La reputación de un individuo no se construye con amenazas

"La reputación de un individuo no se construye con amenazas". No quiero decir que este título, de una nota de prensa, www.cnpven.org/articulos/cnp-ante-prohibicion-de-salida-del-pais-a-directivos-de-medios, es flojo y chimbo, sin embargo más allá del titular, es la nota de prensa la que me llama la atención. No voy a defender al "presunto" acusador: Diosdado Cabello y mucho menos a los "imputados": Miguel Henrique Otero y su combo, integrado por 22 personas que conformas la directiva de tres medios de difusión social, La Patilla, Tal Cual y El Nacional; el referido material periodístico, pareciera que fue redactado como para salvar la responsabilidad que le toca afrontar a mi bien amado: Colegio Nacional de Periodistas, CNP, sopena para el escritor de este artículo de opinión, a quien volverán a tildar de antigremialista, pero no puedo, ni veo a mi gremio como un partido político o catapulta de quienes aspiran cargo de elección popular o como un escudo y mazo para cazar peleas político-partidista en nombre de la libertad de expresión, de allí mi molestia. Volviendo al tema de la nota periodística la cual refleja: "Vale recordar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos reivindicó en el año 2004, la doctrina del reporte fiel, según la cual no incurre en delito el que reproduce la información de terceros"; este párrafo tiene una arista comunicacional simpatiquísima, porque con ella se fundamenta la ley de rumor, es decir, repetimos como un loro lo que otro ya dijo, sin que el "agente repetidor" se preocupe por certificar si es cierto o falso lo que repite, muy a pesar de la responsabilidad social del "periodista" que escribe la nota, así como de los voceros o vocerías, que en este caso también son "periodistas".

Tengo 16 años, los mismos años que lleva la revolución bolivariana -con sus aciertos y desaciertos- oyendo que "la libertad de expresión en Venezuela está amenazada", sin embargo al presidente Maduro lo tildan de "Masburro", le mienta la madre y su familia es objeto de burla; tengo de igual manera tres años oyendo que: "el periódico fulano de tal se quedará sin papel o tienen papel para dos semanas de trabajo", pero aun así siguen circulando y los que han salido del mercado, es por escasa publicidad y poca venta. Los días de acusar al Gobierno de mi comandante eterno: Hugo Chávez, de haberle retirado la concesión a RCTV, pasaron, debido al poco efecto que esa decisión generó en el poder popular y lejos de crear una conciencia de clase y una cultura de respeto por el televidente, radioescucha o lector, hoy llamados usuarios y usuarias, en muchos pero muchos dueños de medios, así como en miles de "profesionales de la comunicación social", lo que se ha gestado en sus corazones ha sido un odio visceral, irracional y apátrida contra todo que huela o represente el chavismo, el bolivarianismo y la revolución venezolana.

Esas actitudes racistas, clasista pareciera que no hacen entrar en razón a ciertos directivos de mi florido CNP, sé que me llamarán arrastrao, lamebotas o enchufao, pero mis profesores de la ilustre Universidad de Zulia: LUZ, entre ellos: Blas Perozo Naveda, Miriam Miquilena, Margarita Arribas, Jesús Urbina Serjant, Carlos Paredes, Sergio Antillano, Carmen Simona Matute, me enseñaron que jamás, nunca me autocensurara, al tiempo que me educaron para tener criterio propio periodísticamente hablando y lo mejor de todos me enseñaron a que uno no debía hacerse eco de rumores, porque el periodista debe certificar y autenticar la información que recibe, ya que no eres ni secretaria para transcribir todo lo que te dicen, ni una máquina que envía automáticamente la información. ¡Ah!, sobre la prohibición de salida del país de las 22 personas, tranquilos que los bachaqueros, los que viven del contrabando de extracción, así como los privados de libertad, los enfermos que están hospitalizados, los adultos mayores del geriátrico, los indigentes, los niños de la calle y los padres o representantes de los bebecitos que están enfermos, elevaron una comunicación al TSJ, para que la medida sea revocada, no ven que la prohibición de poder viajar le causará urticaria a esos pobres angelitos y eso si un problema mayor.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1220 veces.



Cruz Mario Silva

Representante de Periodista por la Verdad, miembro del Frente de Comunicadores Socialista y de la Plataforma de Periodista Socialistas en el estado Portuguesa. CNP 8739 CRGV 1753.

 periodistacruz@yahoo.es      @periodistacruz

Visite el perfil de Cruz Mario Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Mario Silva

Cruz Mario Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a207972.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO