la patria, pero algún día serán alcanzados por el largo brazo de la justicia. La Ley contra el olvido, tiene que ser aprobado y puesta en vigor, para hacer justicia y reivindicar a las víctimas de la IV República, cuyos crímenes estás frescos, como la matanza del Liceo Miguel José Sanz de Maturín, Estado Monagas, cuyos autores viven en esa región y la gente los conoce, la matanza de Yumare, la de Caño La Coloorada, Cantaura y otras tantas, que deben ser investigadas y sus responsables llevados ante la justicia.

Rafael Correa en Ecuador va de frente con la Ley de responsabilidad en el ejercicio de la libertad de prensa, para partirle el espinazo a esa gusanera que son los medios privados en el continente y que alguien tiene que ponerle la cascabel al gato, como lo planteo la Fiscal General de la Nación Luisa Ortega Díaz, en la Asamblea Nacional, pero que provocó urticaria incluso en muchos parlamentarios “rojos rojitos”, que corrieron a persignarse y confesarse por haber oído tan diabólica propuesta. Y es que estos personeros son los que llevan la revolución en la boca para vivir de ella, más no en el corazón para morir por ella. Siempre están pendiente del centimetraje, en los impresos y de los espacios en el espectro audiovisual y por eso son panas de Globovisión, Televen, Venevisión y todo ese andamiaje, que día a día idiotiza al pueblo, con la espectacularización de la información y sus mal llamados dramáticos que no son otra cosa que una fuente de apología del delito y de manipulación del psique del colectivo. Ojalá alguna vez tengamos parlamentarios con la valentía y el patriotismo necesario para enfrentar estas mafias con una legislación fuerte y no blandengue como la que hasta ahora tenemos, que solo sirve de trampolín, parque la canalla mediática se burle del gobierno y del estado en sus propias narices.

Menos mal que el pueblo es sabio y cada vez se aferra más a sus raíces y con el arma del voto soberano coloca en manos de los gobiernos revolucionarios, poder para que construyan herramientas, que lo empoderen y le abonen el camino para el ejercicio del poder, a través del Estado Comunal, que marcha sin aflojar y como muestras tenemos: La vuelta a la patria de Hugo Chávez y el arrase de Corre en Ecuador, son ganchos al hígado de los traidores a la patria.


El autor es: Periodista

cd2620@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2360 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: