Como ordenado por Dios, Hugo Chávez en mi se manifestó en milagro

Para que nadie se caiga a engaño, voy a expresarme lo más diáfano y explicito posible, sin que mis palabras se sientan como ofensa a las religiones, puesto que, como lo que tengo la intención de decir, va orientada en el sentido estricto de la espiritualidad emocional de mis sagradas y santísimas sanas creencias, luego entonces, espero que no se me ubique o coloque, en una posición religiosa de tendencia alguna…por lo general, no soy tan fiel disciplinado, en cuanto profesar la palabra de Dios y para ser muy sincero con los lectores y las lectoras, estimo no tener esa vocación, sin embargo, no he dejado, ni dejaré de reconocer que existe un ser supremo e infinito que rige la vida y el destino de todos los seres humanos en el universo…pero, a pesar de todo lo expresado, debo confesar y dar mis testimonios, ya que he podido comprobar, en carne propia de que Dios es real y que los milagros existen.

La Orden de Dios

El día miércoles 15 de abril de este milagroso año 2015, a las 2: 35 pm, mi familia y mi persona, fuimos favorecidos y bendecidos con la asignación de un vivienda digna, por parte del Ministerio del Poder Popular para Vivienda y Hábitat, mediante las diligencias realizadas por la Alcaldía de Caracas, y el gran y valioso apoyo, aporte y colaboración del camarada DIOSDADO CABELLO RONDON, uno de los artífice primordial de esta manifestación celestial. Lo cierto del caso, es que, Dios se hizo presente con su infinita magnificencia en la vida de mi familia y la mía propia…

Ególatra exposición de motivos

Ahora bien, cuando todo me hacía sospechar, que estaría en la ruta de tener que soportar una vez más las agresiones verbales; Yo diría que con lógica y justas razones, por parte del dueño y propietario de la casa (Inmueble) donde he habitado por diecinueve (19) años continuos e ininterrumpidos, una luz al final del túnel, me devolvieron las fuerzas y las ganas de seguir hacia adelante; claro está, estaba preparado para soportar los embates del propietario de la vivienda, como lo había estado haciendo por casi seis (6) años, es decir, he sobrevivido por más de cinco (5) años, a las zozobras y las decidías, que por culpa de algunos cizañeros, cizañeras, instigadores e instigadoras, el propietario del inmueble se veía en la necesidad de realizar, sin embargo debo confesar, que a pesar de las agresiones y las intimidaciones, el señor jamás se arriesgó de llegar a la agresión física, pero en cuanto a lo moral, pretendió de hacerme ver como una persona ruin, en el sentido de que rumoreaba por todas parte, que mis pretensiones, sería la de quedarme con su casa, cosa que jamás estuvo en mi pensamiento, porque, estimo, pienso y digo, que al que Dios se la dio, San Pedro se lo bendiga, y no soy amigo, ni fanático a lo ajeno; pero como dicen por ahí, lo que aquí se hace, en esta vida y no en mas allá, de la misma manera se paga y; ¡OJO! muchísimo cuidado, no estoy deseándole mal a nadie, porque más bien debo estar altamente agradecido a este señor, por la paciencia que nos tuvo, pero quien cría cuervo, está obligado a no descuidar los ojos.

El milagro de Hugo Chávez

Continuando con mis testimonios. Luego de haber recibido las llaves de mi Paraíso Celestial (apartamento), me dirigí al lugar que me indicaron en el cual estaba ubicado mi paraíso terrenal (apartamento), y todavía incrédulo, no lograba salir del impacto causado por tan maravillosa manifestación divina, lo que si pude experimentar un fuerte pálpito dentro del pecho, que juro, pensé que fallecería en el trayecto, pero, como no le iba a dar esa satisfacción al "Ángel maligno", puse en práctica los conocimientos del control de la respiración; y así fue que pude desacelerar las palpitaciones emocionales. Una vez llego al lugar indicado, y a pesar de un pequeño contratiempo; emprendí el ascenso hacia mi Paraíso Terrenal, ubicado en el piso 6, de la letra "N" de un maravilloso y espectacular conjunto residencial de fachada color ROJO ROJITO, a plena mitad del corazón de la avenida Bolívar. http://www.aporrea.org/actualidad/a199820.html; Como cobarde sucumbí Por: Jesús Chua Espinoza | Lunes, 15/12/2014. Exactamente desde donde un buen día como cobarde me alejé para no tener que llorar, por la presencia de mi Eterno Amado Gigante HUGO RAFAEAL CHÁVEZ FRÍAS.

Una vez de haber llegado al piso 6 de esa torre "N", y emprender el recorrido para llegar a los predios de mi Paraíso Celestial, sin exageración alguno, puedo confesarles sin ningún tipo de duda, ni vacilación que cuando hice la entrada al apartamento para recorrerlo todo, el recorrido lo realizó conmigo y sin separarse de mí, el comandante en jefe HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS, ciertamente no vi su imagen, pero sentí su presencia y percibí en el ambiente el aroma de su esencia espiritual, que fueron los santos oleos con los que fue ungido por Dios al momento de emprender su larga AUSENCIA FÍSICA, es decir, un milagro de CHÁVEZ se ha manifestado en mi, con la asignación de este bellísimo apartamento.

Conclusión…

Gracias a todas y cada una de las personas que cooperaron para que se hiciera realidad este milagro; en especial al camarada Diosdado Cabello Rondón. LEALTAD infinita

CHÁVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de todos los pueblos pobres del mundo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3267 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: