(VIDEO) Noruega: 23 ancianos fallecieron tras aplicárseles la vacuna de Pfizer

17.01.21 - El Instituto de Salud Pública de Noruega advirtió que las vacunas contra el coronavirus pueden ser riesgosas para los mayores de 80 años y pacientes con enfermedades terminales. La advertencia tuvo lugar tras confirmarse que 23 personas fallecieron luego de aplicarse la vacuna de Pfizer –BioNtech. Todos los decesos se produjeron en hogares para ancianos y todos eran mayores de 80 años.

"Puede ser una coincidencia, pero no estamos seguros", declaró el director médico de la Agencia Noruega de Medicamentos (NOMA), Steinar Madsen, citado por el portal ruso Actualidad RT.

Hasta los momentos, la NOMA ha investigado 13 de las muertes, y se concluyó que las reacciones adversas comunes a las vacunas que se basan en una nueva tecnología ARN mensajero (ARNm), como la de Pfizer, pueden haber contribuido a desenlaces fatales en algunos de los pacientes frágiles. Estas reacciones adversas incluyen fiebre, náuseas y diarrea.

Por su parte, el director médico de ese mismo organismo, Steinar Madsen, aseguró: "No estamos alarmados por esto. Está bastante claro que estas vacunas tienen muy poco riesgo, con una pequeña excepción en el caso de los pacientes más débiles”.

De acuerdo al informe presentado por la agencia de Noruega, “los grandes estudios de la vacunan de Pfizer- BioNTec no incluyeron a pacientes con enfermedades inestables o agudas e incluyeron pocos pacientes mayores a 85 años”. Y aclararon: “En Noruega ahora estamos vacunando a personas mayores y a ancianos con enfermedades subyacentes graves, por lo que se espera que ocurran muertes cercanas al momento de la vacunación”.

"Existe la posibilidad de que estas reacciones adversas comunes, que no son peligrosas para los pacientes más jóvenes y no son inusuales con las vacunas, puedan agravar la enfermedad subyacente en los ancianos", explicó Madsen, citado por el portal.

Ante esta situación, se insta a los médicos a que continúen con la vacunación, pero que "realicen una evaluación adicional de las personas muy enfermas cuya condición subyacente podría verse agravada por ello", lo que incluye discutir los riesgos y beneficios de la vacunación con los pacientes y sus familias.

Más de 30.000 personas recibieron la primera dosis de la vacunas de Pfizer o Moderna en el país escandinavo, que inició el operativo de vacunación en diciembre. Hasta ahora, 29 personas sufrieron efectos secundarios, 23 de ellos fatales. De esas muertes, se evaluaron 13 y se llegó a la conclusión de que los efectos secundarios asociados con la vacuna pueden haber contribuido a reacciones graves entre los pacientes débiles y los ancianos.

Desde Pfizer y BioNTech aseguraron que ya están trabajando con el regulador noruego para investigar las muertes. “La agencia encontró que la cantidad de incidentes hasta ahora no es alarmante y está en línea con las expectativas", dijo Pfizer en un comunicado.

La semana pasada, en Estados Unidos las autoridades informaron 21 casos de reacciones alérgicas graves después de la administración de aproximadamente 1,9 millones de dosis iniciales de la vacuna desarrollada por Pfizer-BioNTech SE. Esa es una incidencia de 11,1 casos por millón de dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

En tanto, en Israel, unas 13 personas tuvieron una parálisis facial leve como efecto secundario después de recibir la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19, informó el Ministerio de Salud israelí, y estimó que el número de casos podría ser mayor.



Con información de AVN / Página 12



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5448 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas