Dos candidatos presidenciales aplaudieron

Ministro de economía de Chile recibe sonriente de regalo una muñeca inflable (marcadita y todo)

Caracas, diciembre 14 - En la noche del martes, el sistema político chileno mostró otro signo de su brutal decadencia. En un acto público, la Asociación de Exportadores de Manufacturas y Servicios (Asexma) le dio de regalo al Ministro de Economía de Chile, Luis Felipe Céspedes, una muñeca inflable desnuda con el denigrante cartelito en la boca que decía: "para estimular la economía". Ante tal acto de agresión sexista contra la mujer, el ministro lanzó una sonrisa a caracajadas.

En las imágenes no se notaba mayor diferencia si se trataba de un acto oficial o de un conjunto de viejos verdes en un club de stripper. No estuvo sólo el ministro Céspedes en la travesura que implica un acto de agresión de género contra la mujer, allí estuvo también el senador Alejandro Guillier, sonriendo también complacido. No es pequeño detalle, se trata de uno de los presidenciables en Chile. Otro signo de decadencia política.

El vergonzoso acontecimiento mostró también al ex-secretario general de la OEA y también aspirante a la presidencia de Chile, José Miguel Insulza sonriendo complacido como si se tratase de una noche de farra en algún local nocturno. Guillier lamentó el hecho posteriormente, pero con la acotación “tampoco hay que llevarlo más allá de la connotación que tiene”, una reconfirmación machista de lo poco que les preocupa la dignidad de la mujer.

“Mi postura contra el machismo y la violencia de género es antigua y conocida. Lamento y rechazo lo ocurrido ayer en la junta de Asexma”, dijo Insulza en su cuenta de twitter, pero ¡quién era el personaje que posaba sonriente y complacido con el “obsequio”? Se trataba de él mismo.

Empresario: en este país resaltamos lo negativo

Luego de generar repulsión y rechazo, el autor del regalo Roberto Fantuzzi también trató de lavar su imagen, pero sacando a flote su intrínseco carácter machista: “este es el pecado de este país, que resaltamos solo lo negativo”, además justificó todo con los negocios: “el tema más serio de nuestro país es que estamos divididos, estamos en crisis, tenemos que enfrentarlo en conjunto y ese fue el mensaje central nuestro”. ¿Una muñeca inflable es lo que necesita Chile para estar unido?, sólo queda pensar que para expresar algo así hay que estar muy enfermo.

La sociedad chilena fue sumida en proceso de absoluta mercantilización, no es muy diferente el machismo allí existente al de cualquier otro país del mundo, lo cierto es que hay una élite política y empresarial que se muestra orgulloso de tal cosa. Sus sonrisas los delatan. La mujer es también un negocio para ellos.

Se trata paradójicamente de una nación que tiene una fémina como mandataria, quien además es la máxima responsable de ONU-Mujer. Seguramente es cierto que la presidenta Bachelet se siente avergonzada, no obstante allí estaban sus funcionarios y el entorno de la cúpula de su coalición, la Nueva Mayoría. Dijo que lo ocurrido era “algo que no se podía tolerar”, no obstante ni una palabra acerca de de solicitar o no la renuncia a su flamante y machista ministro de Economía.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9743 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas