Sectores políticos chilenos rechazan intento de Pinochet de justificar represión en carta póstuma

Diversos sectores políticos chilenos rechazaron hoy la carta en la que el fallecido ex dictador Augusto Pinochet trató de justificar el golpe militar de 1973 y las violaciones de los derechos humanos cometidas bajo su régimen.

A la hora de juzgar la carta divulgada este domingo, dirigentes de la gobernante Concertación y de la oposición de derecha manifestaron opiniones similares, con matices, en lo que se refiere al legado en materia de derechos humanos de la dictadura, que dejó más de 3.000 víctimas.

El presidente del derechista Partido Renovación Nacional, Carlos Larraín, dijo hoy a los periodistas que la violenta represión desatada durante la dictadura responde a que Pinochet era "un hombre tosco" y "un militar preparado para la guerra".

Larraín dijo, asimismo, que no era necesario el uso de la violencia para hacer frente a los opositores a la dictadura (1973-1990), más aún después del golpe militar.

"No creo que hiciera falta hacer frente a alguna forma de oposición con tanta brutalidad y dureza", recalcó.

En la víspera, el senador y presidente de la ultraderechista Unión Demócrata Independiente (UDI), Hernán Larraín, dijo que en todos los conflictos bélicos pueden ocurrir abusos y excesos, pero lamentó que en su misiva Pinochet nada diga de lo ocurrido desde 1974 en adelante respecto "a los atentados a los derechos humanos, las torturas y desapariciones, sin que existieran las condiciones de 1973".

En tanto, el dirigente y senador del Partido Socialista, Ricardo Núñez, dijo hoy que "resulta inédito que el dictador esquive su responsabilidad calificando las desapariciones y muertes como extralimitaciones militares".

Para el senador de la Democracia Cristiana Jorge Pizarro, la carta de Pinochet es irrelevante para los chilenos, ya que "no hay nada que valorar y condenar respecto de lo que plantea".

El socialdemócrata Sergio Bitar, en tanto, dijo que el texto "es un maquillaje histórico" y un intento de blanquear la figura del ex dictador, bajo cuyo régimen más de 30.000 personas fueron torturadas y 200.000 se exiliaron.

La carta de Pinochet fue dada a conocer dos semanas después de su muerte y en ella el militar descarta que las violaciones de los derechos humanos fueran una política institucional.

También reconoce que su destino fue "un tipo de destierro y soledad que jamás hubiera pensado y menos deseado".




Esta nota ha sido leída aproximadamente 11657 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas