Ecuador empujado hacia el FMI

Ecuador, digno, pequeño, rebelde y revolucionario, pero dolarizado, necesita de dólares y es cada vez empujado hacia los organismos crediticios FMI-BM, no solo para frenar el Sucre, propuesta para la región por los países miembros del ALBA. Lo que se busca es provocar un colapso económico para desestabilizar el gobierno del presidente Correa. Solicitando crédito al FMI se afecta la ideología del gobierno de la revolución ciudadana planteada desde la nueva constitución de Montecristi

China, negó al Ecuador el crédito por 1700 millones de dólares para la hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair, préstamo oneroso al 7.2% de interés. Una ves entregados 1000 millones de dólares pagaderos con petróleo.

Rusia, viaje presidencial y de funcionarios en los últimos 5 meses, acuerdos van y vienen sin resultados concretos.

Irán, con ellos la cosa va más en serio, por eso la preocupación del Departamento de Estado estadounidense. Acuerdos en agricultura, tecnología e industria automovilística.

El vicepresidente Lenin Moreno recorre el mundo promocionando el proyecto Yasuni ITT, visito Emiratos Árabes Unidos, Turquía e Irán. A todos les entusiasma la idea de dejar el petróleo bajo tierra. Llamativa propuesta ecológica que requiere 3500 millones de dólares como compensación para que Ecuador deje el crudo en el yacimiento avaluado en mas de 8000 millones de dólares. De la expectativa y felicitaciones no se pasa, la hora de cobrar el efectivo no llega.

Venezuela, gran aliado energético e ideológico, PDVSA esta en Ecuador y mas de 30 acuerdos en marcha, el presidente Chávez visitara Ecuador el 26 para evaluar los compromisos. Además, el país bolivariano atraviesa problemas de liquidez

Chile, el terremoto lo descarta por completo para préstamos.

Colombia y Perú, las paupérrimas relaciones diplomáticas con Ecuador lo alejan, más aun cuando estos países firmaron preliminarmente TLC con Europa.

Francia y Alemania, dos viejos aliados de Ecuador exigen avance de obra para préstamos pequeños. A Ecuador se lo ve como un riesgo de no pago, prácticamente aprueban fondos pequeños no reembolsables.

Esta es la situación de los gobiernos amigos de los ecuatorianos, no sorprendería que chinos y rusos, nuevos aliados de EEUU, utilicen una estrategia conjunta para desestabilizar a Ecuador económicamente, y ante la apremiante necesidad se vea obligado a regresar al FMI.

El gobierno de Correa por las inversiones sociales en los últimos tres años a incrementado los gastos fiscales de manera significativa, el presupuesto del 2010 asciende a 21000 millones de dólares, Ecuador tiene un PIB de 51000 en el 2009, y requiere de financiamiento externo para tapar el hueco de 4100 millones de dólares. Esta cantidad no deja de ser significativa considerando que Ecuador es visto como un país con escaso margen de maniobra.

En su ultimo crédito de 350 millones de dólares el BID enfoca al Ecuador como débil institucionalmente y con mucha insuficiencia en el seguimiento de las obras, acusación dada por Alemania y Francia. Con el FLAR (fondo latinoamericano de reservas) obligo en el 2009 tras un préstamo de 480 millones dejar en la entidad un deposito de 250 millones de dólares, la CAF presto 200 millones, estos créditos en su mayor parte son dados para infraestructura vial, saneamiento, obras publicas.

Se podría decir que los 550 millones de dólares entregados por la CAF y el BID, es lo único concreto para reducir el déficit fiscal de 4100 a 3550 millones de dólares. En otras palabras, la mayoría de créditos no se concreta por el nivel de riesgo de inversión que es alto, el temor que los inversionistas sienten cuando hablan de Ecuador, tal como lo menciona la calificadora de riesgos internacional Estándar & Poorsy Frech o el de la GAFI, o el de las organizaciones de inteligencia estadounidenses que ubican al Ecuador en la lista negra de lavado y narcotráfico-terrorismo, estrategia conjunta orquestada desde los EEUU, causan impactos en las inversiones por el deterioro de la imagen del país.

El no pago de la deuda externa es una decisión valiente para países como Venezuela con cierta autonomía económica, no es el caso de una nación dependiente y pobre económicamente que, por la dolarización no tiene alternativas financieras y su banco central carece de institucionalidad solo enseña las urgentes necesidades del gobierno por dinero para el presupuesto y el gasto publico. Mientras no se reemplace la ley de régimen monetario abra la necesidad constitucional de presentar 4 balances que reflejen el manejo de las reservas del país. Cuando el FLAR presto 480 millones de dólares el año pasado se congelo 250 millones de la reserva, se dispuso de 860 millones para pagos de sueldos y decimos de la banca publica, la AGD (agencia de garantitas de depósitos) cuyos bonos respaldaban los depósitos de los bancos en saneamiento, pero, ante el feriado bancario, esos bonos ya no valen nada, la AGD ya no existe ni los bancos ni el dinero.

La otra alternativa es el IESS (instituto ecuatoriano de seguridad social) hoy convertido en banco con un gran balance que le permite al gobierno no depositar los subsidios por un tiempo y cuyos presupuestos son reflejados en proyecto petroleros y sociales o la compra de bonos del Estado, sin embargo, la historia del país demuestra que es un riesgo colocar los recursos en un solo emisor. La inestabilidad de la que hace gala el país nos enseña que se puede caer en mora afectando la plata de los afiliados.

Las condiciones difíciles del mercado tras las negociaciones del bono global 12 y 30 que, en algo redujo la deuda, en la práctica cerraron las deudas para el gasto público por no tener una política económica. Dependen de los dólares, y estos billetes están disponibles en los organismos crediticios estadounidenses. El economista y compañero Correa tiene la ultima palabra…

rcpuma061@yahoo.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3525 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: