Sindéresis

El ausentismo acecha el domingo

Nunca un socialista verdadero alguno, tendría una postura que responda a los bajos intereses y deseos de desgracia en los ciudadanos o conglomerados sociales, cualquiera sea su posición política o ideológica. Pero la verdad es que la MUD y sus principales actores no han hecho mucho por contrarrestar el chasco electoral que casi por antonomasia, les viene este domingo próximo encima.

En este caso y a pesar que tal fracaso es indeseado por socialista alguno, ha sido fuertemente perseguido hasta el encuentro, por la frecuente equivocación de los más fulgurantes actores de la inefable MUD. Y sería tal circunstancia y para el colmo de las ocurrencias, el contexto que ofrecería en perspectiva, el triste canto de una ineluctable derrota abismal en octubre. Por que es que si entre los cuatro o cinco millones de opositores solo o menos el cincuenta por ciento concurren al voto, el traste electoral abrumará a quienes en ilusorio triunfo partirán hacia la carrera de octubre con una muleta de plomo en un costado. Una muleta de plomo que la MUD, se ha esmerado en construir.

La renuncia de algunos candidatos de arriba, para dar apoyo a otros sin consulta de la base opositora, rompió los hilos de entusiasmo electoral, porque dejó colgados de la brocha algunos candidatos a la opción de alcalde y gobernadores, generando como en Falcón Y Miranda y Caracas una desorientación tal que merma las posibilidades de asistencia al voto. La postura anticubana de Pablo Pérez, las incongruencias de Radonsky y los temperamentos inmaduros de Maricori, son apenas complementos que coadyuvan la confusión electoral entre unos electores, quienes en sus grandes mayorías, algún beneficio social pudieron haber obtenido desde la impresionante dinámica de inclusión que la revolución ha puesto en marcha.

Desde esta configuración es mas fácil aceptar esa realidad y llamar al voto cautivo que cederle espacios a ese aparente voto cautivo para que libre su cautiverio. O sea que es probable que gran parte de ese voto cautivo aparente, se libere y no concurra a las urnas el domingo. Y la debacle electoral sobrevendría si tan solo dos millones o menos de opositores, acuden al sufragio. Seria tal la debacle, que un verdadero socialista de buena fe, apostaría por la posibilidad de que los fugaces triunfadores del domingo, desistan a su medición en octubre y evalúen para su bien, la alternativa cierta de reconducir sus esfuerzos y calcular mejor sus estrategias, para una eventual participación en 2018.


n_lacruz@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1472 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: